Qué ver en Hanói, un recorrido por la capital de Vietnam

barcos típicos de Vietnam

Situada al norte del país, Hanói fue la base de los rebeldes vietnamitas contra los norteamericanos, que se habían instalado en Saigón o Ho Chi Minh City, en el sur. Es en la actualidad una ciudad moderna, que en muchos aspectos recuerda a otras urbes asiáticas, pero a diferencia de éstas, ha conservado su interesante legado histórico y cultural que sorprende al viajero por su belleza, buen ambiente y la cantidad de cosas que ver y hacer.

A pesar de ser la capital del país, su ritmo es mucho más sosegado que Ho Chi Minh, la gran ciudad del sur. El tráfico fluye con normalidad y, aunque su casco urbano también está tomado por las motos, cruzar será mucho más sencillo que en otras localidades.

Los fines de semana algunas avenidas del centro cierran al tráfico, además de que la ciudad es cruzada por unas antiguas vías de tren por las que hoy se puede pasear y obtener una perspectiva diferente.

Es parada obligatoria en cualquier viaje organizado a Vietnam, por esto, te ayudamos a descubrir qué ver Hanói, esta preciosa ciudad al norte del país para que no te pierdas nada.

post-blog-hanoi-04

Qué ver en Hanói

Pasear por las orillas del Lago Hoan Kiem

Una de las principales características de Hanói es que la ciudad cuenta con numerosos espacios verdes y lagos, aunque Hoan Kiem es posiblemente el que se lleva toda la atención. La razón es que, además de estar situado en el centro neurálgico, justo en su interior se hallan dos de los monumentos más visitados de la capital y a sus orillas grupos de vietnamitas practican Tai Chi o juegan al Mahjong. Este remanso de paz, donde los estudiantes vietnamitas acuden cada día en busca de turistas para practicar su inglés, es uno de los mejores lugares para pasear por él al atardecer, ya que ambos monumentos se iluminan.

Uno de los monumentos más visitados de su interior es el Ngoc Son, del siglo XIV, y que también es llamado como el templo de la montaña de Jade. Su entrada está abierta al público, a la que se accede por su popular puente rojo Huc. En sus interiores, donde aún los monjes acuden a rezar, se puede visitar también el mirador de la Luna y la torre de la Pluma. Desde él, además, se obtienen unas increíbles vistas de Tháp Rùa, la conocida como la torre de la tortuga que se encuentra justo en el lado opuesto del lago.

Hoen Kiem está justo al lado de la Old Quarter, las pequeñas calles repletas de tiendas de Hanói. Una de sus principales curiosidades es que, como en otras ciudades asiáticas, cada manzana está especializada en un sector en concreto. Se pueden ver calles enteras repletas de ferreterías, farmacias, muebles, etc. También de pequeños bares destartalados donde los locales se amontonan para tomarse una Bia Hoi, la cerveza de la capital. Os recomendamos acercaros hasta el Phuong Hang Bo para disfrutar del auténtico ambiente vietnamita. Esta zona, además, al caer la noche se llena de ambiente joven. En sus alrededores es donde se ubican algunos de los bares más populares de la capital donde se puede escuchar música occidental.

post-blog-hanoi-02

Visitar museos y templos

Hanói es una ciudad que, para conocerla bien, requerirá mínimo unos tres días para ver todo su atractivo. Además de contar con diferentes museos donde se explica la historia de la guerra, o el papel de las mujeres en la sociedad vietnamita, también cuenta con algunos de los templos más bellos del país.

El de la Literatura, que se halla rodeado de jardines, es conocido por haber sido en sus orígenes la primera universidad del país. En su patio de la entrada aún se conservan unas losas de piedra sobre las esculturas de tortugas que, antiguamente, en ellas se inscribieron los nombres de los estudiantes con mejores notas del centro.

La figura de la tortuga, a la que también se puede ver en sus interiores de color dorada, significa longevidad. El templo de la Literatura es de los pocos de la ciudad que no es budista, sino que está dedicado a Confucio, pues allí se estudiaba su disciplina.

post-blog-hanoi-06

Fotografiar los monumentos de Hanói

Uno de los monumentos más bonitos de Hanói es la pagoda de un pilar, ubicada junto al museo y mausoleo de Ho Chi Minh. Su visita es gratuita, igual que la del mausoleo (este último cierra los lunes y los viernes). Para entrar en el museo, donde hay una exposición sobre su papel en la guerra de Vietnam, sus relaciones internacionales y la vida de Ho Chi Minh, habrá que pagar.

post-blog-hanoi-03

Aunque, quizá, una de las más fotografiadas de Hanói es Tran Quoc, situada en uno de los laterales del lago Ho Tay, no muy lejos del mausoleo del ex presidente de la república democrática. Su principal característica es que se encuentra en una pequeña isla comunicada con el paseo marítimo a través de un pequeño puente de hormigón. Levantada en el siglo VI, es la más antigua de Vietnam. No obstante, en sus orígenes no se encontraba aquí, sino que fue traída desde su ubicación original: en el río Rojo. Actualmente su entrada es gratuita y es el rincón perfecto para huir del bullicio del centro.

Pasear por el barrio francés

Hanói cuenta con diferentes áreas heredadas de su rico pasado colonial. No es de extrañar que cuente con un barrio francés donde en él podremos sucumbir a todos los caprichos occidentales de nuestro paladar. También se les atribuye uno de los puentes más bonitos: el Long Bien, que cruza el río Rojo y desde donde se obtienen unas increíbles imágenes de la ciudad al atardecer. Y no debemos perdernos el histórico edificio de la ópera Sing Bing.

Disfrutar de las terrazas de hoteles

No obstante, si lo que se busca son vistas de vértigo, entonces no hay que perderse las terrazas de muchos de los hoteles o edificios de oficinas de su distrito financiero.

Quizás la más famosa es la terraza del hotel Metropole. En él vivieron una tórrida historia de amor CharlesChaplin y Paulette Goddard. Por su parte, el escritor Graham Green ambientó en sus salones varios momentos de su novela El americano impasible.

Visitar el Mausoleo Ho Chi Minh

post-blog-hanoi-05

El Mausoleo de HoChi Minh también merece una visita. Al igual que hicieron en su día con Lenin, el fundador del moderno Vietnam está embalsamado y expuesto a la mirada de los visitantes en un edificio especialmente concebido para ello. Todavía hoy es un centro de peregrinación.

Asistir a una representación de marionetas sobre agua

Hanoi también brinda la oportunidad de asistir a alguna d sus representaciones de marionetas sobre agua. En estas obras, quienes las manipulan lo hacen sumergidos en una gran piscina, y los muñecos entran y salen de ella con gracia. Hay varios teatros especializados alrededor del lago Hoan Kiem.

Excursiones imperdibles desde Hanói

La capital de Vietnam es perfecta para moverse por las diferentes localidades del norte. A menos de 4 horas se halla Halong Bay, la bahía patrimonio de la humanidad que atrae a numerosos viajeros cada año. Al norte, sin embargo, está Sapa, la zona montañosa más alta de Vietnam conocida por sus populares terrazas de arroz. También es la ciudad perfecta para contratar la excursión a la ciudad imperial de Hué, o maravillarse con el patrimonio de Hoi An.

Descubre nuestros viajes a Vietnam y no dejes de visitar Hanói.

Viajes organizados a Vietnam
Ver viajes a Vietnam

2 Comments to Qué ver en Hanói, un recorrido por la capital de Vietnam