Los contrastes de Ciudad del Cabo

Maravillas de África
Sudafrica_014

Ciudad del Cabo fue el lugar escogido en Sudáfrica por un grupo de plantadores de lechugas holandeses que pretendían combatir el escorbuto y las muertes que se propagaban por los barcos de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales que iban hacia Asia. Hoy es probablemente la ciudad más abierta de todo el continente.

Desde Ciudad del Cabo se puede bajar hasta el Cabo de Buena Esperanza y detenerse en algunas de las bahías y playas que se encuentran por el camino. Luego, tras el Parque Natural del Cabo, donde en 1488 doblaron los barcos del portugués Bartolomé Díaz, se sube la península por su lado este hasta Boulders Beach, donde se puede contemplar una playa poblada de pingüinos; vale la pena llegar a Kalk Bay, que cuenta con una maravillosa lonja de pescado, llena de restaurantes. Y a Muizemberg Beach, con sus violentas olas y sus casetas de colores donde se cambian los surfistas, formando un conjunto encantador.

Sudafrica_014

En Ciudad del Cabo hay dos lugares neurálgicos: la calle Long Street, con tiendas para turistas a precios bajos (hay que regatear) y de estilo más africano, y el Waterfront, un enorme centro comercial lleno de comercios de lujo y restaurantes.

Long Street es también la calle de la marcha nocturna. Es un ambiente enloquecido, lleno de bares, en el que vale todo. Hay puntos un tanto discutibles en los que hay que estar prevenido de noche, pero es un lugar seguro por la masiva afluencia de gente.

Para los que buscan un ambiente más sofisticado, la discoteca Hemisphere, en la planta 31 del Absa Centre, es una opción. Para los que vengan en domingo, lo más es ir al café Capricce, frente a la playa, y a  la elitista y bella zona de Camps Bay a terminar la noche. Si hace buen tiempo la gente está en la calle frente a los locales.

Ciudad del Cabo es un lugar más seguro que otras ciudades sudafricanas. El centro, desde Gardens a Sea Point, está tomado por la policía. De todos modos, hay que valorar si vale la pena adentrarse en los townships, donde se concentra la miseria. Si se tiene interés en visitar estas zonas para conocer la realidad de la parte menos favorecida de la sociedad sudafricana, como en las zonas de Guguletu, Langa o Khayelitsha, es recomendable contratar alguno de los tours organizados que se ofrecen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>