Sintra: todos los cuentos de hadas en Portugal

Recorrer Europa

Portugal es uno de los grandes desconocidos de Europa. Quizá por ser el país más occidental, quizá porque es realtivamente pequeño… Pero el hecho es que alberga algunos de los rincones más bellos del mundo. Por ejemplo, Sintra. Aquí los palacios y los castillos, los pequeños conventos y las fincas más maravillosas se dan la mano. Por eso te aseguramos que Sintra es el rincón donde confluyen los cuentos de hadas en Portugal. Y, para descubrir sus joyas, nada mejor que tus expertos en circuitos de lujo, Exoticca.

La ruta mágica por la región de cuentos de hadas en Portugal

Hablaremos de la Quita Regaleira, del Palacio da Pena y del Palacio Real, no tengáis prisa. Pero antes queremos dejaros algunas miguitas de pan, como Pulgarcito, para que no os perdáis algunas joyas menos conocidas e igual de interesantes. A fin de cuentas, los palacios se ven desde el aire, pero la casita de chocolate se oculta en el bosque.

Museo de juguetes de Sintra: para grandes y pequeños

Si vamos a hablar de cuentos de hadas en Portugal, empecemos por un lugar donde los niños, y los no tan niños, podrán recrear lejanas infancias. En este edificio blanco de tres pisos, completamente reformado para su función de museo, se encuentra la colección de juguetes Albues Moreira. Más de 40.000 piezas de todas las épocas y lugares del mundo. Muñecas, juguetes mecánicos, juegos de mesa, mecanos… Todo lo que puedas imaginar.

Monasterio dos Capuchos

El bosque que puebla la Sierra de Sintra es mágico. El musgo verde disfraza las rocas y las agujas de los pinos cubren el suelo con un manto ocre y blando durante todo el año. En este entorno se levanta un pequeño convento antiguamente habitado por frailes franciscanos. A medias excavado en la roca y por tanto parcialmente oculto, visitándolo serás testigo de las duras condiciones de vida de estos monjes.

Atento a la entrada. Sintra es el lugar donde se reunen todos los cuentos de hadas en Portugal. Pero no todos ellos son historias felices. Junto a la puerta del convento verás una celda independiente, minúscula. Prueba a pasar unos segundos dentro ¿Imposible? Pues allí debían pasar varios días los aspirantes a monje. ¡No todo son palacios!

Castelo dos Mouros

Caballeros, princesas y aguerridos conquistadores podrían haber vivido aquí, pero de hecho no lo hicieron. El castillo corona una de las cimas de la sierra y visitarlo requiere calzado adecuado, una botella de  agua y un poco de forma física. O paciencia, para recorrer su muralla más despacio. Las vistas desde las las almenas son impresionantes.

El nombre de este castillo viene del motivo de su construcción: se levantó para defender la zona del ataque de los moros. El pequeño problema es que, como dice la placa informativa de la entrada, dicho ataque nunca se produjo y el castillo jamás fue habitado. Todos los cuentos de hadas en Portugal se codean con historias irónicas como esta.

Quinta da Regaleira

Seguro que has visto fotografías de los jardines de esta inmensa finca privada. La visita puede extenderse hasta cuatro horas. Y vas a pasar todas ellas en el jardín. Se trata de uno de los lugares más conocidos y visitados de Portugal. Así que, si no quieres encontrar multitudes, trata de visitarlo entre semana.

Una vez allí, el catálogo de todo lo que puedes visitar es, sencillamente inabarcable. Se habla de que el pozo del jardín se utilizaba para algún tipo de ritual religioso. Pero es que también hay túneles, ríos artificiales, lagos y hasta un acuario. Si en elgún momento llueve, aprovecha y visita el palacio o la capilla. Cada rincón de esta finca podría ser escenario de un cuento.

Palacio da Pena

El palacio de cuento por excelencia en Sintra, el lugar que justifica que digamos que todos los cuentos de hadas te esperan en Portugal. Rivaliza en belleza con el Palacio de Luis el Loco en Baviera. Lo reconocerás en cuanto llegues a Sintra, por sus paredes de colores, sus almenas románticas y la amalgama de elementos de diferentes estilos arquitectónicos.

Puedes visitar su interior y rodearlo por fuera. Tanto las habitaciones como los paisajes son impresionantes, como corresponde a un verdadero palacio de cuento.

Palacio Nacional de Sintra

También conocido como Palacio de las Chimeneas, este edificio blanco, cuya cocina es quizá la más destacable de sus habitaciones, fue residencia real durante varias centurias. La mayor parte de las estancias están decoradas con muebles de época que recrean la vida en la antiguedad. Destacan la cocina y la habitación de los escudos.

La Sierra de Sintra esconde joyas como el Palacio de Monserrate, senderos para practicar el trekking y toda una serie de actividades al aire libre. De modo que, si quieres conocer la zona como la palma de tu mano, ponte en contacto con nosotros. ¡No te arrepentirás!

Sintra: todos los cuentos de hadas en Portugal
5 (100%) 1 vote

Comments are closed.