exoticca_logo

Llámanos gratuitamente

Habla gratis con un experto:

+34 919 01 15 89

¿O prefieres que te demos un toque? Deja aquí tu número

Phone

De 9:00 a medianoche, todos los días

Qué ver en Sudáfrica Knysna

Qué ver en Sudáfrica

Knysna

Atracciones turísticas en Knysna

Knysna, parada ineludible de la espectacular Ruta Jardín de Sudáfrica, está situada en la región del Cabo Occidental. Paraíso natural de verdes bosques, playas doradas y lagunas turquesas, las vacaciones en Knysna son populares entre turistas locales e internacionales. Paraíso de las actividades al aire libre, su modesta población y su rico entorno natural la convierten en un destino tranquilo donde relajarse, practicar deportes y sumergirse en los paisajes vírgenes de la costa sudafricana.

Famosa por sus excelentes restaurantes de marisco y ostras frescas, una excursión a Knysna suele incluirse como parte de un recorrido clásico por la Ruta Jardín. Enclavada entre el cálido océano Índico y las espectaculares montañas Outeniqua, la ciudad ofrece actividades y lugares de interés para todos los gustos. Navegue en catamarán por la laguna, vaya de compras de artesanía, practique kloofing en los cañones, recorra senderos naturales, participe en una prueba ciclista o simplemente contemple las vistas con una copa de vino local en un bar frente al mar. Knysna también es muy apreciada por los aficionados al golf, con varios campos a poca distancia de la ciudad. Cerca de allí, las antiguas minas de oro de Millwood ofrecen una visión del patrimonio de la ciudad, mientras que las reservas naturales protegidas, como Featherbed y Pledge, mantienen los paisajes más espectaculares prístinos y sin tocar por la interferencia humana.

Si visita Knysna, no deje de conocer el próspero calendario cultural de la ciudad. Desde festivales gastronómicos y de la ostra hasta Mardi Gras y carreras de velocidad, siempre hay algo que hacer en Knysna. Además, con inviernos suaves y veranos cálidos, el mejor momento para viajar a Knysna es cualquier época del año. Así que, si está planeando una excursión por la Ruta Jardín, no olvide pasar algún tiempo en esta hermosa ciudad.

Qué ver en Knysna

Una de las atracciones naturales más famosas de Knysna son sus extensos bosques autóctonos. El mayor complejo forestal del país, el bosque de Knysna ocupa unos 568 kilómetros cuadrados. Espina dorsal de la increíble Ruta Jardín, visitar el bosque es una de las mejores cosas que hacer en Knysna si anhela reconectar con la naturaleza. Árboles centenarios, helechos exóticos y un denso dosel de bosque de leche crean un impresionante espectáculo natural, que se disfruta mejor siguiendo una de las varias rutas de senderismo que serpentean por el bosque. Además, el bosque de Knysna alberga una gran variedad de especies únicas de aves y animales, como el escurridizo lourie de Knysna y posiblemente elefantes, aunque los avistamientos son extremadamente raros.

Si quiere ver elefantes durante su viaje, el Parque de Elefantes de Knysna es uno de los lugares más emocionantes que puede visitar. Situado a medio camino entre Knysna y Plettenberg Bay, este santuario se dedica a la conservación de elefantes africanos. Muchos de los elefantes que hay aquí son huérfanos abandonados, rescatados de otras reservas de caza de Sudáfrica. Se considera un lugar de visita obligada porque los elefantes del santuario están muy familiarizados con los humanos, lo que permite a los visitantes acercarse a la vida salvaje.

Para disfrutar de paisajes totalmente distintos, uno de los mejores lugares que visitar en Knysna es la Reserva Natural de Featherbed. Situada en el promontorio occidental de las dramáticas "Cabezas" de Knysna, se puede acceder a la reserva en ferry desde el puerto de Knysna. Featherbed es una reserva privada y el número de visitantes está limitado para causar el menor impacto posible en el espectacular ecosistema costero. Destacan las vistas desde lo alto del promontorio y el encantador restaurante al aire libre.

Para profundizar en el patrimonio de esta parte de Sudáfrica, una excursión a los yacimientos de oro de Millwood es sin duda un punto culminante de cualquier viaje a Knysna. La antigua mina, abandonada hace mucho tiempo, está escondida en los bosques de Knysna y fue escenario de una de las primeras minas de oro de Sudáfrica. Hoy en día, los visitantes pueden contemplar los antiguos edificios mineros, como una ciudad fantasma congelada en el tiempo, y aprender más sobre los acontecimientos que tuvieron lugar aquí desde mediados del siglo XIX.

También te puede gustar