Ayutthaya, los cimientos del antiguo reino de Siam

Asia sorprendente
Ayutthaya

La historia de Tailandia es tan rica como los tesoros que quedan repartidos por todo el país. Uno de los mejores lugares para empaparse de la cultura de uno de los periodos de máximo esplendor en la antigüedad es Ayutthaya, la antigua capital situada a menos de una hora de Bangkok, que durante más de 400 años fue un importante enclave comercial entre las rutas que se dirigían a China, India o Malasia. Esto se debe a que la antigua ciudad, cuyos restos hoy se mezclan entre modernas edificaciones, se encuentra ubicada entre tres ríos: Chao Phraya, Lopburi y Pa Sak, lo que la convirtieron en una isla a donde llegaban las embarcaciones que transportaban madera, azúcar, seda, cuero o marfil, entre otros materiales.

blog-post-ayutthaya-06

Durante el siglo XIV y hasta el XVIII, Ayutthaya era la capital del homónimo reino y contaba con alrededor de 1 millón de habitantes. En su mejor época, la ciudad llegó a albergar más de 1.500 templos y 4.000 esculturas de las que hoy apenas se conservan un centenar de ellas. La invasión del ejército birmano durante la guerra entre Birmania y Siam hizo que muchos de ellos quedasen reducidos a lo que es hoy: ruinas. Actualmente, estos restos que en su día fueron los cimientos de un gran reino se pueden visitar bajo el nombre de Parque Histórico de Ayutthaya, declarados patrimonio de la humanidad en 1991.

Parque Histórico de Ayutthaya

Wat Mahathat

blog-post-ayutthaya-04

Quizá, la imagen más conocida de Ayutthaya sea la cabeza de Buda introducida en el árbol Bodhi. El lugar que concentra más turistas y cuya leyenda envuelve de misterio al lugar. Según su historia, esta cabeza de piedra pertenecía a una escultura situada en el templo de Wat Mahathat. Con su destrucción, la cabeza cayó al suelo donde, en los sucesivos años, nacería y crecería un árbol elevándola ligeramente de la tierra. Hoy, tal y como se puede observar durante su visita, las ramas cubren parcialmente la misma respetando cuidadosamente su cara. El lugar es tan sagrado para los budistas que, a los pies del tronco, se puede ver cómo algunos monjes o creyentes dejan sus ofrendas. Los carteles de sus inmediaciones indican que es de cortesía arrodillarse ante él.

Con la entrada, unos 50 THB (1,33 euros), se incluye la visita al resto del templo. Este ha sido uno de los más afectados durante la guerra, por lo que en él apenas se mantienen conservadas algunas estupas, partes de esculturas budistas y los muros del antiguo santuario, rodeados de un enorme parque. Hay que advertir que, aunque muchos de los templos de la antigua Ayutthaya se concentran en una misma área, cada uno de ellos cuenta con una entrada independiente. Para la mayoría el precio suele ser de 20 THB (53 céntimos de euro). Visitarlos todos es complicado, por lo que aquí solo hablaremos de los principales.

Wat Phra Ram

blog-post-ayutthaya-03

Según algunas antiguas escrituras de Luang Prasoet, este templo cuyo principal atractivo es la enorme torre que sobresale por encima de las ruinas, fue el primero en construirse sobre el crematorio del primer rey de Ayutthaya para que estuviera más cerca de Buda. De hecho, entre los restos de Wat Phra Ram se puede ver un homenaje a uno de sus reyes, donde hay depositadas algunas ofrendas. Muchos reyes de la época, no obstante, fueron enterrados en Wat Phra Sri Sanphet, que formó parte del que era el Gran palacio. No te pierdas las vistas desde lo alto de la torre.

Wat Lokaya Sutha

Quizá las ruinas de este templo no sean tan imponentes como las demás. No obstante, su gran atractivo es el gran Buda reclinado que se encuentra en sus interiores. 42 metros de largo y 8 de alto.

Wat Chaiwatthanaram

blog-post-ayutthaya-05

Un poco más alejado, al oeste del Chao Phraya, se ubica uno de los templos más grandes y mejor conservados de Ayutthaya. Se trata de Wat Chaiwatthanaram: el templo del largo y glorioso reinado. Fue de los últimos en construirse, aunque su belleza bien merece una visita. En él resalta su torre central, además de las pagodas que le rodean. La mejor hora para visitarlo es al atardecer, pues cuenta con una de las mejores puestas de sol del Parque Histórico de Ayutthaya.

Cómo moverse por Ayutthaya

Dado que el parque donde se ubican los diferentes templos es bastante grande y hay mucha distancia entre unos y otros, existen diferentes opciones para recorrerlos. La más económica es en moto, ya que por unos 200 THB (poco más de 5 euros) puedes alquilar una para todo el día. En el caso de no tener carnet de conducir, también se puede alquilar una bicicleta por 40 THB (1 euro), aunque las temperaturas son bastante altas. Por último, las opciones más cómodas son un tour privado en minivan con aire acondicionado; o también optar por un tuk tuk, cuyo precio dependerá del tiempo, número de templos que se quieran visitar y de la capacidad de cada uno para negociar.

Ayutthaya, los cimientos del antiguo reino de Siam
Puntúa este post

Comments are closed.