Siem Reap, donde todo gira alrededor de Angkor

Asia sorprendente
Templo Angkor

Aunque Siem Reap es la segunda ciudad más grande de Camboya – la primera es la capital, Phom Phen – Siem Reap es la que se lleva la mayor parte del turismo. Su principal motivo se encuentra a escasos kilómetros de su casco urbano: Angkor, el recinto con más de 900 monumentos que el Imperio jemer abandonó a su suerte en el siglo XV y que, tras su redescubrimiento en el siglo XIX por un explorador francés, es el símbolo de Camboya.

Este recinto, cuya belleza y relevancia histórica ha hecho que la Unesco lo declarase patrimonio de la humanidad, es uno de los complejos religiosos más grandes del mundo. Originariamente eran hinduista, aunque años más tarde muchos de los templos fueron reconvertidos al budismo, razón por la que actualmente se puede hallar en ellos una interesante mezcla de ambas religiones.

La construcción de Angkor es responsabilidad del antiguo rey Jayavarman II, quien ordenó que se estableciera allí la entonces capital del imperio. El primer edificio en ser levantado fue el de Preah Ko, donde entre sus restos aún se pueden encontrar imágenes de Shiva. No obstante, a pesar de encabezar la lista de construcciones, este no es el más visitado, sino que toda la atención se la lleva el imponente Angkor Wat.

ta-prhom-temple-03 (3)

Al atardecer o al amanecer. No importa que esté nublado o que el sol abrase la piel. Cada día cientos de turistas traspasan las desgastadas puertas de Angkor Wat esperando recorrer una de las grandes joyas arquitectónicas y religiosas del Sudeste Asiático. En su interior, cinco torres dan la bienvenida al viajero, quien para acceder a la parte superior del templo y disfrutar de los hermosos interiores y vistas a todo el recinto, deberá llevar las piernas y los hombros cubiertos. Este fue el único complejo de todos que tras el abandono de Angkor siguió habitado por los monjes. Tampoco pasa desapercibido el gran foso de agua que le rodea, uno de los sistemas hidráulicos más perfectos jamás construidos.

La siguiente parada es Bayón, el templo de las 200 caras de Buda sonrientes que se mantiene prácticamente intacto desde su construcción en el siglo XII. Si tras visitar ambos edificios el viajero cree que no puede contemplar más belleza, es que aún no visto Ta Prohm, uno de los muchos que aún permanecen devorados por la selva que lo rodea. Los árboles de su interior, cuyas ramas parecen abrazar las ruinas, ha suscitado el interés de numerosos fotógrafos, quienes han hecho que sea una de las imágenes más conocidas de Angkor. Algunos, en cambio, lo reconocerán fácil porque su belleza también ha sido captada por Simon West, quien lo utilizó como escenario para la película Tom Raider.

02-bayon

Protagonizada por Angelina Jolie, la afamada actriz de Hollywood eligió Angkor este mismo año para presentar el estreno de su próxima película “First they killed my father”, sobre el genocidio camboyano. En esta ocasión, el escenario escogido para proyectar el film fue el solar que se halla donde las doce torres conocidas como Prasat Suor Prat y que, según la leyenda, cada una de ellas correspondía a las doce esposas del rey. Justo enfrente se ubican las terrazas de los elefantes y del rey leproso. Estos dos monumentos destacan por los grabados de su parte inferior, llenos de símbolos y esculturas que hacen referencia a la cultura jemer. La primera de ellas fue utilizada como palco desde donde la realeza disfrutaba de los diferentes espectáculos de la época; la segunda, en cambio, ha suscitado numerosas teorías. Una de ellas es que pudo haber sido utilizada como crematorio, mientras que otros estudiosos apuntan a que quizá adquirió el nombre porque Jayavarman VII podría haber contraído la lepra.

ta-prhom-temple-03 (1)

Visita a Angkor Wat

La entrada al recinto de Angkor es de pago. Dependiendo del número de días tiene un precio u otro. El ticket es intransferible, por lo que en ella se graba una imagen de la persona que es tomada en el momento de su compra. Para visitar Angkor será necesario contar con un medio de transporte. Se puede contratar un tour organizado por Angkor Wat con guía de diferentes idiomas, un tuk tuk que nos permitirá recorrerlo por libre, alquilar una moto o una bici y hacerlo por nuestra cuenta. Todo ello tiene un coste adicional al precio de su entrada.

El ambiente de Siem Reap

Aunque muchos de los que paran en Siem Reap lo hacen para visitar exclusivamente Angkor, la ciudad cuenta con diferentes actividades de ocio, mercados y gran ambiente nocturno. En el primer grupo destaca el circo de Phare, donde jóvenes camboyanos ofrecen diferentes actuaciones acordes a la cultura del país. La institución que lo lleva es especialmente conocida en Battanbang, donde abrieron su primera escuela dedicada a que los adolescentes desarrollen su talento. En ambas ciudades el espectáculo cuenta con un gran prestigio.

Respecto al mercado nocturno, el centro de Siem Reap se llena de pequeños puestos donde el viajero puede encontrar artículos de todo tipo: ropa, calzado, souvenirs, comida, etc. Es uno de los más grandes de Camboya, pues abarca varias de las calles del centro de la ciudad. Al caer la noche, Pub Street – como su nombre indica, la calle de los bares- se llena de ambiente juvenil, de música y fiesta que puede prolongarse hasta el amanecer.

Ven a descubrir Siem Reap y otros lugares de Camboya con Exoticca.

Viajes organizados a Camboya con Exoticca

Viajes organizados a Camboya con Exoticca

Siem Reap, donde todo gira alrededor de Angkor
5 (100%) 1 vote

Comments are closed.