Oferta de la semana
Ayuda
ES
Mi Cuenta
Información sobre el Coronavirus

Qué ver en Hungría

Budapest

Budapest, una ciudad de dos mitades, llamada el "París del Este", es un paraíso para el descanso de la ciudad, repleta de cultura que abarca desde música clásica de clase mundial hasta una vibrante vida nocturna y baños termales naturales. 

Dividida por el poderoso río Danubio en Buda y Pest, en el este y el oeste respectivamente, un viaje a Budapest es una fantástica oportunidad para descubrir el corazón de Hungría y, sin duda, enamorarse del país. 

La ciudad comenzó como un asentamiento celta, y más tarde se convirtió en la principal ciudad romana de Aquincum, cuyas ruinas aún permanecen en las partes más antiguas de Buda.

En tiempos más modernos, Budapest fue la co-capital del Imperio Austrohúngaro. Una ciudad llena de historias, un viaje a Budapest es perfecto para los amantes de la historia. 

Incluso es el hogar del segundo sistema de metro más antiguo del mundo. Hoy en día, la ciudad es famosa por sus numerosas instituciones culturales y museos importantes y cuenta con una rica escena artística, de moda y tecnológica. La parte más antigua de la ciudad está protegida por la UNESCO por sus impresionantes edificios y su importancia histórica.

 

Qué ver en Budapest

Hay tanto que ver en Budapest que definitivamente se debe planificar el recorrido por la ciudad para no perderse nada y poder disfrutar de los lugares más emblemáticos.

El Castillo de Buda y el Palacio Real es un buen lugar para comenzar; un complejo de castillo histórico que se completó en 1265, y cuyo palacio barroco es un icono de la ciudad.

La Galería Nacional se encuentra dentro del castillo, que está situado en el lado de Buda del Danubio, encaramado en la ladera de una colina. Desde aquí, el Bastión de los Pescadores es la siguiente visita obligada. 

Disfruta de unas vistas absolutamente hermosas del río Pest desde esta impresionante terraza, decorada con estatuas que representan las historias de los antiguos clanes magyar. 

El teleférico de Castle Hill está cerca, para volver de regreso a la orilla del río, donde cruzar el fantástico Puente de las Cadenas hacia la parte de Pest de la ciudad. 

Este puente fue el segundo puente colgante más grande del mundo cuando se construyó en 1849 y, al caer la noche, la estructura iluminada es una de la panorámicas más reconocibles de la ciudad. 

Al llegar a Pest, el Parlamento húngaro, asentado a orillas del Danubio y visible desde Castle Hill, es aún más espectacular de cerca. Su fachada decorativa característica se compone de una serie de estatuas y figuras intrincadas, que representan las normas húngaras, príncipes y comandantes militares.

En el interior, los tours organizados pueden presentar algunas de las 691 habitaciones, lo que lo convierte en uno de los edificios del parlamento más grandes de Europa.

Después del cansancio que supone recorrer la ciudad, un viaje a Budapest está incompleto sin relajarse en el balneario Szechnyi, lleno de agua rica en minerales. Con un total de 15 piscinas cubiertas y 3 piscinas al aire libre, este baño termal está incluso abierto por la noche. Szechnyi fue inaugurado en 1913 y se encuentra dentro de un antiguo palacio neobarroco en el City Park.

 

De momento Budapest no está disponible

Suscríbete a nuestra newsletter para no perderte ningún viajazo

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos, te informamos respecto a tus derechos en nuestra política de privacidad y política de cookies

También te puede gustar

QUé VER