Qué ver en Japón

Nagoya

Atracciones turísticas en Nagoya

Nagoya es una importante ciudad japonesa que está ubicada en la costa del Pacífico, en la isla de Honshu y ha servido como un importante puerto y centro de comercio durante siglos. 

Nagoya tiene gran importancia económica en Japón por ser centro de fabricación y lugar de nacimiento de la marca Toyota, y está ubicado convenientemente entre Tokio y Osaka, por lo que un viaje a Nagoya es fácil de encajar en cualquier viaje por Japón. Esta ciudad fascinante es conocida por sus vistas históricas, su paisaje urbano y una gran variedad de museos y templos. 

Sus habitantes, conocidos como "Nagoyans", son famosos por su amabilidad, por lo que, en caso de duda, siempre puedes pedirle recomendaciones a un local si no estás seguro de qué hacer en Nagoya. 

Con calles comerciales y una escena gastronómica única, que incluye platos especializados exclusivos de la ciudad, Nagoya es una alternativa más económica a la capital. Con más de 2 millones de habitantes, Nagoya es una metrópolis en expansión, llena de todo lo que se puede esperar de una súper ciudad japonesa.

Aunque la ciudad tiene una larga historia, cuando fue ciudad castillo en el Período Edo, gran parte de los restos de esta época fueron destruidos en ataques aéreos durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la ciudad fue atacada debido a su poder de fabricación.

 

Qué ver en Nagoya

Cuando se trata de qué ver en Nagoya, hay una amplia gama de lugares de interés y atracciones para todos los gustos. La atracción más visitada de la ciudad es el imponente castillo de Nagoya, una imponente estructura blanca de cinco pisos construida en un estilo tradicional. Se ha restaurado varias veces desde que se construyó por primera vez en 1612, ya que, lamentablemente, se destruyó durante los ataques aéreos de 1945.

Sin embargo, aún conserva gran parte de su encanto auténtico y ofrece a los visitantes un vistazo al pasado, en contraste con la ultramodernidad de Nagoya. 

En el sur de la ciudad se encuentra la vista más histórica de Nagoya, el importante santuario sintoísta de Atsuta, el monumento más antiguo de la ciudad. Remodelado en el estilo arquitectónico japonés Shinmei-zukuri durante el período Meji, se cree que el santuario se estableció durante el reinado del emperador Keikō, hace casi 1000 años.

Si eres un aficionado a la cultura, no puedes perderte una visita al Museo de Arte Tokugawa durante un tour por Nagoya. Alberga una sorprendente colección de reliquias y arte de todos los siglos que incluyen más de 12.000 artículos, desde espadas hasta muebles, cerámica, caligrafía y pinturas.

Sakae, el corazón de Nagoya

El centro de Nagoya es un hervidero de vida y atracciones. Merece la pena invertir una tarde entera en subir al mirador de la Nagoya TV Tower o visitar el Pokemon Center. Además, esta zona está llena de restaurantes, bares y comercios. 

Viajar a Nagoya para ver sus museos

El museo del ferrocarril

¿Conoces los trenes de levitación magnética? Pues el «SCMAGLEV and Railway Park», que es el nombre de este museo del ferrocarril, los tiene. También exhibe una amplia colección de trenes antiguos y ejemplares de trenes de alta velocidad o shinkansen. Las explicaciones están en inglés y japonés, así que no te preocupes por la barrera del lenguaje. 

Museo de la Ciencia de Nagoya 

Después de recorrer el mundo en raíles ¿qué tal un paseo por el especio? El Museo de la Ciencia de Nagoya alberga uno de los planetarios más grandes del mundo. Así como salas experimentales donde se estudian los tornados, la congelación o las descargas eléctricas. Si quieres aprender algo más acerca de cualquiera de estos fenómenos de manera totalmente segura, este es tu museo. Y no dejes de comprobar su programa, ya que las exposiciones temporales suelen ser de lo más interesante. Por ejemplo, en 2014 albergó una exposición sobre Bola de Dragón. 

Museo de Arte Tokugawa

Además del arte que se recoge en este museo, viajar a Nagoya merece la pena para visitar el edificio en sí, que no es ni más ni menos que la residencia de la familia Owari, del periodo feudal japonés. 

Viajar a Nagoya para tocar el cielo con las manos

Midland Square

El Midland Square es el edificio más alto de la ciudad, que cuenta con un mirador, el Sky Promenade, donde puedes tomarte un café o un te y contemplar Nagoya desde las alturas. 

Panorama Salon 

Otro lugar desde el que ver la ciudad a vista de pájaro es el piso más alto de las JR Central Towers, donde se encuentra el Panorama Salon. Para llegar hasta él tendrás que tomar dos ascensores. El primero hasta el piso 12 y el segundo hasta el 51. Allí no solo hay un café, sino también un wine lounge y un salón de belleza. 

Los jardines Noritake

Para los amantes del turismo interactivo, los jardines Noritake ofrecen la posibilidad de aprender más sobre la producción de cerámica japonesa y también la oportunidad de hacer tu propia pieza. 

Santuario Atsuta

Se trata de uno de los santuarios sintoístas más relevantes del país. Al contrario que otros templos, no tiene en cuenta solamente el alma, sino que en su restaurante cuidarán también de tu cuerpo. Toma un plato de fideos kishimen, el plato más típico de la ciudad, y pasea por sus jardines. 

El puerto de Nagoya

Además de ser uno de los puertos con más tráfico y más importantes del país, el de Nagoya cuenta con el Garden Pier, una zona de ocio con multitud de restaurantes, un acuario y hasta un parque de atracciones, un poco en la tradición del pier de Brighton, pero de carácter marcadamente japonés. 

Mi vecino Totoro

En el parque de la Expo de Aichi se conserva una reproducción a tamaño natural de la casa que aparece en la película de Studio Ghibli Mi vecino Totoro. Se espera que en 2022 se abra en la zona un parque temático dedicado a este estudio de películas de animación. Momento en el que Nagoya pasará a ser, sin duda, una de las mayores atracciones de Japón. 

Valle de Korankei: imprescindible si vas a viajar a Nagoya en otoño

Si la primavera es famosa en Japón por las flores de cerezo, el otoño lo es por las momiji, las hojas de arce que se tiñen de toda la escala de ocres desde el rojo hasta el amarillo. El Valle de Korankei es uno de los lugares más emblemáticos para disfrutar de este espectáculo natural. Si dispones del tiempo necesario, acércate a Sanshu Asuke Yashiki, una aldea rural que te sorprenderá.

NUESTROS MEJORES VIAJES A NAGOYA

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

QUé VER

Suscríbete a nuestra newsletter