Mejor época para viajar a Belice

La mejor época para viajar a Belice depende de lo que el viajero esté buscando. Este país guarda un secreto poco conocido por los turistas en forma de exuberantes selvas vírgenes y paradisiacas playas de arena sedosa y blanca. Aunque es un lugar privilegiado, maravilloso para visitar en cualquier momento, depende de los gustos particulares escoger un momento u otro para visitar este pedazo del caribe.

mejor época para viajar a Belice

La mejor época para viajar a Belice

Estas son algunas pistas para saber en qué momento viajar a Belice, por qué y para quién.

Cuándo es temporada alta en Belice

En este caso, el término temporada no hace referencia a ningún fenómeno natural ni a ningún evento climático en particular, si no simplemente al periodo del año en el que los viajes a este país son más frecuentes. La temporada alta en Belice transcurre aproximadamente desde mitad de noviembre hasta finales de mayo. En estos meses, la región se convierte en un pequeño hervidero de actividades y personas. Hay que tener en cuenta que, en este periodo, tanto en Europa como en América del Norte, las temperaturas han bajado, las lluvias y las nieves son frecuentes y el viento frío sopla con ganas. Así que es el momento ideal para hacer una escapada hacia el sur.

Así pues, si viajamos buscando disfrutar de un clima acogedor, no podemos quedarnos en el hotel. Ahí fuera hay mucho que ver y muchos eventos a los que acudir durante estos meses. A finales de noviembre tiene lugar la versión local de Acción de Gracias, que se parece bastante a la que se celebra en los EE. UU. La Navidad también se celebra a lo grande en el Caribe, ya que la mayor parte de la población del país es cristiana. A continuación, llega el Año Nuevo, que en Belice es un evento de socialización, con fiestas en multitud de locales y bares.

Cenas en la selva y rutas en canoa

Febrero también es un mes perfecto para viajar a este país caribeño y disfrutar de una cena romántica privada en la playa o en la selva. Los lugareños son bastante románticos y sabe qué hacer para que una cita sea especial, por lo que pasar san Valentín en Belice puede ser un regalo de enamorados inolvidable.

Con la primavera, las rutas llegan a su apogeo porque el clima es perfecto. Los turistas pueden disfrutar del Desafío de la Ruta Maya del Río Belice que es una carrera de resistencia de cuatro días en canoa. Parte desde el puente Hawkesworth en San Ignacio y se prolonga por el río Belice hasta la antigua capital.

Otro de los grandes eventos de esta temporada es la Pascua. A causa de las restricciones por el ayuno, las comidas caseras durante estos días son más limitada y enfocado a platos que no incluyen carne, aunque sí pescado. Se organizan grandes procesiones solventes y se crean alfombras florales por las calles.

En cuanto a la gastronomía, algunos mariscos están controlados en algunas estaciones, como por ejemplo la langosta. Este marisco que no se puede disfrutar durante la temporada alta por lo que si quieres degustar langosta, esta no sería la mejor época para viajar a Belice.

Temporada baja en Belice

La temporada baja en Belice se extiende desde junio hasta la mitad del mes de noviembre. En este periodo de tiempo se pueden encontrar mejores ofertas, tanto en cuanto al alojamiento como en atracciones turísticas. Es una buena época para viajar ya que la mayoría de las atracciones y recorridos no cierran fuera de temporada. Mayo y junio son los meses más calurosos en Belice, sin embargo, al tratarse de una pequeña nación junto al Caribe, las posibilidades de deportes acuáticos son infinitas por lo que el calor pasa a ser menos molesto. Las tormentas son frecuentes pero lo suficientemente breves para no arruinar el itinerario del viajero.

Langostas y tiburones ballena

El 15 de junio empieza la temporada de la langosta en el país, algo que se celebra con gran ceremonia en Belice. Para conmemorarlo se prepara el Festival Anual de la Langosta que se prolonga durante dos semanas, y recorre las ciudades de Caye Caulker, San Pedro y Placencia.

Si las langostas abundan en el verano beliceño, también lo hacen los tiburones ballena, pero en este caso no son para comer, sino para bucear con ellos. Son animales marinos migratorios que llegan a las aguas del caribe al inicio del verano para desovar en aguas cálidas. La zona del Gladden Split es la mejor para contemplarlos. Las expediciones de buceo y de snorkel están disponibles para los turistas que quieren vivir la increíble experiencia de nadar con estos peces de tamaño colosal en unas aguas de un azul cristalino.

En septiembre comienza el mes de celebraciones patrióticas. El día 10 se conmemora el día de la batalla de St. Georges, y los desfiles y las bandas marchan por las calles de ciudades y pueblos. El día 21 es el Día de la Independencia, la mayor fiesta de Belice. Todas las fiestas comienzan una semana antes del día fijado, excepto el carnaval de Orange Walk que se celebra en el día real, pero eso sí, a lo grande y como solo los caribeños saben festejar.