Los mejores lugares con encanto de Cantabria

Recorrer Europa

El norte de España es una zona rica en vegetación, buena gastronomía y gente estupenda. Todas las autonomías tienen su ración en forma de rincones inolvidables. Hoy, descubriremos los lugares con encanto de Cantabria.

Intentaremos alejarnos de los lugares turísticos más visitados y explorar esta maravillosa tierra. Muchas veces salimos de España a buscar lugares que, en realidad, tenemos más cerca de lo que creemos. Ponte las botas y la mochila, que empezamos.

 

Parque natural de Oyambre

Uno de los lugares con encanto de Cantabria más variados. En sus más de cinco mil hectáreas podemos encontrar acantilados, marismas, rías, dunas y llanos en la costa. Todo un deleite para la vista entre la ría de la Rabia y San Vicente de la Barquera.

Una zona prácticamente virgen en la que especies migratorias, como los avetorillos, ánades y zampullines están a sus anchas.

Liérganes

Durante el siglo XVII fue centro neurálgico en lo industrial gracias a la Real Fábrica de Artillería. Actualmente su reclamo es el balneario más antiguo de Cantabria. Data, nada más y nada menos, que del año 1670. Durante el siglo XIX fue el punto de veraneo de las clases más altas del país.

Iglesia de San Martín de Cigüenza

En una agrupación de casas en medio de un paraje rural se sitúa uno de los mejores lugares con encanto de Cantabria. Con encanto y más fuera de sitio que ningún otro, ya que la Iglesia de San Martín es un claro ejemplo de arquitectura colonial. Esto, que es muy común en Sudamérica pero no tanto en Cantabria, viene dado por la figura de Juan Antonio de Tagle Bracho. Este hombre emigró a Perú y quiso traer a España un pedazo de esa tierra a su pueblo natal. Copió los planos de la iglesia de las Capuchinas de Lima y encargó una copia en Cigüenza.

 

Valles pasiegos. Los lugares con encanto de Cantabria más auténticos.

El río Pas nace en Peñas Negras en la cara norte de la cordillera Cantábrica. Junto al Miera establece la Comarca de los Valles Pasiegos. En esta zona, rica por su gastronomía, con sus quesadas y sus sobaos, ha habido monasterios desde la época de la reconquista. Es uno de los lugares con encanto de Cantabria más aislados y auténticos. Sus habitantes han vivido durante años de la trashumancia.

El cable a los refugios de Áliva en los Picos de Europa

Descubrir los picos de Europa puede ser duro. Sin embargo con el teleférico de Fuente Dé conseguimos salvar mil metros sin esfuerzo mientras disfrutamos de las vistas. Desde los 1.800 metros de altitud podemos llegar hasta las praderías de Áliva y el chalet real. El refugio de caza de Alfonso XIII. Para descender, nada mejor que hacerlo a través de los Invernales de Igüedri hasta Espinama.

Playa de Berria

Sí, es cierto, en una parte de la playa hay una cárcel. Quizá la cárcel con mejores vistas. Pero esta playa de más de dos kilómetros bordeada por montañas es uno de los lugares con encanto de Cantabria dignos de visitar.

Playa de Langre

Rodeada de acantilados de unos 25 metros de alto, cerca de Somo. Un rincón en el que sentir la soledad en la inmensidad y barullo que nos regala el mar.

Tudanca

Si hablamos de lugares con encanto de Cantabria, tenemos que hablar de Tudanca. Un claro ejemplo de arquitectura montañesa. Pero no es un decorado, está vivo. No es de extrañar que el escritor José María del Cossío convirtiera una casona de este maravilloso lugar en su casa y biblioteca.

Iglesia fortaleza de Castro Urdiales

Imponente, adentrándose en el mar se alza la Iglesia de Santa María de Castro Urdiales. Un claro ejemplo de gótico Cántabro y una de las pocas iglesias fortaleza que quedan mirando al mar Cantábrico.

Palacio de Soñanes

En el valle del Carriedo encontramos una buena representación del barroco civil de Cantabria. El Palacio de Soñanes inspirado por la arquitectura italiana fue construido a petición de un agente de Felipe V. Don Juan Díaz de Arce, vecino de la localidad pretendía mostrar el poderío familiar, y lo logró con un palacio que ahora podemos disfrutar como uno de los lugares con encanto de Cantabria.

La reserva del Saja-Nasa

¿Quieres naturaleza? Esto es Cantabria, todo está verde. Antes del parque de Picos de Europa nos encontramos con la reserva del Saja-Nasa. La principal ventaja es que nos ofrece bellos paisajes con una orografía más suave. Los dos ríos discurren por un total de doce municipios. Benito Pérez Galdós lo plasmó con mucho acierto en su Cuarenta Leguas por Cantabria.

 

Antes de mirar más allá de nuestras fronteras merece la pena hablar con nuestros agentes de confianza y descubrir lo que nuestra tierra nos puede ofrecer. No lo dudes, haz la maleta, cálzate las botas y a viajar.

 

 

Los mejores lugares con encanto de Cantabria
Puntúa este post

Comments are closed.