exoticca_logo

Llámanos gratuitamente

Habla gratis con un experto:

+52 55 4162 9159

¿O prefieres que te demos un toque? Deja aquí tu número

Phone

De lunes a viernes de 9 a.m. hasta la media noche sábados y domingos de 9 a.m. a 9 p.m.

Qué comer en  Rumanía

Qué comer en

Rumanía

Qué comer en Rumanía

Situado en los Balcanes, Rumanía es un país con una larga tradición artesanal. Una de las mejores ciudades para salir de compras es Bucarest, su capital, donde se concentran la mayor parte de las tiendas nacionales y firmas internacionales.

Entre los artículos típicos que se pueden adquirir por todo el territorio están las figuras talladas en madera, todas ellas realizadas a mano. También la cerámica es muy popular, la cristalería, la porcelana o la fabricación textil, donde resaltan las alfombras, los bordados o los trajes típicos de la región.

Otro de los productos más valorados de Rumanía son los cosméticos, entre los que destacan los de Pellamar y Gerovital H3 contra el envejecimiento. El país es rico en cremas y tratamientos, de ahí a que se hayan convertido en algunas de las compras más populares dentro de su capital.

En el caso de Bucarest, algunas de las mejores zonas son el Bulevar Magheru, donde se concentran un gran número de tiendas; la calle Victoriei, con firmas de renombre internacional; o el Bucareti Mall, un gran centro comercial en Vitan.

A continuación detallamos los productos típicos de Rumanía para coger ideas a la hora de ir de compras por este maravilloso país. 

Bulz

Bulz

Uno de los platos más curiosos de la cocina rumana y más consumidos por los locales. El bulz está compuesto de mămăligă asado al horno con queso. Se le suele echar crema de yogur y también huevo frito, que se coloca justo encima del mejunje. También puede llevar bacon u otros acompañantes. En algunas localidades como Covasna es especialmente popular. En el 2010 entraron en el libro Guinness World Records por cocinar el bulz más grande del mundo de 50 metros.

Ciorbă

Ciorbă

Esta sopa es uno de los platos más tradicionales del país. Puede contener ternera, pollo, pescado yverduras. Su base está elaborada con guindilla, lo que le otorga un gusto algo picante, y smântâna,nata agria y algo espesa. Algunas de sus variedades más peculiares son la ciorbă de perişoare, queademás de albóndigas de carne también incluye arroz; y la fasole cu ciolan, que se sirve dentro deun pan de hogaza y lleva alubias blancas y tocino. Las sopas en Rumanía son muy populares sobretodo durante los meses de invierno, cuando se pueden ver en los menús de los restaurantes.

Cozonac

Cozonac

El cozonac es un dulce tradicional de los Balcanes como Rumanía, Bulgaria, Macedonia y Albania. Sus principales ingredientes son la harina, huevo, leche y la mantequilla con los que se elabora una trenza decorada con nueces picadas, semillas de amapolas y azúcar. Es muy frecuente encontrárselas en las panaderías del país, aunque la época en la que más abundan es en Navidad y Año Nuevo. También en Pascua, cuando suelen ir acompañadas de pequeños huevos pintados.

Frigărui

Frigărui

Cocinado a la parrilla, el nombre de Frigărui significa grill o freír. El plato está compuesto de un pincho moruno  de carne y vegetales y cuenta con gran aceptación en la cocina rumana. Los más tradicionales son los que están elaborados con carne de cerdo, ternera, cordero o pollo, atravesados con un pincho para introducirlos en las brasas. Entre los diferentes trozos de carne también puede haber salchichas, tomates, setas, cebollas y pimientos. Se puede acompañar de ensalada.

Mămăligă

Mămăligă

De origen campesino, este entrante rumano es parecido a la polenta italiana. Está compuesto de harina de maíz sin refinar, de ahí su intenso color amarillo. Solo es un tanto insípido, por lo que generalmente se adereza con queso de oveja, sarmale o suele servirse de acompañante a muchos de los platos típicos de la cocina rumana. Antiguamente se trataba de un pan de clase humilde, aunque hoy se puede ver en casi todos los restaurantes de Rumanía.

Mititei o mici

Mititei o mici

Este plato tradicional de la cocina rumana está compuesto de un rollo de carne picada que se asa a la brasa. Tal y como su nombre indica, el tamaño es pequeño” Puede ser de ternera, cordero y cerdo, además de que también contiene ajo, pimienta negra, anís, comino y tomillo. Generalmente se suelen acompañar de patatas fritas, pepinillos o pimientos, y suele servirse con salsa de mostaza picante o dulce. Este plato está asociado con el buen tiempo, ya que los rumanos suelen consumirlo en barbacoas en el campo con la llegada de la primavera.

Papanaşi

Papanaşi

Esta mezcla de rosquillas y bizcocho son uno de los dulces más típicos de la gastronomía rumana. Es bastante consistente, pues su interior está relleno de queso de vaca dulce, smântână (el yogur típico de la cocina balcánica) y cubierto de mermelada de fresa, frutas del bosque o cereza. Se sirve caliente y, en la mayor parte de los restaurantes, suele consistir en dos bolas, una más pequeña en la parte superior.

Rasol

Rasol

Este potaje, similar al cocido portugués, es uno de los platos favoritos de los rumanos en los fríos meses de invierno. Está compuesto de carne, generalmente de corral como el pollo, pato o ganso, aunque también puede ser de vacuno, cerdo u oveja. El plato incluye patatas y algunas hortalizas como zanahorias, cebollas y tomates. Su principal particularidad es que se suele servir en dos partes, primero la sopa y, por separado, el resto. Puede ir acompañado de Mujdei, una salsa rumana de ajo muy popular en el país.

Sarmale

Sarmale

El sarmale es uno de los platos más consumidos de Rumanía. Se trata de hojas de repollo o de col rellenas de carne o de verduras como si se tratase de un rollito. También pueden contener arroz. Tanto su aspecto como su sabor es parecido a los dolmades griegos o turcos, de hecho comparten receta. En Rumanía suelen servirlos en celebraciones importantes y un plato contiene variedad de ellos acompañados de mămăligă (pan elaborado de harina de maíz) y smântână (similar a la salsa de yogur).

Tocaniţă

Tocaniţă

Muy popular también en los menús de los restaurantes es este estofado de carne y patatas. Uno de los platos más consumidos durante el invierno que suele estar compuesto de ternera, pollo o cerdo. Para que esté caldoso también suele contener vino, de esta manera en él se puede mojar el mămăligă, el pan de harina de maíz tradicional con el que los rumanos suelen acompañar casi todos sus platos. Aunque el asado se puede consumir durante todo el año, el Tocaniţă adquiere gran protagonismo durante las fiestas navideñas.

¿Quieres saber más de nosotros?

  • check-icon

    Las mejores ofertas de viajes

  • check-icon

    Promos especiales

  • check-icon

    Inspiración viajera