Qué comer en

Marruecos

Qué comer en Marruecos

Hay muchos platos típicos de Marruecos, puesto que la gastronomía marroquí es muy rica y variada. Según la región de este exótico país, podrás degustar diferentes platos a cuál más sabroso.

Si viajas a Marruecos, no puedes dejar de probar sus platos típicos, pues son una de las atracciones principales de este país. A continuación, te resumimos los platos más imprescindibles.

 

El Cous Cous

Uno de los platos típicos de Marruecos más famosos a nivel internacional es el Cous Cous. Se prepara a base de sémola de trigo cocida, a la que se le añade carne y/o verduras. Se cocina en una cazuela de barro, la cual se cierra herméticamente con una tapadera en forma de cono. El resultado es un plato muy sabroso, pues se le añaden especias y hierbas como el comino, la cúrcuma, el azafrán, la pimienta negra, perejil y jengibre.

 

El Zaalouk

Otro de los platos que comer en Marruecos es el Zaalouk, elaborado con berenjenas y tomates cocidos. Este plato puede considerarse tanto una ensalada como un pisto, pues lleva también aceitunas, pero con un toque especial de tabasco y cominos.

 

La Pastela

Este plato típico de la comida de Marruecos es una masa de hojaldre crujiente rellena de pollo, cebolla caramelizada y almendras. El toque lo da el acabado, pues se espolvorea con canela y azúcar glas.  La mezcla de texturas y sabores hacen de este palto un manjar obligatorio de probar.

 

Los Pinchos Morunos

Mundialmente famosos son también los pinchos morunos, que se preparan con carne picada aderezada con diferentes especias. Como curiosidad, debes saber que este plato típico de Marruecos se elabora tradicionalmente con carne de camello.

 

El Tajine

Junto con el Cous Cous, el Tajine es la estrella de la comida de Marruecos. La forma de cocinarlo es la misma que para el Cous Cous, en cazuela de barro. Se prepara con carne, legumbres, verduras y frutos secos. Hay muchas variedades, puede ser de pollo, de carne de cordero, de vaca, o sólo de verduras.

 

El Menchui

Este plato, aunque no es el más conocido, si es el más popular de Marruecos, llegando a desbancar al famoso Cous Cous. Para su elaboración se asa un cordero entero a la brasa, que se prepara con diferentes hierbas y especias.

 

La Harira

Otro plato típico de Marruecos, y que no puedes dejar de probar es la Harira. Es en realidad, una sopa espesa de lentejas, con cebolla, limones y tomate, a la que se le añade carne de cordero. Es uno de los platos tradicionales para las cenas de Ramadán pues va perfecto tras el ayuno diurno.

 

Los Kebab

Aunque este plato es de origen turco, lo encontrarás profusamente en Marruecos. La diferencia es que se cocina exclusivamente con carne de cordero o res. Se sirven con pan en forma de bocadillo, y si lo prefieres también está la variedad de pollo.

 

Las albóndigas de sardina

Estas albóndigas, también forman parte de los platos que comer en Marruecos. Las encontrarás enlatadas con una salsa de tomate muy picante. Para los amantes de la carne, son un manjar exquisito.

 

El pan marroquí

La comida de Marruecos va acompañada de un pan conocido como Hob. Has de saber que el pan para los marroquíes es un símbolo religioso, por lo que, a la hora de pedir, tened en cuenta no dejar trozos a medio comer.

Y después de degustar uno de los platos típicos de Marruecos, qué mejor que terminar con una buena selección de dulces y un buen té moruno.

 

Los dulces árabes

Los dulces árabes son deliciosos, en su mayoría son crujientes y están rellenos de frutos secos, regados con abundante miel. Uno de los más populares y que tienes que probar es el Kaab el Ghazal o Cuerno de Gacela. Se prepara con una masa de almendras, yema de huevo y agua de azahar, toda una exquisitez.

 

Los dátiles

Este fruto es típico de Marruecos, y los encontrarás a montones en los puestos callejeros. Los mejores y más sabrosos son los Deghet y los Ghars, los primeros se cosechan en octubre, y los segundos a finales de agosto. Como tentempié son perfectos, pues sacian y te dan energía, además de disfrutar de su dulce sabor.

 

El té moruno

El té de menta moruno, además de ser conocido a nivel mundial, es refrescante, digestivo y muy rico. Tiene un sabor delicioso, y se sirve en una tetera plateada, acompañada de vasos de cristal de varios colores. Se toma casi a todas horas, por lo que tendrás muchas oportunidades de probarlo.

Y hasta aquí el viaje culinario por los sabores de este país, ahora que ya sabes qué comer en Marruecos, no pierdas la oportunidad y párate a degustar cada plato con verdadera devoción.

Suscríbete a nuestra newsletter