Qué ver y hacer en Namibia

qué ver en Namibia

Mucho es lo que ver en Namibia y hay mucho que hacer en este país sudafricano con apenas dos millones de habitantes, uno de los más hermosos de toda África. Sus llanuras, los desiertos, la costa, y sus pueblos, son un destino perfecto para el ecoturismo.

Qué ver en Namibia

El exotismo de Namibia vive en perfecta armonía con las influencias culturales de su pasado colonial. Alemanes y británicos han dejado su huella en el país tanto en la lengua, como en la arquitectura y la gastronomía. No obstante, los paisajes namibios conservan todo el esplendor de la África más auténtica.

A continuación, te recomendamos los lugares más destacados que ver en Namibia durante tu viaje. No olvides que hay muchas cosas que hacer en Namibia, sobrevolar el desierto en avioneta, ver lobos marinos, descubrir el Cañón de Sesriem o conocer a los himba, son sólo algunos ejemplos.

Desierto del Namib

Algo que hay que ver en Namibia por encima de todas las cosas es este desierto de 2.000 km. de color rojizo. Sus dunas, con más de 65 millones de antigüedad, son accesibles desde el Parque Nacional Namib-Naukluft.

Una de las cosas que hacer en Namibia por excelencia es ver el amanecer desde una de las dunas de este increíble desierto, o hacer un vuelo en avioneta para contemplar su inmensidad. Ambas experiencias son únicas, pues los colores de este paisaje desolado son algo de otro mundo.

Deadvlei

Siguiendo con los paisajes desérticos, otro lugar que ver en Namibia es Deadvlei, que también forma parte del Parque Nacional de Namib-Naukluft. El contraste entre las lagunas desecadas de color blanco y las dunas rojizas, forman un conjunto inigualable. De hecho, es uno de los lugares más fotografiados de todo el país.

Cañón de Sesriem

Este cañón del río Tsauchab, está enclavado en el parque de Sossusvlei, un salar que emerge en medio del desierto de Namib, y que está situado muy cerca de Deadvlei.

Sus treinta metros de profundidad y dos kilómetros de longitud acoge a los misteriosos círculos de hadas. Estos círculos son formaciones de arena de casi perfecta circunferencia, situados en medio de la hierba. Su peculiaridad, es que, aunque su composición es exacta al resto del suelo circundante, en ellos no crece vida alguna.

Parque Nacional de Ethosa

Para disfrutar de la vida salvaje de Namibia, tienes que hacer una visita a este gigantesco parque, que abarca más de 22.000 kilómetros cuadrados. Su apariencia desértica es el hábitat de un sinfín de animales, rinocerontes, antílopes, jirafas y grandes felinos viven allí.

La mejor opción para visitar Ethosa es pasar la noche en alguna de las tres zonas de acampada del parque. Desde ahí se organizan visitas para avistar animales y recorrer los lugares más espectaculares que ofrece esta maravilla natural.

Caprivi

La franja de Caprivi es un estrecho por donde transcurre la carretera que va hacia las famosas cataratas Victoria. Este estrecho forma un corredor entre Ethosa y los parques naturales del norte de Botswana. Por este motivo, es el lugar perfecto para ver animales salvajes, y uno de los lugares que ver en Namibia más singulares.

Twyfelfontein

Este lugar, Patrimonio de la Humanidad, esconde más de 2.000 glifos, pinturas rupestres e inscripciones que datan de la Edad de Hierro. Los restos arqueológicos de Twyfelfontein son de esos lugares que tienes que visitar al menos una vez en la vida.

El valle de Twyfelfontein ha estado habitado desde hace 6.000 años, por lo que sus grabados de arte rupestre son un verdadero tesoro cultural.

Swakopmund

Dejando un poco atrás los desiertos, Namibia también tiene otras sorpresas, como esta ciudad costera, rodeada de dunas, con arquitectura colonial y todo tipo de servicios turísticos de lo más occidental.

De sus 35.000 habitantes, una parte importante de ellos hablan alemán, pues tienes raíces germanas. También es un importante centro turístico para los amantes de los deportes extremos.

La costa de los esqueletos

Desde Swakopmund y durante 550 kilómetros, se extiende este tramo de costa, donde los bancos de arena, el viento y el oleaje, en conjunción con las brumas, ha provocado a lo largo del tiempo numerosos naufragios. Para atravesarlo, tendrás que contar con un experto, pues es peligroso adentrarse sin conocer la zona.

Kolmanskop

La ciudad fantasma de Kolmanskop, fue en su día un importante centro minero. La fiebre de los diamantes atrajo hasta el lugar a miles de colonos en busca de fortuna. Su esplendor, decayó con el tiempo, hasta quedar completamente abandonada. Las arenas invadiendo las casas, los casinos, los hoteles y la ciudad entera, son objeto de fotografías que han recorrido el mundo.

Fish River Canyon

Si viajamos hacia el sur del país, nos encontramos con otro de los lugares que ver en Namibia más espectaculares. Este cañón de 160 km. de largo por 30 de ancho, es perfecto para los amantes del trekking. Es uno de los cañones más largos del mundo y la segunda atracción turística del país.

Cape Cross

Por último, uno de los lugares más maravillosos que ver en Namibia: Cape Cross, el hogar de más de 100.000 lobos marinos. Ver a estos animales disfrutando de sus baños en el mar, es un espectáculo que jamás podrás olvidar.

Namibia es uno de los países africanos con más riqueza culturas y paisajística, como habrás podido comprobar. No lo dudes más y planifica tu viaje a uno de los lugares más hermosos del planeta.