Desde MX
Ayuda
Mi Cuenta

Qué comer en

Emiratos Árabes

Qué comer en Emiratos Árabes

Si por algo puede identificarse la gastronomía moderna de los Emiratos Árabes Unidos es por su alto grado de internacionalización. Tanto es así, que los hoteles y restaurantes más reputados de todo del país se caracterizan por haber atraído hacia sus dominios a los mejores cocineros de todo el mundo. De este modo, en las grandes ciudades como Abu Dabi o Dubái, resulta incluso más fácil disfrutar de la más alta cocina occidental u oriental que de la propia gastronomía árabe.

No obstante también podremos saborear diversos platos de la cocina emiratí, en la cual se refleja la diversidad cultural de Oriente Medio y en donde la tradición propia del país se conjuga con los matices le aportan sus vecinos Sirios, Libaneses e Iraníes. Al margen de especialidades locales tan cosmopolitas como el shawarma, el hummous o el falaffel, estos son algunos de los 10 platos más típicos que no podemos dejar de probar si tenemos la oportunidad de viajar a los Emiratos Árabes Unidos.

Aceitunas adobadas

Acorde a un rasgo culinario muy común en toda la cocina árabe y de Oriente Medio en las que se hace imprescindible el uso de especias, una buena idea para abrir apetito es comenzar con unas aceitunas adobadas al estilo nacional, consistente en una mezcla de aceite de oliva, zumo de limón, ají molido, tomillo, comino, pimienta y sal.

Blakawa

Entre los postres más típicos podemos nombrar el Blakawa, un pastel tradicional de la cocina árabe elaborado a partir de frutos secos, -entre los que son muy populares las almendras y los pistachos-, almíbar y pasta philo, una masa muy fina de origen griego muy parecida al hojaldre, elaborada con harina, sal, aceite y agua.

Café

Dejando a un lado su valor culinario, de excelente calidad, el café arábigo o kahwa es un símbolo de hospitalidad y un ítem cultural muy importante en los Emiratos Árabes Unidos. Los granos de este café son muy oscuros y aromáticos por lo que se prepara con ellos enteros y sin moler en un ritual en el que el agua se hierve 3 veces y en el que los granos son removidos muy lentamente. Según la ocasión la bebida es servida de modos diferentes; en eventos de celebración como una boda o el nacimiento de un nuevo miembro de la familia, es preparado con azúcar, recibiendo el nombre de Mazbut o Zidaya en base a su dulzura. Si por el contrario el evento es triste, como un funeral, el café se toma amargo y recibe el nombre de saadah. El modo en que es servido a los comensales está marcado por un patrón cultural en el son servidas en primer lugar las personas más mayores y en orden decreciente de edad todos los demás.

Chai zan-ja- beel

Para ayudar a bajar la comida, es muy habitual que los emiratíes la acompañen con un Chai zan-ja- beel: un té preparado a base de hervir jengibre con azúcar y al que se le añaden unos hilos de azafrán. También se puede acompañar con leche. Por sus propiedades digestivas su consumo está muy extendido en todo Oriente Medio.

Kebbe naie

También conocido como keppe o kepi, este es uno de los platos más tradicionales de la comida árabe. Se trata de una receta que puede materializarse en una especie de albóndigas de gran tamaño o en forma de pastel. Consiste en un mezcla de carne muy picada -bien de ternera, bien de cordero- cuscús o bulgur, cebolla picada, zumo de limón y diversas especias, que una vez bien amasadas se conserva en frio durante unas horas para que el limón actúe como agente de cocción sobre la carne. Una vez macerado, se corta y se sirve en frio. Se trata de una receta fuerte al estómago por lo que se puede optar por su versión cocinada, en la que se prescinde del limón y la masa se hornea y se sirve caliente.

Le-ge- matt

Otro de los protagonistas más apreciados en la sobremesa árabe es el Le-ge- matt; una delicada bola preparada a partir de leche, yogurt y sal, que se fríe hasta que adquiere un color dorado y se sirve cubierta de miel.

Massaf

En cuanto a los platos principales, nada en la cocina árabe se compara en términos de importancia social con el Massaf. Servido en acontecimientos importantes, tanto en bodas como funerales, consiste en un cordero asado entero, cocinado posteriormente en una salsa de yogurt y servido sobre una cama de arroz o bulgur. Se trata de una receta que toma su significado en el hecho de que el cordero es una carne cara y muy apreciada en oriente, por ello reservada para las ocasiones especiales.

Mezze árabe

Podemos continuar con el mezze, una selección de aperitivos en la que se incluyen algunas de las especialidades árabes más tradicionales y extendidas. En un plato de mezze es habitual encontrar tabbouleh, hummous, o el llamado warak einabn: una especie de canapé de carne y arroz enrollado en una hoja de parra. Todo ello acompañado de una ensalada de tomate, cebolla y perejil, servida en pequeños trozos, aliñada y condimentada.

Mutabal

El mutabal betinjan, también conocido como Baba Ghanoush, que en su traducción literal significa “coqueto y vicioso”, es un plato tradicional heredado de la cocina siria y libanesa muy parecido al hummous. Consiste en un puré de berenjenas de agradable y ligera textura, mezclado con sal, pimienta, aceite de oliva, tahini y varias especias. Según el ideario popular y como su nombre indica, es un plato que parece suscitar el apetito y la gula de quien lo prueba. Tanto es así, que por tradición las madres se lo dan a sus hijas buscando despertar en ellas las mismas cualidades de la receta. Sin embargo, por idéntica razón, cuenta con algunos detractores desde los sectores más tradicionales de la cultura árabe.

Tabbouleh árabe

De entre las distintas especialidades que podemos encontrar en un plato de mezze, una de las más extendidas es el tabbouleh. Este plato oriundo de Líbano y Siria, consiste en una ensalada de bulgur y hierbas, aderezada con menta, cebolla y tomates picados que servida en frio suele ser uno de los platos más consumidos durante los meses de verano para combatir el calor.

NUESTROS MEJORES VIAJES A EMIRATOS ÁRABES