Las playas de Aqaba, la ventana de Jordania al Mar Rojo

Asia sorprendente

Históricamente Aqaba estaba unida a la ciudad de Eilat, que ahora está en el lado israelí de la frontera. Aqaba ha vivido un rápido desarrollo en los últimos años, y actualmente han mejorado mucho sus infraestructuras. El mayor atractivo de esta ciudad fronteriza con Egipto, Israel y Arabia Saudita es su playa. El Mar Rojo forma aquí un golfo que se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Jordania debido especialmente a su importancia como destino para submarinistas. Las aguas están templadas todo el año (oscilan entre los 20 ºC en invierno y los 27 ºC en verano), y la franja de costa de unos 20 km que va desde Aqaba hasta la frontera con Arabia Saudí es una de las zonas más apreciadas por los buceadores internacionales.

Plantilla-FB

Sus arrecifes de coral albergan una excelente biodiversidad, y muchos de ellos todavía se encuentran en muy buen estado de conservación, en comparación con zonas costeras del Sinaí o de Shamr El Sheik, que sufren las consecuencias de una presencia humana mucho más intensiva. Así, es fácil encontrar en una inmersión a peces mariposa, peces ángel, peces loro, meros o morenas.

El arrecife nace, literalmente, en el borde del agua y se pierde en un desfiladero submarino a pocos metros de la orilla. En verano es común ver tiburones ballena o mantarrayas en febrero, y todo el año pecios de antiguos naufragios en el fondo del mar.

Para los que prefieran el snorkel el jardín japonés es el enclave perfecto pues posee una flora y fauna sorprendente a poca profundidad. Sorprenden la presencia de tortugas carey residentes o sus formaciones de barracudas. Es conocido como uno de los sitios más hermosos y accesibles de Aqaba.

Y después de practicar el buceo, nada mejor que probar el atún fresco que se sirve en muchos de los restaurantes de la ciudad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *