Oferta de la semana
Ayuda
ES
Mi Cuenta
Información sobre el Coronavirus

Qué comprar en

Qué comprar en Eslovenia

Eslovenia destaca por el diseño, en el que trabajan numerosos jóvenes diseñadores, algunos de ellos ya consagrados. Este se puede observar tanto en las prendas de ropas de las grandes firmas eslovenas, la mayor parte de ellas concentradas en la capital; como en los artículos de artesanía o en el mobiliario que se vende en las tiendas de decoración.

Algunos productos como la cerámica, la cristalería, el encaje, la orfebrería y la madera cuentan con una larga tradición, pues ya era trabajada desde la antigüedad en muchos de los pequeños pueblos que salpican el país. Hoy, muchos de estos artículos se pueden encontrar en los mercados de pulgas de Liubliana, donde se hallan numerosas reliquias; así como en las tiendas más exclusivas de centros comerciales como Nama, Maximarket y BTC City.

En el sector gastronómico, Eslovenia destaca por producir algunos de los mejores vinos europeos. Estos se pueden comprar en las mismas bodegas o en las diferentes vinotecas repartidas por todo su territorio.

Arte

Eslovenia cuenta con un gran número de artistas que actualmente exponen sus obras en las galerías que se hallan en las calles de moda de la ciudad de Liubliana y Maribor. Algunas de las más conocidas son la de Hest, Ars o la tienda de Laura Etno galerija, en la capital; la de Meduza en Koper; o las de Gregor Pdnar, también disponible online. En todas ellas, además de poder contemplar el arte esloveno tienen opción de compra.

Artesanía

Eslovenia cuenta con variedad de artículos artesanales de larga tradición. Uno de los más conocidos son las majolkes, unas jarras de cerámica utilizadas para beber vino. Todas ellas se pueden encontrar en las tiendas de souvenirs que hay repartidas por todo el país, además de en tiendas de decoración de diseño donde se muestran diferentes estilos de los mejores artistas nacionales. Las piezas elaboradas con madera de Ribnica también son muy populares, así como el encaje de Idrija y los artículos de cristalería, donde destacan los diseños de Steklarna Rogaška.

Joyas

La orfebrería en Eslovenia goza de una larga tradición, pues se conoce que el país ya elaboraba sus propias joyas desde mediados del siglo XV. Una de las firmas más conocidas que lleva trabajando la orfebrería desde 1844 es la cadena Zlatarna Celje, que dispone de tiendas repartidas por todo el país. En ella se pueden encontrar piezas de diseño en plata y oro. Asimismo, no hay que dejar pasar una visita a Zlato runo, especializada en la plata, esta firma es de las pocas que continúan elaborando las joyas de forma manual.

Ropa

Eslovenia cuenta con un gran número de diseñadores consagrados y nóveles que han cubierto muchas de las boutiques del país con sus últimas creaciones. Algunas de las firmas más conocidas son las de Akultura, Cliché, Almira Sadar, Draž y Ana Jelinič. También los populares bolsos de diseño de Marjeta Grošelj son algunos de los artículos destacados que se venden en Liubliana, la capital del país. Algunas de las tiendas en donde puedes encontrarlos son Zoofa y Pentlja. Además, Trgovina Ika también cuenta con diferentes colecciones de jóvenes diseñadores del país menos conocidos, pero con creaciones muy originales.

Sal marina

La localidad eslovena de Piran, considerada como una de las más bellas de la costa, es conocida por contar con grandes parcelas de salinas donde se produce la sal más consumida del país. Entre ellas se encuentras las de Sečovlje, donde se puede aprender sobre su fabricación, y las de Strunjan, ambas con gran reputación. Además de una visita a la zona, donde existen pequeñas tiendas especializadas en su venta, este producto es fácil de encontrar en muchas de los comercios de alimentación de Liubliana.

Vino esloveno

El vino y los licores forman parte de la cultura eslovena. Por todo el país se encuentran repartidas numerosas bodegas que se encargan de elaborar este caldo tan reconocido internacionalmente. Algunos de los más conocidos son los que se encuentran en la zona de Goriška Brda y el Carso. Entre los productores también destacan los de Aleš Kristančič, quien tiene su vinoteca en uno de los locales de la planta baja del Ayuntamiento de Liubliana. Aunque muchos de estos vinos se pueden comprar en las propias bodegas, algunas de las mejores tiendas de la capital para catarlos y llevarse alguna botella son Balthazar Krasevka y Snopc o´tecca.