Qué ver en Islandia

Cascada de Skógafoss

Atracciones turísticas en Cascada de Skógafoss

Islandia es un país de naturaleza desbordante y cuenta con cientos de cascadas como la impresionante cascada Skógafoss, considerada una de las más populares y fotografiadas por su impecable belleza.

Situada en el sur, a 150 km de la capital, este imponente salto de agua de 62 m de altura y 65 de anchura, se encuentra en el tramo final del río Skógá, a los pies de la impresionante cordillera de Eyjafjöll. Tiene gran accesibilidad, porque puede contemparse desde dos fantásticas perspectivas, a los pies y desde arriba.

Como buena cascada que se precie también posee su propia leyenda, en la que se cuenta que hace muchos siglos el vikingo Prasi Pórólfsson guardó su tesoro en una cueva escondida detrás del ella.

Qué ver en la cascada Skógafoss:

La ruta Ring Road te lleva directamente a la cascada y si es de día, se puede ver desde la misma carretera, lo que provoca un cosquilleo de emoción. Al final, cuando se está frente a ella, uno siente el poder de la naturaleza en toda la etensión de la palabra. Ver esa salvajada de agua precipitándose sobre las piedras negras del suelo y escuchar el sonido brutal de semejante caída, te deja con la boca abierta.

Cuando el sol incide sobre ella, la luz atraviesa el agua pulverizada dibujando un doble arco iris que atraviesa el torrente ofreciendo una estampa única. Subiendo por un sendero empinado de unos 400 escalones se accede a lo alto de esta gran cortina de agua para observar cómo se precipita con furia y para disfrutar de una panorámica inolvidable de la costa sur del país.

La cascada Skógafoss marca el comienzo de la ruta de senderismo más famosa del país, Fimmvörduháls, en su camino hacia Pórsmörk, a lo largo de la cual se pueden observar hasta una treintena más de cataratas de todos los tamaños.

Cerca de la cascada se puede visitar el Museo Folclórico de Skógar, un conjunto de tres exhibiciones, técnica, folclórica  que muestran cómo era el estilo de vida de los islandeses hace cientos de años. Las edificaciones consisten en viviendas y una granja con techo de turba verde vibrante que se funde con el paisaje y los utensilios de la época como instrumentos de trabajo, coches, herramientas y artefactos.

Cuándo viajar a la cascada Skógafoss:

Las buenas temperaturas permiten admirarla con el paisaje verde vibrante que la rodea otorgándole frescura y viveza. En cambio en invierno, un inmaculado manto blanco muestra un lugar de una belleza mística inolvidable. Otra idea genial es acercarse a ella por la noche, para disfrutar de un panorama misterioso bajo la luz de la luna, y con suerte, poder deleitarse con el mágico espectáculo de las auroras boreales proyectándose sobre ella.

Lo que está claro es que viajar a la cascada Skógafoss es de obligado cumplimiento si visitas Islandia y en cualquier época del año te logrará hechizar por su envergadura y esplendor sin igual.

De momento Cascada de Skógafoss no está disponible

Suscríbete a nuestra newsletter para no perderte ningún viajazo

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos, te informamos respecto a tus derechos en nuestra política de privacidad y política de cookies

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

Suscríbete a nuestra newsletter
Copyright 2013-2022 Exoticca. Todos los derechos reservados.

Rambla de Catalunya, 2-4, 5ª planta, 08007 Barcelona, España | US: 80 Southwest 8th Street Brickell Bayview, Miami, FL 33130, United States