Qué ver en Grecia

Golfo de Corinto

Atracciones turísticas en Golfo de Corinto

Todos los barcos que conectan Atenas con diversos destinos pasan por el Golfo de Corinto, situado en la costa norte de la península del Peloponeso. Se trata de un lugar transitado y en él se halla Patras, que ocupa el tercer lugar, en tamaño, de las ciudades griegas. Pero ¿qué ver en el Golfo de Corinto? ¿Merece la pena desviarse del circuito turístico tradicional para conocerlo? Te mostramos tres lugares encantadores que te convencerán de darle una oportunidad.

Qué ver en el Golfo de Corinto 1: Aigio o Egio

Aigio, también denominada Egio, es una bella ciudad de pequeño tamaño que se encuentra en Acaya. Su forma es de anfiteatro, gracias a los dos ríos que la rodean. Si tu idea inicial es hacer excursiones a Nauplia, Micenas, Olimpia o Delfos, Egio es el lugar ideal para establecer tu base de operaciones.

De hecho, Homero cita la ciudad como perteneciente a la Liga Aquea y al territorio dominado por Agamenón. Lo que seguramente implica que algunos de sus habitantes participaron el la conocida Guerra de Troya.

¿Te suenan las pasas de Corinto? Hoy en día se consideran las mejores del mundo y se fabrican aquí. De hecho. Egio es conocida por las pasas y por su industria armamentística. Una pequeña ciudad de contrastes. Sobre

todo, si tenemos en cuenta que los vinos de la zona tienen denominación de origen… Una combinación que quizá resulte peligrosa.

Qué ver en el golfo de Corinto si te detienes en Aigio

Te encantará pasear por sus calles y disfrutar de la vista de sus edificios neoclásicos, que le prestan un aire definitivamente señorial a juego con su prosperidad económica. Detente en la Plaza Alta Lunya y contempla su torre veneciana.

El ayuntamiento, también de estilo neoclásico, es otro de los puntos de interés de Aigioy se considera uno de los consistorios más impresionantes de Grecia.

La siguiente parada en esta pequeña pero rica ciudad debe ser el Santo Monasterio de los Arcángeles y Ermita d San Leoncio. Se trata de un conjunto religioso de gran importancia que se levanta en un entorno natural de belleza incomparable, a la orilla del río Selinunte.

Delfos el lugar que ver en el Golfo de Corinto

Hoy en día, Delfos es un pequeño pueblo dedicado al turismo. Está en el lado sur del Monte Parnaso, hogar de Apolo y de las musas según la mitología griega, y ofrece unas vistas inolvidables del mar y del valle. Hasta el último hotel de Delfos cuenta con miradores por este motivo. Este es el motivo principal por el que los viajeros llegan hasta Delfos.

El oráculo de Delfos

En la antigüedad, sin embargo, los motivos eran de carácter más práctico. En Delfos vivía Pitia, la sacerdotisa más conocida de su época. Y muchos peregrinos acudían a su oráculo a solicitarle consejo. Pero Pitia no era la única adivina. El Oráculo d Delfos estaba formado por mujeres de edad avanzada que, se creía, habían heredado su capacidad para ver el futuro directamente de Apolo.

Estas sacerdotisas usaban diversas drogas para alcanzar el estado de trance necesario y tenían un grupo de ayudantes masculinos, sacerdotes, que interpretaban sus palabras.

Delfos es el centro religioso más importante de la cultura helénica.

Qué ver en Delfos

Las vistas al valle y al mar deberían ser motivo suficiente para visitar este pueblecito. Sus tiendas esconden tesoros fascinantes, y siempre es posible detenerse en uno de sus muchos bares a tomarse un respiro y una copa de vino griego.

Pero Delfos posee una zona arqueológica en la que destaca el lugar en el que se levantaba la antigua población del mismo nombre. Allí se pueden visitar el Templo de Apolo, el Teatro, el estadio y el Museo Arqueológico de Delfos. En este último se encuentra el Auriga de Delfos, una escultura de bronce de gran valor relacionada con los juegos Píticos.

 

Qué ver en Corinto ciudad

Cuando hablamos de qué ver en el Golfo de Corinto no podemos olvidarnos de Corinto y su canal. Por supuesto, también merece la pena emplear algunas horas en recorrer la zona más antigua de la ciudad.

El canal de Corinto

Este canal conecta el mar Jónico con el Egeo, lo que permite cambiar un trayecto de 400 km por tan solo 6. 10.000 barcos se benefician de su construcción y lo atraviesan cada año.

El emperador romano, Nerón, fue el primero en considerar la idea de construir un canal en Corinto, pero las obras no se empezaron hasta finales del siglo XIX. Achaquémoslo a un pequeño retraso en el contratista. Eso sí, con o sin demoras, el Canal de Corinto fue una de las mayores obras de la historia. Aunque, sus 23 metros de ancho se han quedado un poco escasos dada la envergadura de las embarcaciones que transitan por el Mediterráneo hoy en día.

La antigua Corinto

El yacimiento arqueológico de la ciudad es otro de los grandes puntos de interés que ver en el Golfo de Corinto. Del año 550 a.C. data el templo de Apolo que se encuentra aquí

Acrocorinto

Se llama Acrocorinto a la Acrópolis de Corinto, que se mantuvo en uso hasta la Edad media sin perder su carácter defensivo ni religioso. La historia de la ciudad se puede estudiar mirando la ampliación de sus murallas.

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

Suscríbete a nuestra newsletter