Oferta de la semana
Ayuda
ES
Mi Cuenta
Información sobre el Coronavirus

Qué comprar en

Qué comprar en India

India es uno de los mejores países asiáticos para ir de compras. El hecho de que sus precios se consideren bajos para un europeo y de que se pueda regatear y gracias a la amplia variedad de productos, muchos de ellos artesanales, hacen que sea imposible volver de India sin ninguno de sus recuerdos y souvenirs.

Algunos de los productos más afamados son la seda, la plata o los tés, que tienen un gran renombre. Las joyas o las piedras preciosas son otros de los artículos más buscados por los turistas en su viaje a Jaipur, donde las gemas, el oro y los diamantes abundan en muchos de sus mercados. Si lo que se busca son alfombras, las mejores industrias se encuentran en Cachemira, donde las elaboran de seda auténtica, en Darjeeling y Bhadohi. Descubre qué comprar en la India.

Alfombras

Son uno de los productos estrella de la India, pues el país cuenta con una de las mayores industrias. Fue introducida por los persas en el siglo XVI, con materiales como la lana de oveja y con motivos del país de origen. Pronto se empezaron a fabricar también con seda, material que tuvo su auge con las grandes caravanas comerciales y que hoy en día es tan codiciado. Dependiendo de la región se pueden encontrar diferentes tipos de alfombras. Las mejores ciudades para comprarlas son Jaipur, Cachemira, Mirsapur, Amritsar y Bhadohi.

Artesanía

La India cuenta con numerosos mercados donde encontrar artesanías propias del lugar. El material más codiciado suele ser el cuero, que se puede encontrar en bolsos, cinturones, sandalias, etc. En Jaipur, por ejemplo, uno de los mercados donde comprar complementos de piel de camello es el bazar Bapu. Otras dos ciudades donde también es frecuente encontrarse marroquinería son Delhi o Agra. En artesanía también destaca la madera, con la que se elaboran muchas de las figuras del país y que se pueden encontrar en los principales mercadillos. Las más conocidas es la madera de rosal, de Kerala y Madrás. El bronce, el cobre o la alfarería también están muy extendidos.

Incienso, aceites y perfumes

La producción de aceites en la India se remonta a las primeras civilizaciones del valle del Indo. Algunos olores como el sándalo o el alcanfor se han convertido en una seña de identidad del país. A o largo de los años se han ido añadiendo algunos más como el jazmín, el destilado de rosas o ámbar gris. Uno de los mejores lugares para hacerse con ellos es en Kannauj, en Uttar Pradesh; Old Delhi o los bazares de Rajastán. También en Mysore, donde se fabrican la gran mayoría de aceites y el incienso natural que posteriormente se vende en otras zonas del país. Para ello hace falta comparar los precios entre los diferentes puestos, ya que algunos dirigidos a los turistas son algo más elevados.

Joyas

La plata es muy popular en la India, pues existen muchas tiendas donde se puede conseguir más barata que en Europa. Las ciudades más conocidas para comprarla son Udaipur y Madurai. El oro también es muy perseguido, aunque el precio es algo más elevado. Jaipur es conocida como la ciudad de la gemas, en algunos de sus mercados como el bazar Johari se puede encontrar variedad de ellas, además de piedras preciosas como rubíes, esmeraldas o perlas. También en la ciudad de Hyderabad es conocida por sus joyerías.

Ropa

La ropa en la India es muy barata. En casi todos los mercadillos de las grandes ciudades como el de Sarojini, Old Delhi o Pahar Ganj, en Nueva Delhi, se pueden encontrar prendas y complementos de todo tipo. Desde imitaciones de firmas internacionales, hasta creaciones propias realizadas con las telas típicas del país. En algunas tiendas se pueden encontrar a sastres que confeccionan la ropa a medida, ideal si buscas tener tu propio sari. Los tejidos como el algodón o la seda en la India suelen ser de calidad y bastante económicos, motivo por el que muchas marcas tienen allí sus fábricas.

Seda

Este tejido, muy popular desde la ruta de la seda que pasaba por el país, es uno de los más buscados de la India. Una de las más conocidas es la de Varanasi, donde se encuentran varias factorías. En ellas se pueden encontrar prendas de ropa, colchas, pañuelos o complementos. En las fábricas de telas hay millones de variedades. Normalmente, estos tejidos se compran al peso, aunque puedes pedir que te hagan directamente un sari con ellos. Los que se hace por defecto miden unos 6 metros, luego los sastres los cortan adaptándose a las medidas de sus clientes.