Ayuda Registrarse
919 01 15 89
lun-vie: 9h-20h sáb-dom: 10h-18h
Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Aceptar
[close]
[close]

Irán

Irán

Qué ver
Irán - Mapa

Persépolis

A 40 km de Pasagarda se exhibe el conjunto arqueológico más espléndido de Irán y uno de los más soberbios del mundo. La ciudad de Persépolis, llamada anteriormente “parsa” que significa “la ciudadela de la paz”, fue fundada en el 515 a. C por Darío I y edificada por obreros venidos de todas las naciones del imperio. Se alza a los pies del monte Koh-e-Ramat sobre una terraza artificial y está rodeada por una triple muralla.

Fue el hogar de los grandes reyes aqueménidas Darío I, Jerjes I y Artajerjes I y muestra de su fastuosidad. Esculturas, columnas, capiteles esculpidos, pórticos, frisos que adornan escaleras, las tumbas de Artajerjes II y Artajerjes III, palacios de piedra con salas llenas de maderas, paredes recubiertas de oro, mármol y piedras preciosas demostraban la monumentalidad descomunal de una de las más soberbias ciudades jamás construidas por ningún imperio.

La Puerta de las Naciones y los toros alados con cabeza humana que la custodian se erige tras subir la colosal Escalera de Persépolis de 111 escalones que da entrada a la ciudad antigua, es uno de los lugares más emblemáticos del país.

Los extraordinarios relieves cincelados en la roca muestran escenas de la nobleza, la guardia imperial y de los inmortales.

Darío acumuló aquí muchas riquezas, pero cuando Alejandro Magno la conquistó en el 330 a. C. se las llevó todas y la ciudad fue pasto de las llamas.

NAQSH-E ROSTAM:

A tan sólo 7 km de Persépolis se alza la necrópolis de Naqsh-E- Rostam. En ella se encuentran los mausoleos de los reyes persas Darío I, Jerjes, Artajerjes I y Darío II, motivo por el que es considerada uno de los lugares más espectaculares de la antigua Persia.

Estas cuatro impresionantes tumbas aqueménidas cruciformes excavadas en la roca de la montaña, datan de los siglos IV y V a. C y fueron adornadas con centenares de bajorrelieves sasánidas del siglo III d. C que representan al héroe mitológico persa Rostam. El centro de cada una de las cruces constituye la entrada a una pequeña cámara donde el reyes yacía en un sarcófago. La quinta tumba, inacabada, podría ser de Artajerjes III o Darío III. Fueron saqueadas por Alejandro Magno cuando conquistó el imperio.

La otra atracción de Naqsh-E Rostam, el Cubo de Zoroastro, es un edificio donde ardía el fuego eterno por las almas de los fundadores del imperio.

NAQSH-E RAJAB:

Este yacimiento arqueológico se encuentra a 3 km al norte de Persépolis y está compuesto por cuatro bajorrelieves sasánidas del siglo III. El primero muestra a Sapor I en un corcel, el segundo la investidura de Ardacher I, el tercero se trata del busto del sumo sacerdote Kartir y el cuarto representa la investidura a caballo de Sapor I.

Irán - Mapa
leer más
cerrar
×

919 01 15 89

lun-vie: 9h-20h sáb-dom: 10h-18h