¿Dónde se encuentran las localizaciones de Juego de Tronos en Islandia?

localizaciones de juego de tronos en Islandia

Islandia es famosa por ser uno de los países más seguros del mundo y también por su cosmopolita capital, Reykjavik. Es uno de los pocos lugares del planeta donde contemplar una Aurora Boreal, su gastronomía es de lo más peculiar y ha dado al mundo artistas de la talla (y de la extravagancia) de Björk. Por si todo eso fuera poco, HBO terminó de poner el país en el mapa. ¿Cómo? Estableciendo algunas localizaciones de Juego de Tronos en Islandia. Estas algunas de las más destacadas.

Localizaciones de Juego de Tronos en Islandia: temporada tres

Námaskarð

El inicio de la tercera temporada de la serie comienza con Sam en plena huida. Una tormenta de nieve lo rodea, implacable, y sufre el ataque de los caminantes blancos. A su alrededor se ven piscinas de barro, fumarolas y manantiales sulfurosos. Todo ello forma parte de los encantos de la región, muy visitada por viajeros intrépidos e inmunes al frío desde antes de que se rodara la escena.

La ventisca, por cierto, fue artificial.

Kálfastrandavogar

Seguimos en la tercera temporada, esta vez en el capítulo 2, parte del cual se rodó en el lago Myvatn. Si lo visitas hoy, verás rocas de lava desperdigadas por el paisaje, lo que le da ese aire tan peculiar que se aprecia en la serie. Fue por aquí por donde los salvajes condujeron a Sam. Y si crees que has visto el área en más ocasiones, no te equivocas. Ygritte y Jon Nieve pasaron por aquí antes de que ella desapareciera en el interior de la famosa caverna.

Grjótagjá

Aquí se encuentra la entrada de esa cueva. De todas las localizaciones de Juego de Tronos en Islandia quizá esta sea la más visitada por turistas y fans de la serie. Aquí es donde Ygritte le enseña a Jon Nieve algunas de las cosas que éste no sabía.

Ahora se puede visitar e incluso puedes bañarte, pero ten en cuenta que las escenas más tórridas no se rodaron aquí, sino en estudio. Lo único real que aparece en pantalla es la entrada de la cueva. Y es que el agua se encuentra a más de cuarenta grados, lo que habría provocado que se empeñaran las lentes del equipo. Ya sabes, si llevas gafas y visitas Grjótagjá, quítatelas antes de entrar.

Localizaciones de Juego de Tronos en Islandia: temporada cuatro

Thorufoss

En el sexto capítulo de la cuarta temporada un pequeño cabrero sufre el hambre de uno de los dragones de Daenerys Targaryen. El chico está en un acantilado, entretenido en tirar piedras al fondo, cuando el dragón aparece, calcina al rebaño y se aleja con una cabeza de ganado entre las garras. La escena, que apenas dura unos segundos en la serie, tardó todo un día en rodarse. Tú puedes pasar un rato muy agradable paseando por este emplazamiento con la seguridad de que ningún animal mitológico vendrá a por ti ¿o no?

Thingvellir

Thingvellir es un lugar especialmente atractivo para los turistas, y ya lo era antes de formar parte de las localizaciones de Juego de Tronos en Islandia. Así que para rodar la escena del capítulo 8 de la cuarta temporada hubo que cerrar el paso a las visitas. Antes de que HBO pasara por aquí, el punto de mayor interés era una cascada cercana. Ahora los viajeros se acercan a seguir los pasos de El Perro y Arya Stark, que cruzaron por aquí antes de llegar a la Puerta de la Sangre. En pantalla se ve un suelo más o menos nivelado, pero el firme en la vida real no lo es tanto. Si vas a acercarte, lleva calzado adecuado.

Mount Hengill

En el último capítulo de la cuarta temporada El Perro lucha con Brienne de Tarth. El rodaje fue difícil y la batalla incorpora vistas de diferentes localizaciones. Una de ellas es Mount Hengill. Eso sí, tendrás que esforzarte para distinguirla, pues apenas aparece en pantalla unas décimas de segundo.

Localizaciones de Juego de Tronos en Islandia: temporada siete

Dryhólaey

¿Te apetece visitar el famoso Muro? Jorah Mormont y John Nieve lo cruzan y aparecen en una isla cuya superficie está cubierta de arena negra. Es el capítulo quinto de la séptima temporada. El Muro, tal y como aparece en pantalla, forma parte del acantilado natural de la playa de Dryhólaey. Con algunas variaciones, eso sí: en televisión su altura es diez veces mayor

Stakkholtsgja

Llegar hasta Stakkholtsgja es una aventura en sí misma. Los pequeños riachuelos que hay que vadear para llegar a destino eran enormes corrientes de agua cuando se rodó el sexto capítulo de la temporada siete. Por aquí pasó el grupo de aliados que debía capturar a un caminante blanco para ganar el favor de Cersei Lannister. Algo que nunca sucedió, por cierto.

Gígjökull

En 2010, el volcán Eyjafjallajökull sumió Europa en una auténtica crisis. Curiosamente, una de las localizaciones de Juego de Tronos en Islandia está muy cerca, en la ladera de un glaciar. Se usó para rodar escenas de las llamadas “de caminar y hablar”. Toda una ironía si consideramos que la erupción del Eyjafjallajökull impidió el transporte aéreo y cortó las comunicaciones unos años antes.

¿Ya sabes cuál será tu itinerario por las localizaciones de Juego de Tronos en Islandia? Prepáralo con Exoticca.

Oferta de viaje a Japón
Argentina y Brasil · 16 Días
Capitales, Iguazú y Los Glaciares
ahora
1.949€
antes
2.549€

Comments are closed.