Nueva Zelanda de cine: descubre los escenarios de tus pelis favoritas

Viajar a Oceanía

La abrupta naturaleza de Nueva Zelanda ha inspirado a numerosos directores de cine, quienes han visto en estas islas del Pacífico el lugar perfecto para rodar sus películas y producirlas. Conocido como Wellywood, la ciudad de Wellington está considerada como la capital cinematográfica del país, pues aquí es donde se concentran los estudios de Nueva Zelanda como Weta, Park Road Productions y Stone Street Studios. También es desde donde parten muchas de las visitas y excursiones a los principales escenarios de rodaje como los que os mostramos a continuación. Pequeñas maravillas que nos han transportado a otra época y lugar.

Cathedral Cove

Las Crónicas de Narnia

01-cathedral-cove-nueva-zelanda

Es una de las imágenes más conocidas de Nueva Zelanda: Cathedral Cove, Una enorme roca con forma de arco que, al bajar la marea, permite a los visitantes cruzar a través de ella como si fuera la entrada a una catedral, de ahí su nombre. Se encuentra situada en la península de Coromandel, donde en sus inmediaciones fueron levantadas las ruinas del castillo de Cair Paravel en la película Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian. Desde él se obtenían unas increíbles vistas a esta formación natural y a la playa de Hahei, que cada año atrae a un buen número de turistas.

Otros lugares de Nueva Zelanda que pueden distinguirse en el film son el bosque Woodhill, situado al noroeste de Auckland y cuyos oscuros árboles se convirtieron en el territorio de la bruja blanca; Flock Hill, donde se libró la gran batalla de Narnia y que se encuentra en lo alto de los Alpes del sur; las antiguas rocas Elephant, en el distrito Waitaki, que fueron utilizadas como el territorio de Aslan; o los acantilados de la bahía Purakaunui, donde se levantó digitalmente el castillo de Cair Paravel.

Hobbiton

El hobbit y El señor de los anillos

hobbiton

Posiblemente Hobbiton es el set de filmación más popular de Nueva Zelanda y uno de los rincones más visitados por los seguidores de J.R.R. Tolkien. Está ubicado en Waikato, una región rural donde, para ambos films, se construyeron estas pequeñas viviendas y que, aunque en un principio eran temporales, finalmente se dejaron para contentar a los visitantes. Una experiencia en la Tierra Media donde se obtienen unas increíbles vistas de Kaimai Ranges, se puede beber una cerveza en el Green Dragon Inn o bailar bajo el Árbol de la fiesta. El área prehistórica de Mangaotaki Rocks también fue clave para la película de El hobbit, pues en ella se ubicó el bosque de los Trolls y la villa de Entibo.

En la isla Sur, la alpina Twizel también inspiró a las grandes producciones. Aquí es donde se desarrolla la batalla de los Capos del Pelennor, una de las más largas de la historia. El monte Cook, Queenstown, Wanaka y el río Pelorus, en Marlborough, también son algunas de las localizaciones más conocidas de El hobbit. Por su parte, los seguidores de la trilogía de El señor de los anillos pueden continuar el recorrido por Nelson, donde vivía el orfebre responsable de crear los anillos que se utilizaron en la producción y donde se exhibe uno de los originales; Canterbury y el monte Sunday, que se convirtió en Edoras; y Southern Lakes, donde desde el monte Cardona se obtienen unas increíbles vistas de Tierra Media. Debido al éxito de ambas producciones, hoy existen numerosos itinerarios que recorren los principales sets de filmación.

Monte Taranaki

El último samurái

Taranaki, Nueva Zelanda

Ubicado en la isla norte de Nueva Zelanda, el monte Taranaki fue utilizado en la película El último samurái para recrear el monte Fuji de Japón. Para ello, durante el rodaje se construyó en una de las laderas del valle Uruti una reproducción de una aldea tradicional japonesa de 1860. En el puerto de Taranaki se ubicó el pueblo de los pescadores japoneses, aunque hoy ya no es posible visitarlo, ya que ha sido desmontado. En sus alrededores se halla el lago Mangamahoe, donde se libraron algunas batallas y el parque Pukekura, que sirvió como área del Ejército Imperial y el palacio.

Bahía Lyall

King Kong

Lyall Bay, NZ

La popular Skull Island, donde se desarrolla gran parte de la película de Peter Jackson King Kong, fue ubicada sobre la bahía Lyall y Shelly. En esta última es donde se levantó el gran muro que separaba a King Kong del resto de la isla, sobre el Massey Memorial. Las escenas que desarrollan en el barco, en cambio, tienen lugar en las inmediaciones de la isla Kapiti, en Wellington. En esta zona, en Seaview, también es donde Jackson ordenó crear la ciudad de Nueva York con aspecto de los años 30. Aquel valle verdoso albergó una reproducción de Broadway y Times Square, aunque el teatro donde el gigantesco gorila se deshace de sus cadenas y escapa corresponde a los interiores del teatro Civic de Auckland.

Rotorua

El último dragón

rotorua-nueva-zelanda

Rotorua es conocido por su inmenso bosque de secuoyas, uno de los principales atractivos de los excursionistas que se acercan al extremo norte del archipiélago conocido también por su rica cultura maorí. No es de extrañar que su belleza llamase la atención de los estudios Disney, que no dudaron en utilizarlo como escenario para su película El último dragón. La mejor forma para obtener una vista de cine es recorriendo el Redwoods Treewalk, un recorrido que consta de 23 puentes colgantes a 12 metros de altura. La siguiente parada sería Queenstown, desde donde se organizan vuelos en helicóptero o avioneta para que los niños y visitantes puedan volar como cuando el dragón surgió de las montañas Remarkables.

Al sur de la Isla Sur, en Tapanui, es donde se creo Millhaven, el pequeño pueblo maderero que aparece en el film. Un espacio natural marcado por gran belleza y por contar con una variada fauna marina. La última parada es Wellington, donde se encuentran los estudios como Stone Street Studios y Weta Digital, esta última responsable de haber creado al dragón. Una visita a sus interiores permite ver parte del material utilizado en el film, cómo fueron los efectos especiales y conocer el trabajo de los creadores.

Playa Oreti

El amo del viento

06-oreti-nueva-zelanda

En el extremo sur de Nueva Zelanda, próxima a la ciudad de Invercargill, se halla la playa de Oreti. En ella es donde se filmó una de las secuencias de El amo del viento en el que Burt Munro, protagonizado por Anthony Hopkins, bate el récord de velocidad con su motocicleta Indian en la que estuvo trabajando durante meses. En la calle de The Crescent fue donde se montó la oficina de correos, las antiguas cabinas de la década de los 60 y los parquímetros que aparecen en el film. Aunque hoy fue retirado, los seguidores de Munro sí que tienen opción de conocer la colección de herramientas que usó el piloto y que hoy están expuestas en una de las ferreterías de la ciudad.

Ayer, una noticia de la Sociedad Geológica de América anunciaba, además, que lo que conocemos hoy de Nueva Zelanda en realidad es solo una mínima parte de un continente desaparecido: Zealandia, el séptimo más grande del mundo cuyo 94% de su extensión permanece sumergido bajo el océano. Un sorprendente hallazgo que seguro que inspira a los amantes del cine a hacer producciones sobre el tema.

Nueva Zelanda de cine: descubre los escenarios de tus pelis favoritas
Puntúa este post

Comments are closed.