Budapest: tres balnearios con historia

Budapest es la capital europea de los balnearios. La ciudad por la que discurren 118 manantiales de aguas medicinales con temperaturas que oscilan entre los 0ºC y los 80ºC. No se puede visitar sin acabar dándose un chapuzón. La variedad de termas es bastante amplia, las hay de la época romana, en la que se descubrió las propiedades curativas de estas aguas denominando la ciudad como Aquincum; y de estilo turco, pues fue durante el Imperio otomano cuando se construyeron la gran mayoría de ellas. Como elegir un balneario es complicado, os mostramos los tres más populares y las principales características de cada uno de ellos.

Balneario Gellért

Budapest_gellert

Sorin Colac / Shutterstock.com

Es el más conocido, sobre todo porque en su piscina central se grabó un anuncio de Danone. Fue construido entre 1912 y 1918, aunque sus aguas medicinales provenientes del monte Gellért datan de la Edad Media. También es el más bonito, ya que ha logrado conservar su estructura original a pesar de los desperfectos sufridos durante la Segunda Guerra Mundial. En total cuenta con 8 piscinas termales, una piscina de olas en sus exteriores y otra convencional en su interior, donde precisamente se grabó el popular anuncio televisivo.

Balneario Széchenyi

Balneario Széchenyi

Es uno de los balnearios más grandes de Budapest y de Europa. También de los más famosos, pues sus piscinas de agua caliente exteriores rodeadas de nieve son una de las estampas más conocidas de la ciudad. Fue inaugurado en 1913 y es de estilo neogótico. En total cuenta con 15 piscinas, tres de ellas en el exterior y con unas temperaturas de hasta 78ºC. También cuenta con varias de olas y de agua fría, donde aguantar en ellas es todo un reto. Este es el único balneario que se encuentra en la parte de Pest, justo detrás de la plaza de los Héroes.

Balneario Rudas

Budapest Rudas

De estilo turco, estos baños fueron levantados en 1550 durante la ocupación otomana. Su principal característica es la forma octogonal de su piscina central, así como su gran cúpula de 10 metros que la cubre. En sus vértices hay pequeñas piscinas de diferentes temperaturas. También está en la parte de Buda, no muy lejos de las Gellért y, en este caso, es conocida por sus fiestas nocturnas de música house de hace unos años. Eran las conocidas pool-parties.

Otros balnearios que se pueden encontrar en Budapest son las termas Király, que son los baños turcos más antiguos de la ciudad. Este se caracteriza porque no es mixto, sino que hay días especiales para hombres o para las mujeres. También las termas Lukács, que datan de la Edad Media; o el balneario Palatinos, ideal para los que viajan con niños pues tienen un montón de toboganes y piscinas dedicadas a ellos.

Budapest: tres balnearios con historia
5 (100%) 1 vote

Comments are closed.