5 Oasis europeos que no puedes perderte

5 Oasis europeos que no puedes perderte

Cuando buscamos aguas cristalinas y arena blanca pensamos en el Caribe. Sin embargo, hay varios oasis europeos que no tienen nada que envidiar a las playas exóticas más lejanas. Ni en cuanto a calidad de sus aguas, ni en cuanto a glamur. Y, además, están mucho más cerca en cuanto a horas de viaje. Prepárate para descubrir los rincones más bellos del viejo continente. Ve planteándote una ruta por Europa porque querrás verlos todos.

Mikonos, en Grecia

Cualquiera de las islas griegas podría formar parte de nuestra lista de oasis europeos, pero Mikonos es especial. Además de sus playas de arena blanca y sus calas rocosas, ofrece una gran variedad de excursiones. Muchos cruceros llegan al puerto principal de la isla y a una de sus dos ciudades principales: Chora. Sin salir del límite urbano es posible disfrutar de las casitas blancas con tejados azules tan propias del paisaje griego. Las calles empedradas están salpicadas de comercios sofisticados y bares tradicionales que se codean con los establecimientos más modernos. La noche de Mikonos, por otra parte, es muy animadas. La segunda ciudad de la isla, Ano Mera, se encuentra en el interior y es un remanso de paz a solo 7 km de las playas más buscadas. Si buscas un oasis en Europa, anota Mikonos en tu lista de posibles destinos.

El Monten Durmitor, en Montenegro

El parque nacional que toma su nombre de este monte es Patrimonio de la Unesco desde 2005. Se trata de 39.000 hectáreas de paraíso natural y por eso está en nuestra lista de oasis europeos. Los mayores hitos para visitar en su interior son la parte más alta de la meseta de Komarnica, los ríos Susica, Draga y Tara con sus cañones y el macizo de Durmitor. Este remanso de paz, mucho menos explotado que los lugares más típicos del país, se visita más en invierno debido a la presencia de pistas de esquí. Pero como destino de verano es perfecto para hacer senderismo, pasear y desconectar absolutamente del día a día. Eso sí, en un entorno natural absolutamente único en el que encontrarás 18 lagos de aguas cristalinas.

Los Dolomitas, en los Alpes 

Los aficionados a los deportes de invierno conocen a la perfección esta zona de los Alpes. Su tercer lugar en nuestra lista de oasis europeos se debe a los paisajes absolutamente espectaculares que ofrece. No se trata únicamente de un lugar donde proliferan las pistas de esquí. Por el contrario, en esta cordillera se pueden realizar todo tipo de actividades. Seas el tipo de viajero que seas encontrarás el modo de disfrutar de la montaña. En Tirol del Sur existen lujosos spas que incorporan todo tipo de tratamiento, incluida la sauna suiza, diferente de la escandinava. Pero también se pueden realizar deportes de aire libre como la equitación y el senderismo. Caminar o pasear a caballo por pueblecitos de ensueño rodeados de prados verdes y altas cumbres garantiza el mejor descanso.

Ruta por Alsacia

Esta región francesa es rica en gastronomía, vinos y paisajes. Lo ideal para conocerla es hacerlo en coche o incluso, si se dispone de tiempo y se está en buena forma, en bicicleta. No es que Alsacia sea un oasis, es que en la zona encontrarás varios oasis europeos. Muchos de sus pequeños pueblos, como Eguisheim, con sus casitas de tejados apuntados y fachadas con vigas vistas. No es difícil imaginar a personajes de cuento clásico viviendo en cualquiera de sus edificios de colores, todos ellos adornados con flores y plantas naturales. La Ruta del Vino es uno de los grandes atractivos de la zona. Una oportunidad de crear tu propia road movie a la europea. Sin las distancias inabarcables de la Ruta 66 pero con múltiples oasis europeos en los que perder la noción del tiempo. Las carreteras discurren entre viñedos, onduladas y sinuosas. perfectas para disfrutar de la conducción solo en buena compañía.

La Alcarria, en España

España posee varios oasis europeos y hemos hablado sobre varios de ellos en el pasado. El Teide o los Pirineos son destinos corrientes para los amantes de la naturaleza. Pero la Alcarria esconde secretos que te sorprenderán. No en vano el Premio Nobel Camilo José Cela le dedicó una obra completa. Si viajas a La Alcarria en primavera te encontrarás con el maravilloso espectáculo de la lavanda en flor. Una planta de color morado, muy aromática, que se usa para la fabricación de miel. No dejarás La Alcarria sin llevarte un frasco de este manjar. Si pruebas un plato de la gastronomía local aderezado con lavanda querrás usarla todos los días. Pero lo mejor del viaje es que, como pasa en Alsacia, hay docenas de pueblecitos castellanos, de arquitectura humilde y encantadora, que te transportarán a la época del Quijote. Y eso a muy pocas horas de Madrid.

Nos despedimos ya con la sensación del deber cumplido. Mikonos, los Dolomitas, Alsacia, la Alcarria o el parque nacional de Durmitor son solo 5 oasis europeos. Ponte en contacto con nosotros y te sugeriremos muchos destinos más. Desconecta con Exoticca.

5 Oasis europeos que no puedes perderte
5 (100%) 1 vote

Comments are closed.