5 islas griegas que no te puedes perder

Recorrer Europa
islas griegas que no te puedes perder

Existe un motivo para que esta lista de islas griegas que no te puedes perder incluya solamente 5. Y es que todas las islas griegas tienen un encanto único y especial. Más allá de su aspecto de otra época y de las fotografías llenas de casitas blancas coronadas por tejados azules, cada una contiene una historia. Hemos escogido las 5 historias que nos parecen más llamativas. Pero, si haces un viaje a Grecia, seguro que tú creas las tuyas propias.

1.- Lesbos

Inevitablemente ligada a la figura de la poetisa Safo, Lesbos es una isla en la que la cultura cobra una nueva dimensión. Se trata de la tercera isla más grande de Grecia. Destaca por los contrastes que ofrece su rica variedad paisajística. Por una parte las montañas rocosas que dan paso a los más verdes valles. Por otro las formaciones volcánicas que ofrecen gran cantidad de fuentes termales. Lesbos, o Mitelene, pues también se conoce esta isla por el nombre de su capital, se encuentra en nuestra lista de islas griegas que no te debes perder porque aquí encontrarás la paz. Fondea en sus calas de ensueño o sube al acueducto del Monte Olimpo, de donde se dice que brotaban las aguas que regaban la morada de los dioses.

2.- Mykonos

La segunda de nuestras 5 islas griegas que no te puedes perder está pensada para el descanso y la diversión. Durante el día, playas de arena blanca y agua cristalina aguardan al viajero que desea unas vacaciones llenas de sol. Durante la noche, la fiesta está asegurada. Y, aunque sus callejuelas estrechas y sus casas bajas engañen, la verdad es que Mykonos es un paraíso para las compras de lujo. Además, se trata de una isla gay friendly. El ambiente es tolerante, divertido y sofisticado. Si, además de sol, buscas salpicar tu viaje de cultura local, haz una excursión en coche y visita los molinos o los pueblos de interior. Toma una rica ensalada griega con olivas cultivadas en la propia isla y deja que el viento se lleve tus preocupaciones al otro lado del mar.

3.- Rodas: un museo al aire libre

Rodas supone un contrapunto al resto de las islas griegas que no te puedes perder. En su capital no encontrarás casitas encaladas. Al contrario, grandes edificaciones de piedra recuerdan a los pueblos más medievales del oeste de Europa. No queda nada del famoso Coloso que daba la bienvenida a los viajeros, aunque todos los guías lo mencionan. Cuando visites la ciudad permanece muy atento. Verás residencias gubernamentales, palacios, cuarteles que se dice que pertenecieron a órdenes de caballería, e iglesias ortodoxas. La gran mayoría de estos monumentos son reconstrucciones. La Segunda Guerra Mundial clavó sus garras sobre Rodas con fuerza. Sin embargo, eso no le resta ni un ápice de interés. Recuerda visitar el estadio, donde entrenaban los deportistas para las olimpiadas. Y toma un aperitivo en la plaza principal para terminar de sumergirte en el ambiente local.

4.- Santorini

La cuarta de nuestras islas griegas que no te puedes perder es la que ha dado la mayor parte de las imágenes blanquiazules que caracterizan el archipiélago. Encaramada en lo alto de una escarpada colina, solo hay una manera de acceder al interior de la isla: hacia arriba. Puedes hacerlo en burro, utilizando el funicular o a pie. Esta última opción no es la más recomendable. El precio del funicular no supera los 5€ y te asegura que podrás disfrutar de la visita sin perder el resuello. Una vez en la parte superior, estarás en Fira y pasarás junto a gran cantidad de comercios de artesanía local, restaurantes de los que se escapan los más sabrosos aromas y monumentos de extraña belleza. Como la iglsia ortodoxa de Fira, de entrada gratuita. Si pasas varios días en esta isla, hay dos recorridos que debes hacer: el de las calas más hermosas y el de los atardeceres. Si tienes que escoger solo uno de estos últimos, ve a Immerivigli. Merecerá la pena.

5.- Corfú

La quinta de nuestras islas griegas que no te puedes perder no tiene nada que envidiar a las cuatro anteriores. Si buscas una buena dosis de historia, basta pasear por su casco antiguo. La Spianada, o plaza de armas del ejército veneciano es buena prueba de ello. Así como el Museo Bizantino o el Ayuntamiento, que se considera el edificio más elegante de la época veneciana. Antes era un teatro. Para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad, acude a la Fortaleza Vieja, no te decepcionará.

 

5 islas griegas que no te puedes perder
4.2 (84%) 10 votes

Comments are closed.