Desde MX
Ayuda
Mi Cuenta

Qué ver en Rusia

Moscú

Atracciones turísticas en Moscú

Es la capital y sujeto federal más poblado de Rusia. La ciudad es un importante centro político, económico, cultural y científico de Rusia y del continente. Moscú es la megaciudad más septentrional de la Tierra, la segunda ciudad más poblada de Europa después de Estambul. La ciudad es servida por una amplia red de transporte que incluye tres aeropuertos internacionales, nueve estaciones de ferrocarril y uno de los más profundos sistemas de metro del mundo, el metro de Moscú, sólo superada por Tokio en términos de número de pasajeros. Su suburbano es reconocido como uno de los más ricos y variados arquitectónicamente en sus 185 estaciones que tiene repartidas a lo largo de la ciudad.

 

Qué ver en Moscú

Viajar a Moscú es una de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida. Al menos en lo que a viajes se refiere. La capital de Rusia es una ciudad de contrastes. Los edificios como de caramelo de Plaza Roja contrastan con los rascacielos de moderna construcción. Junto al museo que homenajea la carrera espacial del país encontrarás parques llenos de encanto. Tecnología punta y tradición se dan la mano en una capital que te devolverá mucho más de lo que hayas invertido en ella.

La Plaza Roja: primera parada obligatoria en Moscú

Hay mucho más que ver en esta preciosa ciudad, pero la Plaza Roja es siempre inevitable para los viajeros que recalan en Moscú. Está en el centro de la ciudad y ocupa una superficie de más de 23.000 metros cuadrados. Pero no es solo su tamaño lo que hizo que la UNESCO la declarase Patrimonio de la Humanidad.

Aquí se encuentran edificios tan bellos y emblemáticos como el Kremlin, el mausoleo de Lenin. Las catedrales de Kazán y San Basilio, las galerías comerciales de gran lujo GUM o el Museo de Historia Ruso.

Da un paseo por la zona exterior, contempla la Tumba al Soldado Desconocido y los Jardines de Alexander antes de entrar en los edificios.

El Teatro Bolshói

La visita a la Plaza Roja y a todos los tesoros que esconde es un buen aperitivo antes de caminar hasta el famosos Teatro Bolshói. La belleza exterior del edificio es icónica. Pero nada es comparable a ver una representación de ballet o de ópera. En este último caso, la velada durará unas tres horas y podrás terminar en el restaurante Bolshoi, para una noche típica al cien por cien.

Si no vas al ballet ni has comprado nada en GUM, quizás quieras acercarte a los grandes almacenes TsUM. Reconocerás el lugar porque está en un edificio neogótico de seis plantas.

Calle Tverskaya

Podría decirse que esta calle moscovita es el equivalente ruso a Picadilly Circus, una vía comercial llena de tiendas y anuncios que pelean entre sí por atraer a los paseantes hacia comercios de lujo y restaurantes de moda.

En Tverskaya, 14 encontrarás Eliseevsky, una tienda especializada en gastronomía rusa que se abrió en 1901 y cuyo interior te dejará sin aliento. Si quieres volver a casa cargado de vodka o caviar, aquí los encontrarás de calidad.

También en esta calle o en las adyacentes encontrarás restaurante de comida rusa tradicional, como el Café Pushkin o el Mu-Mu. Ambos son muy conocidos y deberás hacer reserva antes de ir, pero no son ni mucho menos los únicos. Así que, si los planes no son lo tuyo, no te preocupes: lo más probable es que encuentres un buen sitio para cenar.

Catedral del Cristo Salvador

Aunque la Catedral de Kazán, situada en la Plaza Roja, es la más famosa de Moscú, la más importante para los moscovitas es la Catedral del Cristo Salvador, la iglesia de culto ortodoxa más alta del mundo.

Desde las Galerías Tretyakov puedes ir a pie hasta el Templo Catedralicio del Cristo Salvador (Redentor) del Patriarca de Moscú. Situada en el centro de la ciudad, es la iglesia ortodoxa más alta del mundo. La visión de sus fachadas blancas coronadas por cúpulas doradas es impresionante desde el acceso del puente Patriarshy te deslumbrará. Y no es una frase hecha. Los días de sol los colores de la catedral reflejan la luz con muchísima eficacia.

No esté permitido entrar con pantalones cortos si eres hombre y es posible que se pida a las mujeres que se cubran el pelo. Ten esto en cuenta cuando prepares tu visita.

El Metro de Moscú

Viajar a Moscú y no visitar el metro es, sencillamente, imposible. El suburbano moscovita es el medio de transporte más rápido, eficiente y seguro de la capital. Por supuesto, siempre hay que llevar un ojo puesto en la cartera. Y, además, se considera una atracción turística en sí mismo.

La estación Arbatskaya es bellísima, y rivaliza en fama con la de Ploshchad Revolyutsii (Plaza de la Revolución). En esta última está la famosa estatua del guarda de metro y su perro de bronce. Acaricia la nariz al perro para atraer la buena suerte.

Crucero por el río Moscova

El río Moscova ofrece unas vistas de la ciudad completamente diferentes, así que, si has decidido viajar a Moscú y conocerla de cabo a rabo, puedes tomar un pequeño barco en el Parque Gorki y llegar así al distrito financiero de la ciudad, donde se levantan impresionantes rascacielos. Un paisaje urbano que pocos turistas esperan ver en la capital rusa.

Sparrow Hills

Sparrows Hills, Vorobiovy Gory o la Colina de los Gorriones ofrece una panorámica de la ciudad distinta de las vistas que obtienes paseando por sus calles o desde el río.

Muchísimas de las atracciones que te esperan al viajar a Moscú se han quedado fuera de esta mini guía, pero no te preocupes: te las mostraremos todas cuando visites Moscú con Exoticca.

De momento Moscú no está disponible

Suscríbete a nuestra newsletter para no perderte ningún viajazo

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos, te informamos respecto a tus derechos en nuestra política de privacidad y política de cookies

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

QUé VER