Mejor época para viajar a Armenia

cuándo viajar a Armenia

Es recomendable planificar las vacaciones teniendo en cuenta la mejor época para viajar a Armenia. Es un país del Cáucaso bastante montañoso así que conviene tener en cuenta la climatología para no llevarnos sorpresas.

Cuándo viajar a Armenia

Para que cualquier viaje sea un éxito siempre es mejor organizar una ruta teniendo en cuenta la estación en la que viajamos y el clima que se prevé durante ese periodo. Escoger cuándo viajar a Armenia también depende de los gustos particulares. Hay personas a las que no les importa el frío o que no soportan las altas temperaturas y viceversa. Por eso, para sentirse a gusto durante el viaje, hay que tener en cuenta todos estos factores.

A continuación, te vamos a orientar para que decidas en qué momento viajar a Armenia.

Armenia tiene un clima continental y, excepto algunos meses, es bastante seco, es decir, llueve muy poco. Por otra parte, los inviernos son fríos y largos, ya que Armenia es un país muy montañoso y esto determina bastante el clima. Cuanto más ascendamos en nuestro viaje, más bajas serán las temperaturas. Entonces, ¿cuándo viajar a Armenia y qué se recomienda visitar en cada estación?

Viajar a Armenia en invierno

Los meses de invierno en Armenia son muy fríos y si tu viaje incluye zonas de montaña, las temperaturas pueden bajar mucho, así que es imprescindible llevar un buen abrigo. En los meses de diciembre, enero y febrero las temperaturas diurnas no superan apenas los cero grados. Por la noche, todavía hace más frío y los termómetros pueden descender hasta diez grados bajo cero.

Por lo tanto, en las regiones montañosas el clima se vuelve gélido y desapacible, aunque tiene regiones dignas de contemplar como el Cañón de Debed con sus iglesias Sanahin y Haghpat, que es mejor visita en otra época del año. En la región montañosa también se encuentra el impresionante monasterio de Tatev. Para llegar a la ciudad de Tatev hay que recorrer una sinuosa y ascendente carretera de montaña hasta Halidzor. Desde allí, si quieres llegar al monasterio, tienes que subirte al Wings of Tatev que es el teleférico más largo del mundo. Conociendo estos datos, resulta evidente que la mejor época para viajar a Armenia, no es el invierno. Si es posible, mejor evitarlo.

¿Es la primavera la mejor época para viajar a Armenia?

lago sveran

La primavera suele ser siempre la mejor estación para viajar por Europa en general. Es el momento en el que la naturaleza comienza a despertar de los rigores del invierno y a florecer. Los días comienzan a ser más largos, lo que es una gran ventaja cuando se hace turismo y queremos aprovechar la jornada al máximo. En esta época la gente sale a la calle tras una larga reclusión invernal, y el ambiente es mucho más alegre.

Los mejores días son los de mayo y junio, que es cuando las temperaturas aumentan hasta los 20ºC y 25ºC, variando un poco según la región, pero en todo caso muy agradables para viajar. En primavera podrás hacer una excursión al Lago Sevan, en Noravank o visitar Khndzoresk, también llamada la ciudad de las cuevas. Conviene saber que mayo es un mes lluvioso en Armenia, pero no suelen ser borrascas intensas que lleguen a afectar demasiado al viaje. Así y todo, mayo y junio puede ser la mejor época para viajar a Armenia.

Visitar Armenia en verano

Si en invierno hace un frío riguroso, en verano hace mucho calor. Por ejemplo, podemos destacar que, en la capital armenia, Ererán, las temperaturas pueden alcanzar los cuarenta grados en los meses de julio y agosto. Sin embargo, en las zonas montañosas la temperatura es más baja y llevadera. Si eres de los que no se agobian en exceso con el calor y estás decidiendo cuándo viajar a Armenia en la época estival, no olvides llevar mucha agua, sombrero y protección solar.

Otoño es un buen momento

yerevan

El mes de septiembre todavía es un poco caluroso pero mucho menos que julio y agosto. Además, es bastante seco, sin apenas lluvias que puedan llegar a incomodarte el viaje o arruinarte alguna de las excursiones que hayas organizado. En octubre descienden un poco más hasta ponerse en 20 grados por el día, lo cual es una temperatura perfecta para moverse por el país. Lo único a tener en cuenta es que las precipitaciones son tan abundantes, más o menos como ocurre en el mes de abril. Noviembre ya es un mes seco y con temperaturas en descenso, acercándose poco a poco al crudo invierno armenio. Si tienes disponibilidad para decidir en qué momento viajar a Armenia, el otoño es un buen momento.

Así pues, de este repaso por estaciones se concluye en qué momento viajar a Armenia, que es en el mes de mayo o bien en septiembre. Aunque si tu plan de viaje es recorrer las montañas del país, entonces el verano puede ser la mejor elección. En el caso de que no puedas viajar en los meses mencionados, no te desanimes ya que Armenia es un gran país que merece ser visitada en cualquier época del año.