Qué ver en Costa Rica

Monteverde

Atracciones turísticas en Monteverde

Uno de los grandes atractivos de Costa Rica es su bosque húmedo, el follaje de docenas de tonos de verde y la gran diversidad de fauna que se encuentra en su interior. Si eso es lo que buscas, lo ideal es viajar a Santa Elena y Monteverde, ambos ubicados en la zona centro del país, que está catalogada como reserva Biológica. ¿La mejor manera de conocer el lugar? Caminar por los 13 kilómetros de senderos habilitados. Cuando llegues allí no te dejes engañar por el paisaje aparentemente poco llamativo. La belleza, en este caso, sí que está en el interior. 

Viajar a Monteverde para practicar el turismo de aventura

¿Cómo conocer una zona de bosque húmedo si no es adentrándose en él? Una de las maneras más divertidas de hacerlo es lanzarse con una tirolina. El deporte en cuestión lo inventó el propio Monteverde y consiste en engancharse de un cable de acero y deslizarse de un punto a otro en lo más alto del conocido Bosque Nuboso. 

Se trata de una manera de integrarse, nunca mejor dicho, con el paisaje. 

Pero si prefieres conocer el bosque húmedo de una manera un poco menos alocada, el senderismo sigue siendo tu mejor opción. 

Reserva Biológica de Monteverde

Hay que viajar a Monteverde y visitar su Reserva Biológica. Diez km cuadrados, s decir, diez hectáreas de bosque tropical bien lo merecen. En ningún otro lugar verás una densidad mayor de orquídeas o 400 especies de aves de preciosos plumajes. El Quetzal, el tucán y el colibrí se encuentran entre ellas. 

No necesitarás de guía para visitarla, ya que los famosos 13 km de senderos son muy asequibles para personas en cualquier estado de forma física y están bien señalizados. Quizá el más conocido y típico, pero no por ello menos bello sea el de La Ventana.

Y si los senderos a pie de árbol no te parecen suficientes, puedes recorrer el bosque de copa en copa y a pie gracias al skywalk: un sendero construido a través de las copas de los árboles. Es muy seguro, construido de metal, así que no te preocupes por las alturas.

En la reserva hay tres lugares de especial interés más allá de los senderos. Si te has tomado tu tiempo para viajar a Monteverde te interesará conocer su mariposario, su ranario y su serpentario. Especialmente el ranario contiene gran cantidad de anfibios. Por algo se suele relacionar Costa Rica con la simpática ranita verde de patas naranjas.

También cuenta con una bonita cascada a la que te recomendamos que te acerques.

Reserva Santa Elena

Sin dejar de lado el turismo en la naturaleza, la Reserva Santa Elena es ligeramente diferente de la anterior. Su objetivo es desarrollar un turismo de carácter ecológico centrado en la investigación y la conservación del bosque nuboso. La reserva funciona según un modelo de gestión participativa y alienta un uso sostenible de los recursos naturales. 

La Reserva Santa Elena cuenta con 5 senderos que podrás recorrer de día y también de noche. Ofrece la posibilidad de lanzarse en tirolina y también un recorrido por puentes colgantes. 

¡Encuentra el árbol hueco!

Para encontrar este árbol de extrañas formas retorcidas que tiene hueco su interior tendrás que preguntar una vez en la zona. Si consigues encontrarlo pasarás un rato divertido trepando por sus caprichosas ramas.

Bosque eterno de los Niños (Bajo del Tigre)

Niños y adultos procedentes de 44 países posibilitaron la apertura de esta reserva privada, una de las más grandes del país que pertenece a una organización sin ánimo de lucro. Su clima es un poco más seco que el del bosque nuboso a pesar de estar a menos de 2 km de él y esa característica hace que las especies de plantas y animales que encontrarás aquí sean diferentes. 

Refugio Nacional de Vida Silvestre Curi-Cancha

Este refugio se creó a finales de la década de los 90 y su objetivo era la protección de los bosques nubosos de la cordillera de Tilarán. Si no quieres compartir tu viaje a Monteverde con demasiados turistas, este es tu destino. Es menos conocido y se lo promociona menos que al resto de reservas, pero esconde la misma riqueza que ellas. Además, al estar menos transitado, es más fácil que puedas ver a las huidizas aves, que en los parques más concurridos tienden a esconderse.

No te olvides del pueblo de Monteverde

Solo tiene 700 habitantes, así que no esperes encontrar grandes avenidas, pero tómate un momento para pasear por sus calles y toma algo en alguno de sus bares. Si te es posible, come algún plato típico. Sabor Tico prepara un rico arroz con frijoles y verduras y está muy cerca de la estación de autobuses. El restaurante de Lucía ofrece ricos ceviches caseros.

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

Suscríbete a nuestra newsletter