Desde MX
Ayuda
Mi Cuenta

Qué ver en Perú

Islas Ballestas

Atracciones turísticas en Islas Ballestas

Si decides viajar a las Islas Ballestas, no te olvides de los mucho que hay que ver en los alrededores. Es probable que el motivo de tu viaje sea tu amor por animales y la naturaleza. Si es así, has escogido el destino perfecto. Veamos qué te espera en Islas Ballestas. Pero antes de empezar, debes saber que para llegar a este grupo de islas tendrás que acercarte a Paracas. Aunque están situadas frente a Pisco, las embarcaciones que te pondrán en contacto con la naturaleza salen del pueblo de al lado.

Paracas: una aldea de pescadores con encanto

Viajar a Islas Ballestas significa que tendrás que pasar por Paracas antes o después. Se trata de una aldea de pescadores que tiene dos personalidades. Durante el día está llena de turistas y burbujea de animación. Sobre todo en la zona del puerto, donde todo el mundo s agolpa en busca de su embarcación. Si te alojas en uno de los hoteles de la localidad, lo mejor es que esperes hasta las seis de la tarde para visitarla. A esa hora los excursionistas se marchan y Paracas recupera su encanto.

Da un paseo por su playa, contempla las embarcaciones, ajadas de faenar a diario, y da de comer a los pelícanos. Es posible que te sorprenda la numerosa población de perros callejeros, pero no te preocupes, están acostumbrados a los extraños y no te molestarán. 

Un acercamiento a la fauna marina

Para viajar a Islas Ballestas es necesario contratar una excursión en barca. Suele durar unas dos horas y media y no se permite abandonar la embarcación. ¿El motivo? Mantener la seguridad e integridad de los animales. Algunas de las especies que se ven en estas islas son leones marinos y pingüinos Humboldt. Tampoco te sorprendas por la presencia de cormoranes o pelícanos, pues ambas especies de aves son comunes. Y es más que probable que consigas nadar con los delfines. 

El misterio de El Candelabro

Seguro que has oído hablar de las líneas de Nazca, el geoglifo más importante del país. Pues bien, el Candelabro es otro de estos dibujos inexplicables, de gran tamaño, que puedes ver desde la barca en la ladera de una colina. Se desconoce su origen, pero se calcula que tiene una antigüedad de más d 2.500 años y mide 180 metros de largo.

Algunas de las historias que se cuentan sobre él apuntan a que lo hicieron los piratas para marcar algún tesoro, aunque esto no concordaría con su edad. Otros aseguran que es obra de alienígenas. Sea como sea, lo único que sabemos con seguridad es que es impresionante.

Por cierto, ¿sabes por qué El Candelabro mantiene su profundidad de más de un metro a pesar de los siglos que lleva expuesto a la erosión? Pues puede que te sorprenda, pero se debe a esa misma erosión: el viento llena y vacía de arena el dibujo, y así sus líneas siempre se mantienen visibles.

Viajar a Islas Ballestas y sus alrededores

La Reserva Nacional de Paracas

La zona que se constituyó como Reserva Nacional de Paracas está formada por dos tipos de paisaje: por una parte y por otra el desierto. El objetivo de la reserva, es proteger la extraordinaria biodiversidad del área, un lugar perfecto para contemplar el comportamiento de las aves migratorias. 

Los paisajes que encontrarás aquí no se repiten en muchos lugares del mundo. Las olas del mar rompen directamente contra los acantilados sobre los que se encuentra un desierto de arena. No hay manera de explicarlo si no lo has visto, pero lo más aproximado es decir que la primera impresión es que alguien hubiera colocado una playa en mitad de una película del oeste. 

Si vas a viajar a Islas Ballestas para visitar el Reserva Nacional de Paracas, te aconsejamos que reserves tiempo para hacerlo en tres etapas:

Museo de la reserva

En primer lugar visita el museo de la reserva para conocer algo más acerca de los datos reales de la reserva y lo que significa. Aquí te enseñarán lo necesario para que te familiarices con la historia del lugar y su riqueza natural.

Ruta en coche

Diseña una ruta que te lleve por las zonas principales de la reserva. En realidad, la mayoría están trazadas, así que solo tendrás que elegir la que mejor se adapte a lo que quieres ver. Nosotros te aconsejamos que te acerques a la Playa Lagunillas o la Playa Roja.

Mar de fósiles

Y por último, acércate a la zona conocida como «mar de fósiles», una gran extensión de terreno plagada de fósiles marinos. Casi como un cementerio prehistórico.

Lamentablemente, ya no se puede visitar la Catedral, debido a un seísmo que hizo que parte de la roca se desprendiera. 

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

QUé VER