8 beneficios de viajar que te harán disfrutar más de la vida

Ocho beneficios de viajar que te harán disfrutar más de la vida

Que viajar nos ayuda a desconectar es algo de lo que no teníamos dudas. Sin embargo, ahora los estudios han demostrado que también contribuye con la mejora de la autoestima, el aumento de la creatividad y la liberación de estrés. Te contamos cuáles son los beneficios de viajar.

Las cosas buenas no deben valer la pena, sino la alegría. Y realizar un viaje es una de esas inversiones que todos deberíamos hacer con cierta frecuencia. De acuerdo con un estudio de las Universidades del Sur de California y San Francisco, en Estados Unidos, estas experiencias afectan directamente al sistema límbico, que es el responsable de las emociones.

Los beneficios de viajar

¿Y qué significa eso exactamente? Que experimentamos una sensación de bienestar que va más allá del propio viaje. Liberación de estrés, aumento de la autoestima y de la creatividad, así como una positividad que nos invade y mejora nuestra calidad de vida. Por otra parte, gracias a los recuerdos es posible alargar este estado idílico en el tiempo, sobre todo en las personas mayores. A continuación te contamos cuáles son los beneficios de viajar y por qué.

Salimos de la rutina y del estrés

La vuelta de las vacaciones a veces nos puede llegar a producir la llamada depresión postvacacional. Y es que pocas cosas hay tan temidas como la rutina diaria. Las responsabilidades, los horarios, las prisas y el estrés van poco a poco mermando nuestro estado ánimo. Sin embargo, todo ello queda atrás cuando nos subimos a un avión. El primer beneficio de viajar es, por lo tanto, poder desconectar de nuestra propia vida.

Dormimos más

El segundo beneficio de viajar es claramente el descanso. Aunque hagamos excursiones y realicemos largas caminatas, el despertador no suena por las mañanas, por lo que podemos descansar un poco más y desayunar sin prisa. Además, el realizar actividades que se alejan de las habituales hace que acabemos más cansados, así que dormiremos mejor.

Viaje al presente

Otro de los beneficios de viajar es que paramos nuestra espiral de pensamientos y nos dedicamos a vivir el día a día. Esto es, nuestra mente se encuentra en el momento presente y se aleja de las reflexiones sobre el pasado y la planificación hacia el futuro. En otras palabras, las preocupaciones y la ansiedad se reducen durante el viaje.

Segregamos hormonas de placer

Si todavía te parecen pocos los beneficios de viajar que hemos mencionado, aún tenemos más. Encontrarnos en un lugar que no es el habitual produce un cambio en nuestro organismo. Segregamos hormonas como las endorfinas, la serotonina o la dopamina; todas ellas responsables de las emociones positivas. Del mismo modo, se disminuye la producción de cortisol, que va directamente relacionado con el estrés.

Salimos de la zona de confort

Cuando estamos enfrascados en la rutina y en la larga lista de quehaceres, supone un esfuerzo muy grande el realizar alguna actividad inusual. Tanto que lo más probable es que optemos por no hacerla. Sin embargo, no sucede así cuando viajamos. Al estar fuera de nuestro entorno nos volvemos más capaces de asumir riesgos y de probar experiencias nuevas. Puede ser algo tan simple como coger una bicicleta o darse un baño en aguas termales.

Mejoramos las relaciones interpersonales

Tanto si lo hacemos en soledad como en compañía, otro de los beneficios de viajar es el fortalecimiento de las relaciones interpersonales. Un viaje en familia refuerza los lazos de unión, ya que todo lo mencionado anteriormente se vive juntos. Y en la distancia, logramos ver las cosas con más perspectiva, y nos hace valorar lo que en ese momento no tenemos.

Apreciamos la vida

Uno de los beneficios de viajar más valiosos es que nos ayuda a valorar la vida; algo que parece sencillo pero que tendemos a olvidar. Visitar un lugar desconocido nos permite descubrir nuevas culturas, nuevas formas de vivir y otra manera de entender la vida diferente a la nuestra. Sentirnos afortunados o apreciar lo que tenemos, sea mucho o poco, es algo que se consigue traspasando nuestras fronteras.

Conocemos gente nueva

Lo mejor de los viajes no es necesariamente hospedarse en un hotel de cinco estrellas donde lo hacen todo por nosotros. Ni tampoco visitar grandes museos o realizar excursiones bien planificadas. A veces, lo que nos llevamos de estas experiencias son una conversación sencilla con algún local, la sonrisa de un niño o la paz que nos transmite un paisaje. Momentos irrepetibles que solo podremos disfrutar viajando.

Si quieres obtener los beneficios de viajar lo tienes muy fácil. Solo debes planificar tus próximas vacaciones y elegir tu próximo destino. El mundo está lleno de lugares magníficos que descubrir. Y quién sabe, quizás también descubras algo sobre ti que no conocías.

Comments are closed.