Desde MX
Ayuda
Mi Cuenta

Qué comer en

Mongolia

Qué comer en Mongolia

La gastronomía de Mongolia depende en gran medida del cordero. Y no solo porque la mayor parte de los platos tradicionales se cocinan con la carne de este animal. El suelo mongol no es especialmente fértil y las bajas temperaturas hacen muy difícil que pueda cultivarse, por lo que los vegetales escasean. Los pueblos nómadas se mueven buscando mejores pastos para alimentar a sus rebaños y, cuando por fin deciden usar los animales, aprovechan de ellos absolutamente todo.

Del cordero, hasta los andares

Seguro que el dicho te suena, aunque con otro animal. Se usa mucho en España, aunque se refiere al cerdo. En Mongolia el ganado ovino es el encargado de proveer a las familias de todo lo que necesitan: carne, leche, queso, manteca, una bebida alcohólica llamada airag, grasa para cocinar, lácteos fermentados (no hay refrigeración para conservarlos de otro modo) y hasta el cuero del animal para vestirse o la tripa para fabricar cuerdas de arcos.

En cuanto al acompañamiento de los platos de carne, este puede estar compuesto por fideos de harina, de boniato, de arroz, patatas o arroz cocido y especiado.

Como ves, la gastronomía mongola tiende a combinar grasas e hidratos, una dieta diseñada para soportar los duros inviernos del país. 

Platos que comer en Mongolia

Buuz

Cuando los veas por primera vez te recordarán a las empanadillas al vapor chinas o dumplings. Suelen estar rellenos de cordero aunque también se pueden encontrar de vaca. Se encuentran en prácticamente cualquier rincón del país y son muy baratos. Eso sí, no esperes que sean tan magros como los chinos, en Mongolia encontrarás pedacitos de grasa dentro de los dumplings.

Boortsog

Este pastel cuya masa se hace con harina de trigo se prepara dulce o salado y se rellena con carne, con mantequilla o con miel. Aunque en las cartas de los restaurantes se suele traducir Boortsog como “galletas mongolas”, no te fíes, no tienen mucho que ver con las galletas que conoces. Para empezar porque no se hornean, se fríen. 

Mantequilla de yak

Lo cierto es que no es fácil encontrar mantequilla de yak, salvo si visitas el centro del país. En Mongolia, además, no se toma mucho pan, así que para extenderla solo puedes hacerlo en la masa frita de los boortsog, por ejemplo. Aunque la experiencia merece la pena. Sabe un poco más salada y fuerte que la mantequilla de vaca a la que estás acostumbrado. 

Gambir

Si echas de menos las tortitas, durante tu viaje a Mongolia puedes pedir Gambir. Se les parecen mucho. Se trata de tortitas de masa de trigo frita que a veces también lleva trocitos de carne.

Aaruul o Qurut

Si comes en una yurta o una familia mongola te invita a compartir su comida, es más que probable que tengas la oportunidad de tomar Aaruul, uno de los aperitivos más comunes del país que se comen a todas horas. Se trata de cuajo de leche que se deja secar al sol hasta que se convierte en una especie de queso o yogur. También sabe ligeramente ácido.

Budaatai Khuurga 

El ingrediente principal de este plato es cordero cocido o salteado y acompañado de repollo, cebolla, pimentón y arroz. Lo encontrarás en cualquier restaurante del país y es absolutamente delicioso. 

Chanasan makh 

Este es uno de los platos caseros más comunes tanto por la sencillez de su preparación como por su aporte calórico. Se hace con trozos de carne de cordero cocinados en agua hirviendo con sal. A veces lleva un acompañamiento de patata hervida, pero por lo general se toma la carne sola y sin cubiertos, sino con la mano. 

Tsuivan

De nuevo, el protagonista de este plato es el cordero, que se saltea o se hierve. En este caso el acompañamiento s de fideos de harina de trigo, de harina de arroz o de harina de boniato. También lleva repollo, cebolla y un aderezo a base de pimentón. 

Öröm

Si tuviéramos que comprar el Öröm con algún otro plato de cocina internacional diríamos que es el hummus mongol, aunque no se hace con garbanzos. Se trata de una crema muy espesa a base de leche de vaca, cabra o yak que se toma con pan. También sirve como postre si se le añade azúcar o mermelada.

Bebidas mongolas

Airag

La bebida más típica del país se hace con leche de yegua fermentada. La fermentación la convierte en bebida alcohólica y tiene la consideración de cerveza. Pero que el nombre no te lleve a engaño: no se parece en nada a la cerveza occidental. Puede que te sorprenda su sabor ácido.

Suutei Tsai

Esta bebida, también muy común en el país, no contiene alcohol. Se trata de una especie de te con leche que también lleva sal y mantequilla. Se toma en cualquier momento del día, entre horas a o para acompañar a las comidas.