Desde ES
Ayuda
Mi Cuenta

Qué comer en

Eslovenia

Qué comer en Eslovenia

La gastronomía eslovena está fuertemente condicionada por la región de los Balcanes y sus países vecinos del centro de Europa e Italia. Debido a su situación geográfica - entre verdes valles - el país es rico en carne, tanto de ternera como de caza o de granja.

Generalmente muchos de esos platos suelen ir acompañados de las verduras que se cultivan en sus huertas, así como de patatas o algunos mejunjes como el Ajdovi žganci, un puré similar a la polenta italiana al que se le añade harina de trigo y cortezas de cerdo.

Su clima también influye en su gastronomía, donde abundan los estofados y las sopas de carne y verduras. Asimismo, Eslovenia también cuenta con numerosos dulces de larga tradición para poner el broche final a una comida exquisita. ¡Descubre los platos típicos de Eslovenia y degústalos, te encantarán!

Ajdovi žganci

El Ajdovi žganci, más conocido como simplemente žganci, es otro de los platos nacionales de la cocina eslovena. Se compone de una especie de puré tipo polenta al que se le añade harina de trigo sarraceno al que se le añaden cortezas de cerdo para darle un poco de sabor. Generalmente no se suele consumir como plato único, sino que suele acompañar a otros manjares eslovenos como las carnes estofadas, morcillas o salchichas.

Funšterc

Esta tortilla de huevo es originaria de la región de Zasavje, donde antiguamente era la alimentación básica consumida por el pueblo minero y por las familias más humildes debido a su sencilla elaboración. Actualmente, el Funšterc - elaborado con huevo, harina, sal y agua - se puede encontrar como plato ligero en muchos de los restaurantes del país. Dependiendo de la región, además, puede sufrir variaciones e incorporar patatas, lechuga o manzana.

Gulash

Aunque los orígenes del gulash son húngaros, este es uno de los platos más populares de Eslovenia. De hecho, se puede encontrar en casi todos los menús de los restaurantes. El gulash es como un estofado de carne que suele acompañar de patatas y perejil, todo mezclado en la misma olla. Se trata de un plato sencillo que se suele elaborar también en la mayor parte de los hogares de los Balcanes o Centroeuropa.

Idrijski žlikrofi

Este plato se caracteriza por ser una de las especialidades culinarias de la localidad de Idrija, en Eslovenia, que durante el siglo XIX ha ido adquiriendo cierta popularidad hasta convertirse en una comida nacional. El Idrijski žlikrofi fue el primero en contar con la denominación geográfica por parte del gobierno. El plato está compuesto por pequeños trozos como de pasta rellenos de patata y suelen servir de guarnición a la carne estofada.

Jota

Esta sopa es uno de los alimentos más conocidos de toda Eslovenia. Está compuesta de repollo, beicon y costillas, por lo que es un plato de gran consistencia. Debido a su sencillez y su éxito entre los locales, la jota se puede consumir en todos los restaurantes del país, aunque es especialmente popular en la zona de Istria.

Kranjska Klobasa

La kranjska klobasa es la salchicha típica eslovena muy común también de los países de los Balcanes, Alemania, Rusia y Austria. Está compuesta por un 70-80% de cerdo, beicon, cebolla y pimienta. Se suelen servir cortadas en pequeñas rodajas y acompañadas de una salsa como de mostaza y pan. Son especialmente típicas de la región de Carniola y es uno de los pocos platos eslovenos que cuentan con denominación geográfica de origen.

Obara

Esta popular sopa es uno de los platos nacionales de Eslovenia, por lo que se puede consumir en cualquiera de los restaurantes del país. Además de contener diferentes tipos de verduras, la obara se caracteriza por contener variedad de carnes donde, incluso, se pueden encontrar trozos de intestinos. Debido a su larga tradición, este plato es muy común en ceremonias o fiestas nacionales.

Prekmurska gibanica

El Prekmurska gibanica   es uno de los postres más populares y tradicionales de Eslovenia. Tiene origen en las localidades de Prekmurje y en Međimurje, esta última en Croacia. Solía consumirse en actos festivos u eventos importantes. Hoy, sin embargo, este dulce elaborado con semilla de amapola, queso cottage, nuez, pasas y manzana, se puede degustar en muchas de las confiterías o restaurantes del país. Generalmente los trozos de este pastel no son muy grandes, pues es bastante consistente.

Ričet

El Ričet es uno de los platos más conocidos y consumidos de Eslovenia. Se trata de una especie de sopa de judías a la que también se le suelen añadir lentejas o garbanzos para darle una mayor consistencia. Suele ir mezclada con avena y, en muchas de las ocasiones, también incorpora carne ahumada de cerdo. El ričet es un plato bastante consistente que se caracteriza porque era el alimento que antiguamente se les daba a los prisioneros en las cárceles.

Štruklji

Uno de los platos más tradicionales de Eslovenia es el Štruklji, sobre todo en su capital, Liubliana. Está compuesto de unos rollitos de masa fina elaborados con mantequilla, queso y huevos y rebozados en pan rallado. Generalmente, aunque se pueden freír, se suelen hornear. Los Štruklji se sirven como acompañamiento a la carne de caza y se suele rociar con la salsa que la acompaña.