Qué ver en Escocia

Los Trossachs

Atracciones turísticas en Los Trossachs

A menudo apodado las "Tierras Altas en miniatura", El Parque Nacional Trossachs cubre más de 1865 km cuadrados. Oficialmente conocido como Loch Lomond and the Trossachs National Park, fue el primero de Escocia y está ubicado en el área del consejo de Stirling, con fácil acceso a Edimburgo y Glasgow.

Hogar del Loch Lomond, el lago más grande de Gran Bretaña, está repleto de cañadas boscosas, colinas y lagos y es un destino popular para senderistas, ciclistas y turistas. Un viaje a los Trossachs ofrece toda la increíble belleza natural de las Tierras Altas, además de muchas comodidades y alojamientos al alcance de la mano. Hay una serie de encantadores pueblos y pequeñas ciudades por descubrir repartidos por todo el parque, como Callander, el encantador pueblo de Balloch, Aberfoyle, el antiguo Luss y Brig o'-Turk.

Los Trossachs están situados en la línea de falla del límite de las Tierras Altas y albergan 21 Munros (montañas de más de 900 m), 19 Corbetts (montañas entre 700 y 900 m), 22 lagos y varios bosques y ríos serpenteantes. Aquí encontrarás una gran cantidad de vida silvestre que habita en un entorno natural intacto. Desde ciervos rojos y sika hasta águilas pescadoras, urogallos negros y las raras ardillas rojas, asegúrate de estar atento a la apasionante fauna local. Además, los cursos de agua están habitados por una gran población de nutrias.

Unas vacaciones en los Trossachs son una excelente opción para familias, parejas y personas que viajan solas, ya que hay muchas actividades, paisajes y lugares de interés diferentes para explorar. Desde altísimas montañas cubiertas de nieve hasta las resplandecientes aguas del enorme Loch Lomond, el parque es de fácil acceso y absolutamente hermoso. El mejor momento para visitarlo es durante la primavera, el verano o principios del otoño, ya que disfrutarás de un clima más seco y días más largos. Aunque si vas en invierno, podrás admirar un paisaje aún más dramático, envuelto en nubes, niebla y nieve, pero también tendrás que lidiar con temperaturas frías.

Qué hacer en los Trossachs

Hay un número ilimitado de cosas que se pueden hacer en los Trossachs, ya que este paraíso natural ofrece actividades al aire libre y espectáculos naturales impresionantes para el disfrute de todos los viajeros.

Hacer senderismo es una opción muy popular, y al explorar el terreno a pie, realmente es cuando más se puede disfrutar de los paisajes y alejarse de los caminos convencionales para descubrir todo tipo de lugares ocultos. Sentir la brisa en la piel y sumergirse en los valles, las montañas y los cielos infinitos de las "mini Highlands" es un auténtico disfrute para los sentidos. Desde caminatas cortas hasta senderos naturales y recorridos de montaña más aventureros, hay rutas para todas las capacidades físicas. La más conocida es la que va hasta la cima de Ben Lomond, que se encuentra en la orilla este del lago del mismo nombre. Aunque su cima se alza a casi 1000 m sobre el nivel del mar, existe un trayecto relativamente fácil y con suaves desniveles conocido como "sendero turístico". Aunque los "coronadores de Munros" más experimentados podrían preferir enfrentarse a Ben Moore, la más alta de las colinas de Crianlarich.

Otras actividades para disfrutar son el ciclismo y los deportes acuáticos como kayak, natación, remo y esquí acuático. Gracias a los numerosos lagos y ríos, estas prácticas son cada vez más populares, especialmente durante los meses de verano. Loch Lomond es uno de los mejores lugares para ello.

Y si prefieres pasar tu tiempo de una manera más relajada, los Trossachs albergan varias destilerías de whisky, donde puedes probar los sabores de la llamada "agua escocesa" y aprender sobre el proceso de creación y exportación de la bebida más famosa de Escocia. Hay cuatro dentro del parque, que son Deanson, Glengoyne y Loch Lomb Distillery, donde puedes encontrar variedades más suaves y sin turba en comparación con los whiskies con cuerpo producidos en las Tierras Altas.

Por supuesto, en el corazón del parque nacional se encuentra Loch Lomond, que cubre un área de 71 km cuadrados y alberga 30 islas. Este reluciente cuerpo de agua es una de las principales atracciones y su larga costa es perfecta para dar un romántico paseo. También es popular entre los nadadores de aguas abiertas. Otro hermoso lago es Loch Katrine, famoso por su Steamship y llamado así por el novelista y poeta Sir Walter Scott, quien se inspiró para escribir su poema "La dama del lago" después de visitar este lugar. Dar un paseo en Steamship Sir Walter Scott es una forma inolvidable de disfrutar de los majestuosos paisajes, a la sombra de los imponentes Ben A'an y Ben Venue.

Si tienes la oportunidad de ir, disfruta de la bella panorámica de Dochart Falls, situadas en el tranquilo pueblo de Killin, en la esquina noreste del parque nacional. Desde el antiguo puente de piedra del pueblo puedes ver como esta cascada idílica expande el rocío brumoso del agua a medida que fluye hacia las islas de Inchie.

NUESTROS MEJORES VIAJES A LOS TROSSACHS

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

QUé VER

Suscríbete a nuestra newsletter