7 destinos para viajar con niños

Tendencias sobre viajes
00-cabecera-blog

Si los viajes son como un libro abierto, donde se adquieren un sinfín de conocimientos, que mejor que compartir ese aprendizaje con la familia. Cuanto antes los niños conozcan el mundo, antes tendrán una mente abierta y serán más tolerantes. El destino dependerá de lo que queramos mostrarles, la edad de los hijos y sus preferencias. Aquí os dejamos unas cuantas propuestas para viajar en familia donde disfrutarán tanto los pequeños como los más mayores.

Disney World, Orlando

Disney World

El parque de atracciones por excelencia. Un mundo mágico donde dicen que todos los sueños se hacen realidad. En él los niños podrán conocer a sus personajes de dibujos favoritos: Aladín, la Sirenita, Cenicienta, Robin Hood, etc. Mientras que los padres disfrutarán viendo felices a sus hijos. Aunque Disney cuenta con parques repartidos por todo el mundo, el que está situado en Orlando, Estados Unidos, es el más antiguo y el más grande de todos. En total, el complejo se compone de Magic Kingdom, Epcot, Disney Hollywood Studios, Disney’s Animal Kingdom; los parques acuáticos de Disney’s Typhoon Lagoon y Disney’s Blizzard Beach; además de centros deportivos, comerciales y más de 30 resorts. Lo mejor es que las atracciones no son sólo para los niños, sino que también hay espacios donde los adultos podrán volverse a sentir como uno de sus hijos.

Copenhague, Dinamarca

Tivoli, Copenhague

Copenhague es la ciudad natal de Hans Christian Andersen, el célebre escritor de algunos de los mejores cuentos de nuestra infancia: El patito feo, El soldadito de plomo, La princesa y el guisante o, el más popular de todos, La sirenita. El personaje de este último es la insignia de la ciudad, por lo que la visita a su escultura, situada junto al mar, resulta imprescindible. Tampoco hay que perderse el cambio de guardia de Amalienborg, donde los guardias reales parecen haber adquirido el aspecto de esos soldaditos que Christian Andersen describía. Él se encuentra sentado junto al Ayuntamiento, con uno de sus cuentos en la mano mientras mira al mundo de fantasía donde sus historias también cobran vida. Es el Tívoli, el segundo parque temático más grande de Dinamarca y donde algunas de las atracciones están inspiradas en sus personajes. La ruta terminaría en el The World of Hans Christian Andersen, el museo donde se reproducen sus cuentos y donde niños y mayores disfrutarán de la buena literatura.

Universal Estudios Hollywood, California

Universal Studios

Conocido como la meca del cine y del entretenimiento, Hollywood es el destino ideal para disfrutar en familia. Aquí es donde se ubican los Universal Estudios, el parque temático que ofrece la posibilidad de sentirse como dentro de una película. Además de las diferentes atracciones, en él hay una parte dedicada a los estudios de grabación. Para acceder a ellos habrá que montarse en un tren guiado que nos llevará a través de la selva de Jurasic Park, mientras los efectos especiales del lugar simularán que estamos bajo una tormenta; también se puede conocer al temido Tiburón; la casa de Psicosis; o los escenarios de Regreso al Futuro, entre otras producciones. Los más pequeños podrán volar con E.T en bicicleta, tal y como lo hizo Eliot en la película; mientras los más mayores encontrarán la adrenalina en las atracciones de Indiana Jones. Un lugar para todos los públicos en el que cada uno encontrará su sitio, además de a sus personajes favoritos.

Laponia finlandesa

Laponia

Con la llegada de la Navidad, los elfos comienzan a recopilar las cartas dirigidas a Santa Claus para asegurarse de que todos los niños recibirán sus regalos. Los renos están preparados para la gran noche, mientras Santa Claus espera impaciente frente a la chimenea. Sabe que el 24 de diciembre será un día de mucho trabajo. Pero, ¿y si la carta de tus hijos no llega? Mejor entregársela en mano. Un viaje en familia a la Laponia finlandesa permitirá a los niños revelarles sus deseos en su propio regazo en un momento que quedará inmortalizado para siempre. También podrán acercarse a su oficina de Correos, desde donde se envían las cartas y postales con el sello del círculo polar ártico; o jugar y dar un paseo con los renos. Los más mayores, además, probarán la sensación de recorrer la Laponia en una moto de nieve mientras terminan el día relajados en una típica sauna finlandesa o con un baño de agua caliente.

Bruselas, Bélgica

Bruselas

La capital del cómic es el paraíso de los lectores de tebeos, novelas gráficas e historietas. Un paseo por Bruselas nos permitirá disfrutar de decenas de murales dedicados a los personajes de nuestra infancia: Tintín, Los Pitufos, Lucky Luck o Marsupilami, entre otros. Una ruta para que los niños se interesen por los libros y que desarrollen su imaginación. Mientras, con el recorrido también se puede disfrutar del afamado Manneken Pis, de Jeanneke Pis e incluso de su perro, quien también ha sido inmortalizado mientras orinaba en la vía pública. En el Museo de la Ciudad de Bruselas se pueden contemplar todos los trajes que este famoso niño meón vistió a lo largo de su historia.

Otros lugares para disfrutar con los niños es Mini Europe, donde podrán pasear entre los edificios más emblemáticos del continente y aprender a saber dónde se encuentra cada uno de ellos; así como el Museo Hergé, donde el popular reportero belga cobra vida junto a Milú, Haddock y el resto de personajes. Su carácter interactivo hace que sea ameno y divertido, además de que en él se encuentran algunos de los inventos del profesor Tornasol.

Sudáfrica

Sudáfrica

La mejor manera para enseñar a nuestros hijos a respetar la fauna y la naturaleza que componen el mundo es acercándoles a ella. Sudáfrica es un buen punto de partida para iniciarse en los populares safaris. El parque Kruger, uno de los más conocidos del continente africano, cuenta con gran variedad de animales salvajes que permiten familiarizarse con las diferentes especies y contemplar a los más grandes. En total, en este reserva natural se han llegado a contabilizar más de 500 tipos de aves y 147 de mamíferos. Algunos de los más ansiados son los elefantes, leones, guepardos, rinocerontes o hienas, entre otros. Ver cómo se desenvuelven libremente en su hábitat, están en familia o se acercan a los lagos a bañarse es uno de los mejores espectáculos que la naturaleza puede regalarnos y que permitirá a nuestros hijos a que valoren el mundo como se merece.

Escocia

Lago Ness

Las historias de monstruos siempre han suscitado el interés de los niños. En ocasiones por temor, en otras porque se imaginan combatiendo contra ellos como si se tratasen de súper héroes. Si hay un lugar cuya leyenda ha dado la vuelta al mundo, entonces ese es Escocia. Su afamado Nessi ha captado la atención de viajeros de todas las partes del mundo, quienes se acercan hasta el lago Ness con esperanza de ver algún signo de vida. Lamentablemente, este dinosaurio acuático no deja de ser una leyenda, aunque es una buena historia para contarles a los niños mientras se realiza una ruta por sus alrededores. Las Highlands también es tierra de castillos, de caballeros y princesas. Una visita al Eilean Donan, la más bella de sus fortificaciones; un paseo por la isla de Sky; por las numerosas playas desérticas del norte; o pararse a contemplar las populares vacas peludas de las tierras altas son algunas de las actividades que se disfrutan más en familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>