Desde MX
Ayuda
Mi Cuenta

Qué ver en Japón

Kioto

Atracciones turísticas en Kioto

La ciudad imperial y antigua capital del país conserva los mejores templos del Japón, con sus jardines zen, como en el Pabellón Dorado de Kinkaku-ji. En el barrio de Higashiyama aún se capta la atmósfera del viejo Kioto, con sus calles empedradas y sus pagodas de varios pisos, mientras que en el de Shimbashi sigue viva la tradición de las geishas y las casas de té.

Si decides viajar a Kioto prepárate para ver una cara de Japón que quizá no esperes. Al contrario de Tokio, Kioto conserva su aspecto más tradicional en barrios como guion. La ciudad posee tantos templos y está rodeada de parques y jardines tan impresionantes que todo el tiempo que pases en ella te parecerá poco. Así que toma nota de las paradas imprescindibles que te recomendamos 

Qué ver en Kioto

Viajar a Kioto para encontrarse a uno mismo

Incluso si viajas en verano, Kioto está lleno de lugares en los que meditar. Y no nos referimos solo a sus templos, sino también a sus parques y jardines. Esta es una de las ciudades más visitadas de Japón y en sus calles encontrarás a propios y ajenos vestidos como geishas o samuráis. La buena noticia es que los japoneses, que suelen hacer mucho turismo en su propio país, son muy educados y respetuosos, así que podrás pararte a meditar en cualquiera de estos lugares:

Templo Kiyomizudera

Se trata de un enorme templo de madera sostenido por centenares de enormes columnas sin clavos. Haz cola en la fuente cercana y recoge el agua que cae directamente desde el manantial. Para subir hasta el templo caminando desde la ciudad atravesarás un cementerio tradicional. Pero no te preocupes, los cementerios japoneses no se parecen en nada a los occidentales y merece observar las diferencias. Una vez en lo alto de la colina, contempla las vistas d la ciudad.

Sannenzaka y Ninenzaka

Terminada la visita a Kiyomizudera, tendrás que bajar al centro de nuevo. La costumbre es hacerlo bajando por las angostas calles de Sannenzaka y Ninenzaka, flanqueadas por tiendas y viviendas tradicionales. Encontrarás aquí todo tipo de regalos y mucha gente haciéndose fotos. Si has madrugado mucho, podrás sacar algunas fotografías increíbles y disfrutar de la arquitectura como si hubieras viajado en el tiempo.

El pabellón dorado o Kinkaku-ji y los jardines de Ryoan-ji

Si vas a viajar a Kioto, no puedes perderte el pabellón dorado. Nuestro consejo es que te levantes muy temprano para poder entrar con el primer grupo. Este edificio con tejados decorados en pan de oro y rodeado por un precioso lago en el que se refleja como en un espejo es una de las atracciones principales de la ciudad. No es extraño encontrarse allí con nutridos grupos de estudiantes sacándose fotos y estudiando la historia de su país. A pesar de las multitudes, merece la pena.

Junto a él se encuentran los jardines de Ryoan-ji, un parque extenso en el que relajarte e incluso perderte. En Japón todos los lugares están bien señalizados con mapas, pero la belleza de este jardín es laberíntica, así que mira bien por donde vas.

Viajar a Kioto a encontrarse con el pasado: el barrio de Guion

Kioto es una de las grandes ciudades japonesas en las que mejor se conservan las tradiciones. Pasear por el barrio de Guion es una delicia no solo por sus edificios de sabor tradicional, sino por la posibilidad de encontrarte, todavía hoy en día, con una geisha auténtica. Estas mujeres, vestidas y maquilladas como en el periodo Edo, te permitirán que las fotografíes, pero es mejor que les pidas permiso y no las entretengas. Recuerda que están trabajando y quizá tengan prisa.

Santuario de Fushimi Innari

Para llegar aquí tendrás que coger un tren, pero el trayecto apenas dura cinco minutos y la visita no la olvidarás en toda la vida. Este Santuario ocupa una colina entera en la que atravesarás cintos de toriis rojos que trazan el camino hasta la cima. El itinerario es impresionante, está lleno de esculturas dedicadas a la diosa Inari y de monumentos funerarios que se integran en el bosque. Las fotografías están permitidas, pero no olvides que se trata de un lugar sagrado. El respeto es fundamental.

Bosque de bambú de Arashiyama

Japón es conocido por muchas cosas, entre otras el uso extensivo del bambú para construir muebles, barcos y todo tipo de utensilios. Arashiyama es un bosque de bambú fuera del centro urbano, aunque puedes llega hasta él paseando si no te asustan los largos paseos. Una vez allí puedes adentrarte entre las altísimas plantas, visitar los muchos templos escondidos en sus rincones, viajar en barco o tomar un te en alguno de los muchos cafés de la zona. Eso sí ¡Cuidado con los mosquitos! Las zonas húmedas son sus favoritas.

Cómo moverte si decides viajar a Kioto

Al contrario que Osaka o Tokio, donde se recomienda el metro, una de las mejores maneras, si no tienes prisa, es moverse por Kioto en autobús. Son lentos debido al tráfico, pero es el mejor modo de llevarse una impresión más amplia de lo que es la ciudad. Por supuesto, Kioto también tiene un sistema de metro con paradas en los lugares mas turísticos.

NUESTROS MEJORES VIAJES A KIOTO

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

QUé VER