Qué ver en Grecia

Siros

Atracciones turísticas en Siros

Siros es una de esas pequeñas islas del archipiélago de las Cícladas que pasa desapercibida ante la popularidad de otras como Mykonos o Santorini. Pero solo hace falta echar un vistazo a esta pequeña guía sobre qué ver en Siros para darse cuenta de que una parada en sus costas es más que recomendable.

Qué ver en Siros: su capital, Ermoupolis, la Duquesa del Egeo

Ermoupolis no solo es la capital de la isla, sino la ciudad más grande del archipiélago, y también la primera parada en nuestro tour de localizaciones imprescindibles que ver en Siros.

Te cautivará su mezcla de arquitectura veneciana y neoclásica, que le ha valido el apodo de Duquesa del Egeo o Pequeña Milán. Pasea por sus calles y déjate sorprender por el mármol con que están pavimentadas, por sus antiguas casonas, estatuas, monumentos e iglesias.

La plaza Miaouli

Detente un momento en la plaza Miaouli, una de las más bellas de Grecia. Te llamará la atención la gran palmera, única fuente de sombra que mantiene a las terrazas de bares y restaurantes a salvo del sol. No te pierdas la fachada neoclásica del Ayuntamiento, influenciada por el estilo alemán e italiano.

Muy cerca encontrarás el Centro Cultural de Ermoupolis, donde se celebran eventos culturales, exposiciones y conciertos. Destaca por sus altos techos y sus paneles de mármol, donde se ven imágenes de Apolo y las nueve musas.

La plaza Vardaki

Aquí encontrarás el teatro de Apolo, obra del arquitecto galo Chabeau. Cuando veas el edificio te resultará familiar, ya que está diseñado como una copia del Teatro de la Scala, en Milán.

Templos ortodoxos y cristianos

Pasear por las calles de Ermoupolis es garantía de encontrarse con gran cantidad de iglesias y pequeños templos tanto cristianos como ortodoxos. Destaca la de Agios Deminitrios, que contiene varios iconos de gran valor.

Qué ver en Siros: pueblos y aldeas

Ano Syros, de sabor veneciano

Toda la ciudad de Ano Syros está construida en forma de anfiteatro, con unas casas sobre otras, con la intención de formar una arquitectura de tipo defensivo. Esto no le resta ni un ápice de belleza a una localidad con unas increíbles vistas al mar que hoy en día se ha convertido en el barrio católico de Ermoupolis.

Aquí encontrarás una curiosa mezcla de arquitectura típica de las islas y edificios medievales. No te pierdas la Catedral de San Jorge, que ha sufrido a lo largo de la historia varios derrumbamientos y posteriores restauraciones. La última en 1834 tras su destrucción por los turcos en 1617. Destaca su biblioteca, amplísima.

Como distrito católico, Ano Syros cuenta con más ejemplos de arquitectura religiosa, como el monasterio jesuita de San Juan (Agios Ioannis), donde encontrarás iconos de gran belleza, antiguas inscripciones, manuscritos y una biblioteca con más de 6.000 volúmenes.

El blues griego o Rebetiko es originario de esta ciudad. Se trata de un tipo de música popular que llegó a esta tierra de la mano de los refugiados de Asia Menor.

Poseidonia, hija del dios del mar

Poseidonia es un pueblecito de sabor costero que toma su nombre del dios Poseidón, que ejercía su poder sobre los mares. Más humilde que Ermoupolis, no le va a la zaga en encanto. Poseidonia te conquistará por sus jardines y sus hermosas villas de estilo neoclásico. La clase pudiente escogió esta villa como lugar de descanso en el siglo XIX y por eso está llena de casas de vacaciones en forma de palacetes. La mayoría impresionantes y muy bien conservados.

Además de pasear por sus calles, puedes darte un baño en la playa de Poseidonia, de fina arena blancas salpicadas de palmeras y aguas de un profundo azul.

Azolimnos, un lugar concurrido

A solo seis kilómetros de Ermoupolis, Azolimnos es uno de los pueblos más visitados de la isla. Sus habitantes viven de la pesca y, en los últimos años, también de la afluencia de turismo, que se ha desarrollado muy bien en la zona. Quizá porque su playa ofrece un espacio único para el buceo. O tal vez porque el pescado fresco servido con vino y pasta que ofrecen sus pequeños restaurantes es realmente sabroso. En cualquier caso, Azolimnos merece estar en una guía sobre qué ver en Siros por méritos propios.

Lilas, alta montaña en las islas griegas

Si buscas paisajes diferentes sin salir de las islas griegas, acércate a Lilas. No es exactamente los Alpes, pero el pueblecito se encuentra en lo más alto de la isla y está rodeado de manantiales y toda la belleza natural que puedas desear. Pasea por el empedrado de sus calles, toma un poco de vino en una de sus pintorescas tabernas y abandona el pueblo con la sensación de que has visto algo completamente diferente.

Si tu espíritu aventurero pide más, camina hacia al norte, hasta la Cueva de Mentonis, alejada de los lugares más turísticos y prácticamente inexplorada.

La aldea de Vari

En Vari verás una torre de influencia veneciana junto a los restos de un asentamiento de interés arqueológico. La bahía de Vari está más protegida de los vientos que otras playas en Siros, así que es perfecta para visitarla en familia, sobre todo si viajas con niños.

Un poco más al sur encontrarás la playa de Komito, donde hallarás un remanso de paz después de las zonas más visitadas. Pero si de verdad buscas la tranquilidad más absoluta, busca la playa de Santorinoi, muy poco concurrida.

Qué ver en Siros: gastronomía griega de calidad y platos tradicionales

Siros esconde todo un abanico de tesoros culinarios. Desde los cuadrados de gominola con los sabores más exóticos, como rosas o pistachos hasta el pastel relleno de almendras o el turrón griego.

No te pierdas el yogur de la isla, ni sus quesos. El Kopanisti es muy suave, con un toque picante que te sorprenderá. Se toma caliente.

Ya hemos mencionado el pescado fresco. No dejes pasar la oportunidad de probarlo en esta isla.

El pescado fresco es excelente en Syros, traído todas las mañanas por los pescadores. Y tampoco te pierdas el embutido local.

En cuanto a bebida, el vino tinto griego habla por sí mismo, pero en Siros se toma también un licor de producción local llamado «bebida de la abuela». Tiene base de aguardiente de cereza que se expone al sol y se adereza con frutas y especias. 

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

Suscríbete a nuestra newsletter