Siéntete Indiana Jones en Petra en este decorado de película

Asia sorprendente

Ningún viaje a Jordania puede obviar una visita a Petra, una de las atracciones turísticas más conocidas del mundo y, sin duda, el punto más atractivo en cualquier itinerario por el país. Petra es un lugar único, uno de esos sitios a los que habría que peregrinar al menos una vez en la vida. Situada en un desierto y escondida tras la montañas, nadie sospecharía que se encuentra ahí. Precisamente por lo escondido y protegido que resultaba el lugar, la construyeron allí.

Petra es “la ciudad rosada”; el más fabuloso y misterioso enclave que uno puede visitar en el país árabe. Esta ancestral ciudad de origen nabateo fue esculpida sobre roca arenisca entre el siglo V a.C. y el año 105 d.C. Tras la desaparición del imperio nabateo, fue habitada durante siglos por beduinos que protegían y ocultaban su existencia a extraños, hasta que en 1812 un explorador suizo llamado Johann Ludwig Burckhardt la descubrió.

Jordania_02

Para llegar hasta sus famosos templos hay que entrar en un desfiladero de 1,2 km de longitud que da paso a la ciudad tallada en piedra. Cuando, por fin, el desfiladero se abre y desemboca frente a la celebérrima fachada del Tesoro (en realidad un monumento funerario dedicada al rey Artes IV), cualquier viajero queda pasmado por la majestuosidad de la vista.

Hay muchos rincones que visitar en Petra, además de la conocida imagen del Tesoro. De hecho, se pueden destinar varios días a deambular por la zona haciendo rutas a pie sin llegar a explorar por completo los restos de la ciudad. Pero vale la pena no perderse  Ad-Deir, un monasterio que, junto a unas vistas espectaculares del desierto, es el segundo monumento más famoso de Petra. Para acceder a él hay que llegar a la zona de los restaurantes y ascender los 800 largos escalones. Estamos ante un paraje desértico donde las temperaturas pueden llegar a más de 40º en verano y donde el sol siempre está acechando. Sea invierno o sea verano hay que llevar agua (aunque la venden en muchos puestos), un sombrero o un hyjab (pañuelo árabe), ropa ligera, gafas de sol y una mochila con comida. Y la cámara de fotos, naturalmente.

 Ven a descubrir este decorado natural de la película de Indiana Jones y siéntete el protagonista de la aventura.

circuitos por Jordania

Siéntete Indiana Jones en Petra en este decorado de película
5 (100%) 2 votes

Comments are closed.