Desde MX
Ayuda
Mi Cuenta

Qué ver en Perú

Arequipa

Atracciones turísticas en Arequipa

La cuna del premio Nobel, Mario Vargas Llosa, es la segunda ciudad más grande de Perú. Si decides viajar a la región de Arequipa, que no te sorprenda encontrar allí ciudades con nombres tan españoles como Granada, Toledo o Sevilla. Para conocerla un poco antes de tu visita y para que puedas hacer planes y aprovechar tu viaje a fondo, te dejamos esta pequeña guía. 

Denominada la ciudad blanca por sus construcciones hechas en sillar y por su mestizaje y presencia española, también es conocida como la ciudad del Eterno Cielo Azul por su extraordinario clima con temperaturas moderadas. Antes de comenzar este artículo, te recomendamos leer viajar a Perú consejos e información práctica o la ruta por Perú de 20 días de Vero.

Viajar a Arequipa para verla desde el Mirador de Carmen Alto

A unos seis km del centro de la ciudad se encuentra Carmen Alto, una pequeña población a la que puedes acercarte en autobús. Su mayo atractivo es el mirados desde el que se ven las casas blancas de la ciudad, pero sobre todo el verde paisaje que la rodea, con el volcán Misti a la espalda. 

En el mirador hay un pequeño puesto de zumos naturales y una granja de cuis, llamas y alpacas. Empieza por aquí la visita si quieres tener una panorámica general de Arequipa o deja el mirador para un momento en el que necesites tranquilidad.

Mirador de Yanahuara

Un poco más cerca del centro, a unos dos km, se encuentra el distrito de Yanahuara, donde está este mirador, que data del siglo XIX. En los alrededores encontrarás los típicos edificios blancos de Arequipa, construidos sobre sillares.

Los sillares son piedras labradas de gran tamaño que no pueden trabajarse a mano y constituyen el modo de construcción típico de la ciudad.

San Camilo: el mercado más bonito de Perú

El título no es oficial, pero muchos viajeros enamorados del país sostienen que el mercado de San Camilo es el más bello de Perú. 

Diseñado por Gustave Eiffel, la estructura de hierro del mercado destaca por su colorido, con largas columnas amarillas coronadas por la cubierta roja. En su interior encontrarás puestos de fruta, alimentos típicos del país y una vibrante actividad. 

No es extraño que junto a las dueñas de los puestos se encuentres sus hijos haciendo las tareas escolares. O que dos conocidos se queden hablando durante horas como si estuvieran en salón de su casa.

Convento de Santa Catalina

Como en el resto de Perú, viajar a Arequipa significa encontrarse con joyas religioso, como el Convento de Santa Catalina. Que no te engañe su nombre. El convento es en realidad un pequeño pueblo de unos 20.000 metros cuadrados pintado en color ocre que contrasta con los claros azules del cielo. Largos pasillos y patios interiores conectan las diferentes celdas donde antiguas mujeres de la nobleza peruana vivieron sus vidas dedicadas a la oración… o a otras actividades.

En la actualidad, aquellas damas han sido sustituidas por monjas de clausura que solo salen a pasear por sus calles una vez desaparecen los turistas, cada tarde.

Plaza de Armas de Arequipa

Por supuesto, la Plaza de Armas disputa al Mercado de San Camilo el honor de considerarse el corazón de la ciudad. Por sus jardines, presididos por una enorme fuente en forma y rodeados por una arcada de dos pisos, corretean los niños y n sus bancos descansan los turistas. Parece extraño encontrar una zona tan tranquila en el centro de la ciudad, y sin embargo es posible. 

La fuente la corona la estatua del soldado Tututuru, encargado de dar la alarma si la ciudad se encontraba en peligro, y las arcadas se corresponden con los portales que rodean la plaza: el Portal del Regocijo o Portal de Flores, el Portal del Cabildo o Portal de la Municipalidad y el Portal de las Delicias o Portal de San Agustín.

Catedral de Arequipa

Situada en uno de los extremos de la Plaza de Armas, viajar a Arequipa y no visitar el conjunto que la Catedral forma con la Plaza de Armas es imperdonable, ya que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El edificio original de la catedral se construyó en el siglo XVI, pero la actividad sísmica de la zona lo destruyó en varias ocasiones. El exterior del edificio destaca por su alta torre, y en su interior verás que los altares están hechos de mármol de Carrara. 

Viajar a Arequipa y sus alrededores

Arequipa se encuentra en la cordillera de los Andes, rodeada de un increíble paisaje dominado por dos grandes cumbres volcánicas: el volcán Misti y el Pichu. Sus cumbres nevadas se ven desde casi cualquier punto de la ciudad, pero también puedes contratar excursiones que te acerquen hasta ellos. EL paisaje merece la pena.

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

QUé VER