Desde ES
Ayuda
Mi Cuenta

Qué comer en

Costa Rica

Qué comer en Costa Rica

La gastronomía costarricense surge de la confluencia y los aportes de 3 culturas muy distintas: la de los pueblos nativos americanos, la española y la africana. Se trata por tanto la criolla de una cocina mestiza donde los alimentos que se utilizaban en la época precolombina se combinan con la influencia mediterránea española y que acaba de tomar forma con los aportes de los pueblos africanos que arribaron a suelo costarricense como resultado del tráfico de esclavos en siglos pasados.

Como curiosidad, si a mediodía nos ofrecen un “casado” para comer, no hay que alarmarse, puesto que se trata muchas veces del menú del día. Habitualmente es un plato combinado con arroz, frijoles, carne, ensalada y plátano frito.

Al viajar hacia la costa del Pacífico es más común encontrase con langostas y camarones como parte del menú. Si éste es un plato de su agrado, aprovecha, ya que los precios acostumbran a ser ajustados.

El capítulo de las frutas típicas de Costa Rica merece mención aparte, puesto que el clima provoca una increíble variedad de productos: piña, mango, plátano, aguacate, sandía, papaya, naranja… Todas son dulces y en muchas ocasiones se presentan en forma de ensalada.

En cuanto a las bebidas, Costa Rica presume de cultivar uno de los mejores cafés del mundo. Para demostrarlo, basta saber que hasta el año 1990 fue su mayor fuente de ingresos. Llevarse de recuerdo algún paquete de las variedades arábigas o robusta no es mala idea, si bien el amante del expreso a la italiana se sentirá decepcionado, ya que la forma en que se prepara el café en Costa Rica es a la americana, muy largo o en infusión.

La unión de los 3 mundos tan distintos que comentábamos al principio, ha dado lugar con el paso del tiempo al nacimiento de una gastronomía de Costa Rica única, de la cual, estos platos representan sus señas de identidad.

Casado

El casado, cuyo nombre hace referencia al eterno matrimonio entre sus ingredientes, es otro de los platos más típicos de Costa Rica. Se trata de una especie de plato combinado muy completo que presenta una selección de los alimentos de la región cocinados de diversa manera, en el que, como es de suponer, no pueden faltar el arroz, los frijoles o los plátanos fritos. Pimientos y tomates cortados en pequeños dados y acompañados con cebolla o una ensalada de repollo, tomate y zanahoria son las 2 guarniciones que junto una chuleta de cerdo, un filete de pollo o una pieza de pescado acabarán de completar este plato familiar que con el tiempo ha pasado a formar parte de una gran cantidad de restaurantes y negocios gastronómicos en el país.

Ceviche costarricense

El ceviche es otro plato de gran tradición en varios países sudamericanos de la costa pacífica que consiste básicamente en un plato de pescado crudo marinado con varios aliños cítricos. El limón y la lima ácida son los más utilizados para marinar el pescado en el ceviche sin menoscabo de la naranja, también muy empleada históricamente en la receta. El aliño también incluye alguna variedad de pimiento, chile, mostaza y en ocasiones cilantro. Los pescados más utilizados en los ceviches son la corvina y un pez de agua dulce llamado tilapia, y servidos en frío, acompañados generalmente de unas piezas de aguacate o mango cortados en pequeños pedazos, se trata de uno de los platos que uno no puede dejar de probar en un caluroso día tropical.

Chan

Se trata de una bebida preparada a base de las semillas de chan o Hyptis suaveolens una planta muy conocida en la región. Muy utilizada en la época prehispánica, su utilización se vio limitada en el pasado por los españoles, que relacionaron su uso con ritos paganos. Sin embargo la tradición ha logrado sobrevivir hasta nuestros tiempos y en la actualidad el chan es la base de varios refrescos y helados en Costa Rica. La semilla de chan es pequeña y tiene un aroma similar a la lavanda. La bebida de chan, ligeramente dulce y viscosa se prepara a partir de la adición de agua a algunas de estas semillas.

Chorreadas

Uno de los sellos de la cocina “tica” son sus chorreadas. Las chorreadas son tortillas preparadas con maíz tierno, harina, leche, huevos y azúcar, que se aliñan y cuecen en un comal, un recipiente de cocina tradicional fabricado de barro cocido o cerámica calentado al fuego a modo de plancha. Deben su nombre a que la mezcla de las tortillas es algo líquida y se vierte en el comal, como se diría en Costa Rica, de forma “chorreada”. Acompañado de natillas, suele servirse como dulce, aunque puede convertirse en un plato salado omitiendo el azúcar de la receta y sustituyéndolo por queso rallado.

Gallo pinto

También conocido como pinto, patrulla o burra, uno de los platos más representativos del país es el gallo pinto. Se trata del plato costarricense universal. Elaborado con una base de arroz y frijoles y aderezado generalmente con cebolla, chile dulce y cilantro, este plato mestizo de gran influencia africana puede servirse a cualquier hora del día. Es frecuente encontrarlo formando parte del desayuno y habitualmente es consumido durante las 3 comidas del día. Puede acompañarse con una gran variedad de ingredientes: huevos, salchichas, queso, mantequilla o café se encuentran entre ellos. Algunas personas aderezan el plato con salsa Lizano.

Guaro

En cuanto a los licores, el más tradicional es el guaro, una especie de aguardiente de caña producido en Costa Rica desde el siglo XIX y con el que se preparan varios cócteles, como el "guaro sour" preparado con jugo de limón, azúcar, sirope de cola y mucho hielo. Otra variante muy popular es el "chiliguaro", una mezcla de este aguardiente con jugo de tomate, chile tabasco, limón y sal.

Olla de carne costarricense

En una mezcla de lo prehispánico con lo ibérico la olla de carne está considerada el plato criollo por excelencia de la cocina nacional costarricense. Tiene sus orígenes en un guiso español de la Edad Media conocido como olla podrida, con especial tradición en Extremadura y Castilla y León. Generalmente acompañado de arroz blanco o achiotado (especiado con achiote), está elaborado a partir de carne de res y vegetales autóctonos, entre otros: chayote, maíz, calabaza, zanahoria, cebolla, plátano, yuca, patatas, ñampí (taro), tiquizque, apio o tacaco.

Rondón

Otro plato de la misma naturaleza, pero de herencia afroantillana es el denominado rondón. Su origen en el Caribe se remonta la influencia africana de los esclavos llevados a Centroamérica por parte de las grandes potencias europeas a partir de la llegada de Colón. Se trata de una sopa de pescado o mariscos, aderezada con plátano verde, leche de coco, verduras, tubérculos, pimientos, chiles dulces y especias.

Salsa Lizano

La salsa Lizano es una mezcla líquida de especias y vegetales semejante a la salsa Worcestershire inglesa. Elaborada con ingredientes criollos, es la salsa costarricense por excelencia. Se trata de un unto con un sabor que se mueve entre el dulce y el ácido, un color parecido al del café, y un fuerte toque de especias cuya receta es secreta. Es usada en muchas comidas en Costa Rica, ya sea en la preparación de los platos como directamente sobre la comida. Es también costumbre en el país acompañar con esta salsa todo tipo de frutas: mango y manzana especialmente.

Tamal

El tamal es un plato de origen amerindio consumido en gran parte de Centroamérica. Los tamales, generalmente elaborados a base de una masa de harina de maíz, pueden estar rellenos con distintas combinaciones de carne y verduras, chiles o frutas, que posteriormente envueltos en hojas de plátano, maíz, aguacate o maguey son cocidos al vapor. La variante costarricense más popular consta de una mezcla de harina de maíz, maíz cascado, arroz con achiote, zanahoria, vainica, garbanzos, guisantes, carne de cerdo, chile dulce y cilantro.