Parques naturales españoles, los grandes desconocidos

Parques naturales españoles, los grandes desconocidos

España es un país rico en historia y cultura. Los enamorados del sol y el mar acuden a sus numerosas playas en cuanto el buen tiempo asoma la cara. La gastronomía española es una de las mejor valoradas por propios y extraños… Pero los parques naturales españoles son unos grandes desconocidos que harán las delicias de los amantes de la naturaleza. Estos son algunos de ellos.

Parque Nacional de Garajonay, la Gomera

El archipiélago canario es sin duda una de las regiones españolas más ricas en cuanto a biodiversidad. De hecho, 4 de los 15 parques naturales españoles pertenecen a esta comunidad autónoma. Entre ellos el de Garajonay, en la Isla de la Gomera. Parece mentira que estas islas sean de origen volcánico. La exuberancia de la vegetación y las múltiples especies animales te dejarán sin aliento.

Junto al azul del mar se levantan montes escarpados y la combinación de ambos crea un microclima especial donde la niebla te permitirá tomar fotos impactantes. Eso si eres capaz de apartar tus ojos de la vida que prolifera en todas partes.

Haz una parada en el municipio del Valle del Gran Rey y descubre la idiosincrasia de la población gomera. También podrás disfrutar de la gastronomía de la isla.

Parque Natural de Monfragüe, Cáceres

De entre los muchos parques naturales españoles, el de Monfragüe se ha convertido en objetivo, sobre todo, de los amantes de la ornitología. Si lo visitas disfrutarás de un paisaje de picos redondeados en los que habitan todo tipo de aves. A ras de suelo, el río Tajo lo baña y hace que la vegetación cacereña abunde en sus más de 18 hectáreas. Lo mejor del parque es la combinación de prados, roquedos y grandes masas de agua. Estos son los tres puntos de Monfragüe que no puedes perderte. Todos ellos miradores muy valorados por fotógrafos de naturaleza:

  • El Castillo es el punto más alto y te dará la mejor vista panorámica del parque.
  • La Portilla del Tiétar es el punto de reunión clave para el avistamiento de aves.
  • Salto del Gitano-Peña Falcón es uno de los puntos más fotografíados. Se trata de un cantil de roca donde también se reune una gran cantidad de aves.

Tablas de Daimiel, Ciudad Real

El parque natural de las Tablas de Daimiel fue declarado como tal en 1973. Se trata de un extenso humedal situado en la provincia de Ciudad Real. Se trata del último ecosistema de los denominados tablas fluviales. Está creado por la confluencia del desbordamiento de dos ríos, el Guadiana y el Cigüela. Los paisajes llanos, donde juncos y avena salvaje levantan sus cabezas sobre el agua quieta recuerdan a escenas de países exóticos. En cualquier caso, más allá del valor estético de la zona, merece la pena visitarlo por la gran variedad de especies animales y vegetales que viven gracias a este curioso cúmulo de casualidades hidrográficas.

Parque Natural de Timafaya, Lanzarote

Los parques naturales españoles destacan por la proliferación de vida que se da en ellos. Si visitas Timanfaya, en la canaria isla de Lanzarote, te llamará la atención justo lo contrario. Te encontrarás ante un paisaje desértico de aspecto lunar. El sol arranca a la arena y las rocas tonalidades diferentes dependiendo de la hora del día, lo que convierte este parque natural en un espectáculo natural de luz y color. Si algunas vez has soñado con ser el protagonista de un viaje espacial, acércate a este entorno. No solo disfrutarás de su aspecto extra terrestre, sino que podrás probar las docenas de actividades turísticas que Lanzarote reserva a quienes la visitan.

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Huesca

Si buscas un lugar para perderte rodeado de belleza natural, Ordesa es tu destino ideal. También es el de más de medio millón de visitantes que recalan en él cada año. Combina el encanto del Pirineo con un macizo rocoso central y cuatro valles salpicados por abundantes saltos de agua.

La localidad medieval de Torla es la puerta de entrada a este paraíso verde que alcanza los más de 3000 metros de altura en su punto más alto. Un lugar, pues, perfecto para disfrutar del turismo de aventura.

Parque Nacional de Cabañeros, Ciudad Real/Toledo

Se trata de uno de los parques naturales españoles cuya historia es más bella e inspiradora. Durante la década de los 80 se proyectó habilitar la zona como campo de tiro. Esto no fue posible. Un movimiento de activismo ciudadano lo impidió. Pero no solo eso. En la actualidad, Cabañeros presta refugio a varias especies protegidas.

Piensa que esta es solo una muestra de lo mucho que hay que descubrir en España. Imagina lo mucho que Exoticca puede mostrarte si decides salir de nuestras fronteras y hacer un circuito por Europa, o cualquier otra parte del mundo. Visítanos y verás todo lo que el planeta puede ofrecerte.

Parques naturales españoles, los grandes desconocidos
5 (100%) 1 vote

Comments are closed.