Oferta de la semana
Ayuda
ES
Mi Cuenta
Información sobre el Coronavirus

Qué comprar en

Qué comprar en Rumanía

Situado en los Balcanes, Rumanía es un país con una larga tradición artesanal. Una de las mejores ciudades para salir de compras es Bucarest, su capital, donde se concentran la mayor parte de las tiendas nacionales y firmas internacionales.

Entre los artículos típicos que se pueden adquirir por todo el territorio están las figuras talladas en madera, todas ellas realizadas a mano. También la cerámica es muy popular, la cristalería, la porcelana o la fabricación textil, donde resaltan las alfombras, los bordados o los trajes típicos de la región.

Otro de los productos más valorados de Rumanía son los cosméticos, entre los que destacan los de Pellamar y Gerovital H3 contra el envejecimiento. El país es rico en cremas y tratamientos, de ahí a que se hayan convertido en algunas de las compras más populares dentro de su capital.

En el caso de Bucarest, algunas de las mejores zonas son el Bulevar Magheru, donde se concentran un gran número de tiendas; la calle Victoriei, con firmas de renombre internacional; o el Bucareti Mall, un gran centro comercial en Vitan.

A continuación detallamos los productos típicos de Rumanía para coger ideas a la hora de ir de compras por este maravilloso país. 

Artesanía

La artesanía rumana es una de las compras más habituales por su fama y porque, en la mayoría de los casos, los productos están elaborados a mano. En ella destaca la cerámica, tanto la roja típica del país como la negra de estilo dacio, muy popular entre los pequeños fabricantes de las regiones de Moldavia y Transilvania. También la madera es uno de los materiales con los que más se trabaja. En los tallados predominan las formas geométricas y con ella se suelen elaborar instrumentos de música, figuras decorativas o utensilios. Dentro de la artesanía, los rumanos también trabajan la porcelana, la plata, los bordados y el cristal pintado con motivos bizantinos, entre otros productos. Un buen recuerdo, además, son los huevos pintados, muy típicos y que se pueden encontrar en la mayoría de las tiendas. El precio de este tipo de artículos suele ser bastante asequible.

Cosméticos

Especializados contra el envejecimiento, los cosméticos rejuvenecedores rumanos cuenta con una gran reputación dentro del mercado farmacéutico. Uno de los más conocidos es el Gerovital H3, un tratamiento que combate los signos de la vejez, la psoriasis y las pieles atópicas. Están elaborados con la fórmula que en su día descubrió la médica rumana Ana Aslan y que revolucionó el sector de la belleza. Aunque actualmente es posible encontrarlos en muchas partes del mundo, debido a que Rumanía es un país bastante económico, los precios de estos artículos en las farmacias rumanas son  muy asequibles. Otra de las marcas locales más conocidas contra la vejez son los productos de Pellamar, también fabricados en Rumanía y que se pueden encontrar en muchas de las tiendas de las grandes ciudades.

Ropa

Rumanía es un buen país para comprar ropa, pues los precios son bastante económicos y en su capital, Bucarest, se pueden encontrar prendas tanto de diseñadores locales como grandes firmas internacionales. Algunas de las compras más habituales son los gorros de pelo, sintéticos o naturales, botas de invierno y las prendas de abrigo, ya que las temperaturas según la época del año pueden llegar a ser muy bajas. Uno de los más conocidos es el guba, tejido en lana y bordado en los extremos con terciopelo. El más común es el blanco y negro. En las mujeres también es muy típico el zadie, el delantal de rayas que también puede estar bordado en terciopelo. Estas prendas son más fáciles de encontrar en las zonas rurales. El resto de la moda rumana se puede comprar en las tiendas de Victoriei, en Bucarest, o en los grandes almacenes como Magheru y Bucareti Mall.

Tejidos

Rumanía tiene una larga tradición en trabajos textiles, donde destaca la creación de alfombras, bordados y los trajes típicos del país. Todavía este trabajo sigue siendo el principal sustento económicos de muchos de los rumanos del interior, sobre todo de las mujeres, a quienes se pueden ver bordando en muchas de las pequeñas tiendas de Transilvania o el centro del país. Entre los artículos que se pueden comprar están los manteles, colchas, servilletas, ropa y las alfombras típicas del país. Estas últimas se caracterizan por sus ornamentaciones geométricas, el típico árbol de la vida, motivos florales o animales. Una de las mejores zonas para comprarlas es en la región de Oltenia, donde se puede encontrar gran variedad.