Qué ver en Inglaterra

Stratford-Upon-Avon

Atracciones turísticas en Stratford-Upon-Avon

Stratford-Upon-Avon es un pueblo pequeño y acogedor, de unos 25000 habitantes, que está situado al suroeste de Inglaterra, en el condado Warckwireshire, a 61 km al sur de la ciudad de Birmingham y a 163 km al noroeste de la capital del país.

Se encuentra en la región Cotswolds, un lugar de excepcional belleza natural que abarca varios condados, con verdes colinas, arroyos y pueblecitos muy bien conservados.

Su mayor fama estriba en ser la localidad donde nació uno de los escritores más grandes de todos los tiempos, William Shakespeare, autor de la popular tragedia Romeo y Julieta, entre otras grandes obras.

El centro histórico te traslada al siglo XVI, a la época Tudor. Sus originales e intactos edificios asimétricos con entramados de madera y estuco y tejados empinados a dos aguas, se llevan todo el protagonismo de las miradas.

Es cierto que los lugares relacionados con la vida del dramaturgo son la principal atracción para los visitantes que planean un viaje a Stratford Upon Avon, pero apasionados o no de su literatura, es un hecho que se aprende mucho sobre historia visitándolos.

Cabe resaltar que que este coqueto pueblo no solo brinda la oportunidad de retrotaerse al medievo y seguir los pasos del genial escritor, sino también de poder disfrutar de la vida y del trasiego diario en sus calles, tiendecitas y restaurantes, una auténtica delicia para los amantes de los pueblos típicos con encanto.

Hacer un viaje a Stratford Upon Avon significa asomarse a la historia, deleitarse con la naturaleza y saborear la tranquilidad de la hermosa campiña inglesa. Un lugar bonito, intacto, tranquilo, impecable y seductor como pocos.

Qué ver en Stratford-Upon-Avon:

Pasear por la calle principal, Henley Street, es conmovedor. Parece que el tiempo no hubiera pasado desde que el gran poeta y actor inglés caminara por ella. Allí se encuentra una escultura de bronce de un arlequín, obra de James Butles, que simboliza la relación entre comedia y tragedia. Al dar la vuelta se llega a High street, otra de las calles más importantes del pueblo que parece de auténtico cuento.

Por supuesto, todas los edificios que guardan relación con Shakespeare tienen gran expectación entre los turistas. Y no es para menos, porque no han perdido ni una gota del encanto que tuvieron en el pasado. Entre ellos podemos ver:

Shakespeare's Birthplace: es la casa natal del escritor, la cual muestra la posición acomodada de la familia en aquella época. Luce una fachada de color tostado con los típicos listones de madera que está muy bien conservada y en el interior se puede ver como estaban dispuestos sus muebles y enseres personales. Otro edificio anexo a la vivienda, alberga una interesante exposición dedicada a su vida.

Shakespeare's New Place: la casa donde pasó sus últimos años hasta su muerte en 1616; y Stratford Grammar School; el colegio donde el autor recibió una educación intensiva.

Harvard's House: un edificio construido por el abuelo del benefactor de la Universidad de Harvard y que acoge colecciones de libros impresos de Shakespeare.

Hall's Croft: la casa jacobea de la hija mayor, Susanna y cuyas estancias siguen ambientadas como en la época, como el consultorio de su marido médico; y Nash's House: propiedad de su nieta Elizabeth.

Y a las afueras del pueblo podemos encontrar Anne Hathaway Cottages and Gardens: la casa donde vivió la mujer de William antes de contraer matrimonio y dónde éste la cortejaba; y Palmer's Farm: una granja Tudor perteneciente a su madre Mary Arden. Hoy en día es un museo histórico dedicado a la vida cotidiana del siglo XVI donde se pueden ver exposiciones de artesanía y cetrería, entre otras.

Fuera de la ruta Shakespeare, encontramos otros lugares a los que merece la pena dedicar nuestro tiempo, entre los que cabe destacar:

Stratford Butterfly Farm: exhibe una gran colección de 250 especies de mariposas y otros insectos que se encuentran viviendo en condiciones tropicales.

Royals Shakespeare Theatre: gestionado por la Royal Shakespeare Company, una de las compañías de teatro clásico más importantes del mundo, que realiza representaciones todo el año de obras de el Bardo de Avon.

Capilla Guild: la capilla del Gremio de la Santa Cruz fue fundada en el siglo XIII, con una serie de pinturas murales medievales en su interior.

Holy Trinity Church: una iglesia gótica del siglo XIII a orillas del río donde fue bautizado el autor de Hamlet. Por su condición de párroco laico, se enterró en el interior del templo, pero también están las tumbas de su mujer, su hija Susanna y su yerno.

Canal stratford y zona Bancroft con sus jardines: la imagen de ambas orillas del río Avon y el pequeño muelle con sus barcazas es también muy representativa de la aldea y un buen plan para disfrutar de un entorno ameno al aire libre.

Tudor World: una calle con casas tradicionales  de la época de la dinastía Tudor, que pretende evocar cómo se vivía en época medieval.

Nutcracker Christmas Shop: aunque en la fachada de esta entrañable tienda hay colgada una pizarra que marca los días que restan para el 25 de Diciembre, en este lugar es Navidad todo el año y puedes encontrar bonitos recuerdos decorativos.

The MAD Museum: muestra la mejor exposición de arte cinético y autómatas del mundo con obras de artistas pioneros.

NUESTROS MEJORES VIAJES A STRATFORD-UPON-AVON

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

QUé VER

Suscríbete a nuestra newsletter