Por qué hacer un crucero por las islas del Caribe

Post Tags

Los cruceros son una excelente opción para los que buscan unas vacaciones en contacto con el mar, disfrutar del sol y conocer varios lugares en un mismo viaje. Actualmente las opciones son muy variadas. Los hay desde una ruta de una semana por el Mediterráneo, el Caribe, los fiordos noruegos, un trasatlántico e incluso los que dan la vuelta al mundo. En el caso de que se viaje con niños, últimamente los cruceros temáticos donde van a bordo personajes de Disney, Pixar u otros dibujos animados también están teniendo muy buena acogida. La elección dependerá del tipo de viaje que se quiera hacer: frío o calor; así como los destinos que se quieran visitar, el presupuesto y la compañía.

En este artículo nos centraremos en los cruceros por el mar Caribe que nos permiten vivir en un eterno verano. La razón es que esta zona del mundo es la que cuenta con mayor número de rutas y de navieras, por lo que la oferta es mucho mayor y es ideal tanto para los que son primerizos como para los cruceristas experimentados. Cada uno podrá optar por el tipo de crucero que mejor le convenga según sus necesidades, economía, duración y gustos. Su principal atractivo, además del clima, es que permite conocer un sinfín de islas rodeadas de increíbles playas y selvas en un mismo viaje.

Crucero por el Caribe: Múltiples rutas

Antes de embarcarse a reservar un crucero es conveniente saber que el mar Caribe está dividido en varias zonas, por lo que cada una de ellas cuenta con diferentes rutas. La más frecuente es la que cubre el Caribe Occidental, ya que hace paradas en algunos de los países más conocidos como Islas Caimán, Jamaica, Haití, Cuba, Las Bahamas o República Dominicana, entre otros. Algunos de ellos parten desde Florida o México, por lo que por lo general suele haber largas jornadas de navegación que hacen que los cruceristas puedan disfrutar de las instalaciones del barco. Este tipo de viajes son los más recomendables para aquellos que realizan un crucero por primera vez, que buscan tranquilidad o que nunca antes habían estado en el Caribe.

En el Caribe Oriental y el Caribe Sur las islas suelen estar más próximas entre sí, por lo que el recorrido cuenta con más paradas llegando incluso a estar en un puerto diferente cada día. Algunos de los países más populares que se visitan son Puerto Rico, Dominica, Barbados, Granada o Aruba. Aunque no es obligatorio bajarse del barco, el atractivo de estas rutas es poder disfrutar de diferentes localidades en un mismo día, adentrarse en sus culturas y disfrutar del increíble entorno que las conforman. Este tipo de cruceros son ideales para los cruceristas más experimentados, o para aquellos que quieren conocer más países en menos tiempo.

Una vez que tengamos claro la zona que queremos visitar, lo siguiente será escoger el tipo de barco. Dependiendo de la naviera los hay de diferentes tamaños. La diferencia entre ellos son sus instalaciones: que tengan más piscinas en la cubierta, el número de comedores, teatros u espacios de ocio. El hecho de que el mar Caribe esté surcado por diferentes navieras y haya bastante competencia ayudará a conseguir buenos precios en el viaje, ya que según la época del año es fácil encontrarse con ofertas. También hay que tener en cuenta que los precios allí son algo más bajos que en Europa, por lo que el viaje puede llegar a salir muy económico.

En el Caribe hay buen clima durante todo el año

Las dudas acerca de cómo es estar a bordo de un crucero suelen ser siempre las mismas: ¿Qué ocurre si hay tormenta? ¿Es fácil marearse? Una de las ventajas de surcar el Caribe es que el clima suele ser favorable durante casi todo el año. Las temperaturas son agradables y es fácil que tengamos buen tiempo durante toda nuestra estancia para disfrutar de sus increíbles playas y de la naturaleza de las islas. No obstante, dependiendo de la época del año sí que es cierto que las tormentas tropicales en estos lugares también son muy comunes. Que se note o no el movimiento del barco dependerá de la intensidad de la misma y del tamaño del crucero. Hay que tener en cuenta que incluso los más pequeños están preparados para cualquier tempestad, por lo que todos ellos tienen buena estabilidad.

Esta parte del mundo está considerada como una de las que cuenta con las playas más paradisíacas del mundo bañadas por agua cristalinas llenas de vida. Una de las mejores formas para descubrir su fondo marino es haciendo snorkel. La selva también es otro de sus grandes atractivos. En algunas de ellas existen rutas para adentrarse en la naturaleza más salvaje y disfrutar de su fauna.

La multiculturalidad reina en el Caribe

Al contrario de como sucede en otras rutas de cruceros, como en el Mediterráneo o el Pacífico, la mayor parte de los países situados en el Caribe son de lengua hispana. Esto es una ventaja para aquellos que no dominen otro idioma, pues les permitirá comunicarse con los locales, la tripulación y disfrutar de un viaje sin barreras idiomáticas.

La multiculturalidad es perceptible tanto en los países que se visitan, como en los pasajeros que van a bordo del barco. El mar Caribe se conforma por pequeñas islas y costas que cuentan con culturas ancestrales muy diversas. Aunque todos ellos han tenido su periodo de colonización, una gran mayoría conserva parte de su historia en muchos de los monumentos de las grandes ciudades. Asimismo, el hecho de ser uno de los lugares más turísticos de América hace que en los cruceros viaje gente de todas las partes del mundo.

 

Viajes al Caribe con todo incluido

Por qué hacer un crucero por las islas del Caribe
5 (100%) 1 vote

Comments are closed.