Viajes a Polinesia Francesa

De momento Polinesia Francesa no está disponible

Suscríbete a nuestra newsletter para no perderte ningún viajazo

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos, te informamos respecto a tus derechos en nuestra política de privacidad y política de cookies

Viajes similares

Guía de viaje a Polinesia Francesa

Polinesia Francesa atracciones turísticas

Más información sobre Polinesia Francesa

Viajar a la Polinesia supone adentrarse en las islas más remotas y bellas del mundo cuya cultura, entorno natural y fondos marinos han cautivado a numerosos exploradores. La principal característica de todas ellas, es que aquí es donde tiene lugar el cambio de fecha. La línea del meridiano 180 es la que delimita el inicio del día y el cambio de año.

Su nombre, proviene del griego que significa “muchas islas” y se ubican en el centro del océano Pacífico Sur haciendo un triángulo: HawaiNueva Zelanda e isla de Pascua. Justo en el centro estarían TongaSamoa, las islas Cook y la Polinesia francesa, considerada como un auténtico paraíso tropical de la vida real, con una colección de más de 100 islas y atolones esparcidas por el océano. Famosa por sus villas sobre el agua, sus playas espectaculares y su rica cultura, unas vacaciones en la Polinesia Francesa son un lujo en la vida. No hay suficientes adjetivos para describir la belleza natural de estas islas remotas, ¡pero celestiales, inspiradoras y cautivadoras son solo algunos de los que podrías aplicar a este edén terrenal!

De las 118 islas, solo 67 están habitadas. Además, la Polinesia Francesa se puede dividir geográficamente en 5 grupos de islas: las Islas de la Sociedad, el Archipiélago Tuamotu, las Islas Gambier, las Islas Marquesas y las Islas Australes. Los destinos de vacaciones más populares se pueden encontrar dentro del grupo de las primeras, que incluye Tahití, hogar de la capital de Papeete, así como MooreaBora Bora y Huahine.

Una luna de miel en la Polinesia Francesa es uno de los sueños de los recién casados y el destino es muy popular para escapadas románticas en pareja a la playa. Sin embargo, los abundantes paisajes naturales del país, las exquisitas lagunas y los picos volcánicos, continúan atrayendo a los viajeros amantes del aire libre, que anhelan admirar las vistas perfectas y las conmovedoras puestas de sol por las que este archipiélago es famoso.

Si quieres hacer el viaje de tu vida a un paraíso lejano donde la naturaleza es la reina suprema, ¡asegúrate de viajar a la Polinesia Francesa!

Historia de la Polinesia Francesa

La historia de estas islas volcánicas se remonta al año 1500 a. C., cuando la "Gran Migración Polinesia" llevó a los austronesios a estas islas remotas del Pacífico Sur. No fue hasta el siglo XVI cuando los europeos descubrieron este lejano archipiélago y comenzaron a trazar su ubicación y geografía. Pronto siguió el comercio y, en 1842Francia estableció un protectorado en las islas. Siguieron décadas de conflicto, conocidas como la Guerra de Sotavento. No fue hasta 1946 cuando a los polinesios se les concedió la ciudadanía francesa y las islas recibieron el estatus de territorio de ultramar. Ahora es autónomo, aunque si viajas a la Polinesia Francesa puedes explorar una variedad de lugares históricos para descubrir la cultura indígena y francesa. Conoce las antiguas creencias tahitianas en el pueblo de Maeva en Huahine, hogar de más de 40 templos de piedra, conocidos como "maraes" y sé testigo del folclore tradicional y las actuaciones en el pueblo Tiki de Moorea. Por otro lado, un viaje a la Polinesia Francesa estaría incompleto sin explorar el rico legado artístico del pintor francés Gaugin en el museo que lleva su nombre o ver la colorida arquitectura colonial de Papeete, como la Catedral de Notre Dame de finales del siglo XIX.

Naturaleza en la Polinesia Francesa

Dispersa en más de 2000 km en el océano, la Polinesia Francesa es vasta y diversa. Un clima tropical y subtropical nutre una increíble variedad de flora y fauna, sobre todo el tiaré tahitiano de olor dulce y color blanco, una de las flores más aromáticas y bellas del mundo, que se encuentran exclusivamente en las Islas de la Sociedad. A muchos miles de millas de distancia de otros continentes, las maravillas naturales de este territorio de ultramar son abundantes y únicas. En particular, una serie de especies de aves endémicas, como el papamoscas monarca de Tahití, la garza verde y el kookaburra risueño. Por supuesto, bajo el nivel del mar, cuenta con una increíble biodiversidad submarina. Adornadas con vastos arrecifes de coral, las aguas que rodean esta tierra son ricas en vida marina. Estrellas de marerizos de marostrastiburonesrayas y tortugas marinas se pueden encontrar en las cálidas aguas del Pacífico Sur, por lo disfrutar de un paseo en barco es imprescindible si viajas a la Polinesia Francesa. Los avistamientos de marsopas y delfines son frecuentes, los cuales tienen un significado simbólico especial en la antigua cultura polinesia.

El pico más alto del país, el monte Orohena, se encuentra en la isla de Tahití y es un popular destino de senderismo. Otras maravillas naturales para encontrar en un recorrido por la Polinesia Francesa incluyen las hermosas cataratas de Vaipo, que desafían la gravedad, la encantadora laguna de Bora Bora y las plantaciones de vainilla de la isla de Raiatea.

Se puede decir que tiene dos estaciones: la cálida y húmeda y la fresca y seca. La primera se extiende entre noviembre y abril, siendo los meses más lluviosos diciembre y enero. La estación fresca y seca tiene unas temperaturas promedio que oscilan entre los 20 y los 25 grados centígrados entre mayo y octubre. Sin embargo, se puede disfrutar de un clima tropical agradable durante todo el año, por lo que nunca es un mal momento para visitar la Polinesia Francesa.

Cultura en la Polinesia Francesa

La cultura de la Polinesia Francesa está llena de tradiciones ricas y expresivas. La música, la danza y el arte están profundamente arraigados en la cultura nacional, y si viajas a estas lejanas islas pronto lo notarás, ya sea a través de una interpretación improvisada de ukelele o plasmada en los elaborados tatuajes que lucen muchos lugareños. De hecho, la palabra tatau tiene su origen en la isla de Tahití. Aquí, los tatuajes tienen un significado sagrado y simbólico y se usaban tradicionalmente como un medio de protección espiritual, para mostrar el estatus o para conectarse con los antepasados. Cada motivo tiene un significado particular y entender esta tradición de arte corporal es una forma increíble de acercarse a sus tradiciones.

Las flores son otra parte esencial de la cultura, y cuando llegues a las islas probablemente te recibirán con un collar de flores tradicional o lei. Además, los tahitianos a menudo decoran su cabello con flores coloridas, fragantes y exóticas que crecen naturalmente y son abundantes en estas islas.

El francés y el tahitiano son los principales idiomas que se hablan en toda la Polinesia Francesa, aunque cada grupo de islas tiene sus propios dialectos. Sin embargo, encontrarás a muchos lugareños que hablan inglés, ya que el turismo es una parte importante de la economía local.

  • Requisitos de entrada

    Pasaporte con una validez mínima de 6 meses.

  • Visado

    No se requiere visado para estancias menores a 90 días (españoles).

  • Husos Horarios

    UTC/GMT -10 hora (en Papeete).

  • Moneda

    Franco CFP.

  • Idioma

    Francés y tahitiano.

  • Web oficina de turismo

    Ir a la web
  • Electricidad

    220 V. No se necesita adaptador.

  • Otra información útil

    Hay 118 islas y atolones.

  • Salud

    Ninguna vacuna obligatoria.

Visitar destinos cercanos

    Suscríbete a nuestra newsletter