Qué ver en Bolivia

Salar de Uyuni

Atracciones turísticas en Salar de Uyuni

Ubicado en el Departamento de Potosí, al sudoeste de Bolivia, el mayor desierto de sal de la tierra ofrece un paisaje blanco infinito de 10500km de extensión en el que es muy fácil desorientarse porque apenas hay referencias visuales y se pierde la perspectiva. 

Se encuentra a más 3600 metros de altitud y cuenta con la reserva de litio más grande del mundo. Durante la época de lluvias, de Diciembre a Marzo, sus once capas de sal impermeable hacen que el agua se acumule en la superficie y se convierta en un espejo gigantesco en el que cielo y tierra se funden. En cambio, en la época seca, unas formas hexagonales se crean por toda la superficie debido a la contracción de la propia sal al secarse.

En el centro de este mar de sal se encuentra la Isla Incahuasi, cubierta de cactus gigantes de hasta 10 metros de altura al igual que en la Isla del Pescado, ubicada a pocos km, la cual recibe este nombre por la forma de pez que proyecta en la superficie cuando está inundada.

Cuando viajas a Bolivia y tienes ante ti el Salar de Uyuni, no sólo los ojos se clavan sobre ese escenario espectacular y único, sino que en los oídos chirría el silencio sepulcral propio de los desiertos, y es entonces, cuando ante tanta inmensidad te invade una fuerte emoción seguida de una sensación de paz apabullante. Una experiencia irrepetible que merece la pena vivir en primera persona y recordar toda la vida.

En Colchani, un pequeño pueblo situado a los pies del desierto blanco, podemos encontrar el Palacio de Sal, el primer hotel de sal del mundo, donde todo está fabricado con cloruro sódico, hasta los muebles.

El municipio de Uyuni, cuya imagen más representativa es el reloj de la calle principal, es la puerta de entrada al Gran Salar de Uyuni. A las afueras se encuentra el Cementerio de Trenes, una visita que muchas veces complementa la del salar. En 1890 llegó a la Estación de Uyuni el primer ferrocarril de Bolivia desde Chile, siendo el centro desde donde se distribuían los trenes que transportaban minerales hacia los puertos del océano Pacífico. Los nostálgicos de las viejas locomotoras se encontrarán los esqueletos de hierro oxidados y olvidados en medio de un paisaje llano y polvoriento ofreciendo una estampa de lo más fotogénica.

De momento Salar de Uyuni no está disponible

Suscríbete a nuestra newsletter para no perderte ningún viajazo

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos, te informamos respecto a tus derechos en nuestra política de privacidad y política de cookies

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

Suscríbete a nuestra newsletter