Qué ver en Escocia

Glasgow

Atracciones turísticas en Glasgow

La ciudad más grande de Escocia, Glasgow, es una metrópolis dinámica con un toque creativo. Quizás sea la más emocionante del país, por su gran arquitectura, tiendas de moda y elegantes restaurantes. Esta antigua potencia industrial es conocida hoy en día por su cultura, ya que fue nombrada la principal ciudad cultural y creativa del Reino Unido.

Está situada a orillas del río Clyde, en las tierras bajas centrales del oeste de Escocia. La ciudad es una excelente base para explorar la belleza natural de los Trossachs y el Parque Nacional Loch Lomond, así como las atracciones del Firth of Clyde y la Isla de Arran. También está bien comunicada con la capital, Edimburgo, a poco más de una hora en coche. La mejor época para visitarla es durante la primavera y el verano, cuando puedes disfrutar de días largos y temperaturas más cálidas, el clima perfecto para asistir a la gran cantidad de eventos que suele haber y para visitar los lugares de interés que están al aire libre.

Glasgow es una parada obligatoria en un recorrido por Escocia. Conserva algunas de las mejores atracciones culturales del país, desde fantásticos museos, muchos de los cuales son gratuitos, hasta un vibrante arte callejero, además de ambientados locales musicales. De hecho, es la primera ciudad del país designada Ciudad de la Música por la UNESCO. Muchos artistas y bandas han salido de su escena musical, como Travis, Franz Ferdinand y Primal Scream, por nombrar algunos. Así que, si estás buscando una animada vida nocturna, un viaje a Glasgow satisfará tus antojos y disfrutarás de la música en directo en lugares como el peculiar Old Fruitmarket o King Tuts Wah Wah Hut, donde la banda Oasis tocó por primera vez, o de una buena pinta en cualquier otro de los pubs acogedores de la ciudad.

Además de las artes, la arquitectura y la música, Glasgow es un fantástico destino para hacer compras después de Londres. Encontrarás centros comerciales, tiendas, galerías históricas y mercados. ¡Así que podrás comprar hasta cansarte! Pero eso sí, deja algo de energía para hacer turismo, ya que la fascinante herencia de la ciudad como importante centro de comercio e industria, ha dejado muchos lugares de interés interesantes de explorar y un estilo arquitectónico que abarca desde la Edad Media hasta el Art Nouveau y el Victoriano clásico.

Qué ver en Glasgow

Hay una gran variedad de cosas para ver en Glasgow, sin importar la época del año. Desde el amanecer hasta el anochecer, esta entusiasta ciudad ofrece infinidad de planes, tanto si eres un ávido turista como si prefieres disfrutar de las delicias culinarias de los restaurantes, o bien quieres dejar fluir tu creatividad en uno de los museos y galerías de la ciudad.

La Catedral de San Mungo es el edificio más antiguo de la ciudad y una visita obligada en un viaje a Glasgow. Este antiguo lugar de culto se remonta a antes de la Reforma escocesa. Todavía en uso, es conocida por su coro y su ornamentada arquitectura medieval. Se cree que fue construida sobre la tumba de San Mungo, el santo patrón de la ciudad. Si visitas la Catedral de Glasgow, podrás admirar sus finas vidrieras, las intrincadas tallas de piedra y rastrear la historia de este histórico edificio y su importancia a lo largo de los siglos.

Otro de los puntos de interés es la Galería de Arte y Museo Kelvingrove, ubicado dentro de un llamativo edificio de arenisca roja en el corazón del Parque Kelvingrove. Este museo gratuito es el hogar de una colección de arte y artefactos de todo el mundo y es calificado como la mejor atracción para ver en la ciudad. Hogar de 22 galerías con importantes colecciones de arte renacentista, taxidermia y artefactos del antiguo Egipto. Podrías pasar una tarde entera explorando sus fascinantes colecciones sin enterarte.

Otro lugar importante al que acudir es el prestigioso Glasgow City Chambers, que data de 1888. Es la sede del Consejo o cámara de las autoridades de la ciudad y ofrece recorridos dos veces al día. Está ubicado dentro un edificio adornado, siendo fiel testimonio de la riqueza histórica de la ciudad como centro de comercio e industria.

Finalmente, una de las vistas más modernas de Glasgow es su emocionante Mural Trail, una serie de enormes piezas de arte callejero pintadas en varios edificios del centro de la ciudad. Esta iniciativa fue presentada para alegrar las calles y apoyar a los artistas locales. Puedes seguir la ruta del sendero o simplemente tropezar con las eclécticas piezas de arte mientras callejeas por tu cuenta. Hay una increíble variedad de piezas por descubrir, desde celebraciones de los famosos habitantes de Glasgow como Billy Connolly y el arquitecto Charles Rennie Macintosh, hasta hermosas representaciones de gatos domésticos y la vida silvestre escocesa. Sin duda es una muestra de cómo la ciudad destaca como un centro creativo y cultural, siendo una visita obligada si planeas viajar a Glasgow.

NUESTROS MEJORES VIAJES A GLASGOW

¿Quieres asesoramiento de un experto?

Te ayudamos a escoger el mejor destino para tu viaje.

También te puede gustar

QUé VER

Suscríbete a nuestra newsletter