Sexo en Nueva York 2

“Han pasado dos años y en dos años pueden pasar cosas extraordinarias”. Dos años esperaron los fans de Sexo en Nueva York para ver la segunda película de la sensacional serie. Después de lo que parecía la respuesta a muchas incógnitas que se dejaron sin contestar en la última temporada, surge otra cuestión: ¿Qué ocurre después del “sí quiero”?

Carrie Bradshaw se adentra en la aventura del matrimonio con el amor de su vida, Mr. Big, pero, ¿qué pasa después? ¿Es todo el camino de felicidad y glamour? En esta segunda trama la famosa escritora nos muestra otra faceta de la vida.

Pero, ¿Qué mejor que darle un giro inesperado a esta narración que hacerlo rodeándose de lujo en Oriente Próximo? Esta vez “las chicas” viajarán más allá del horizonte para mostrarnos como afrontan sus problemas y aventuras con más clase que nunca.

sny2

La Película

En su primera aparición en la gran pantalla, Carrie por fin se casa con Mr. Big, Charlotte consigue la familia que siempre había deseado con un marido y dos niñas entrañables, Miranda se reconcilia con Steve y se mantienen como una familia unida, y finalmente Samantha vuelve a  sus andadas como soltera.

Esta vez vemos que aunque sus vidas parecen perfectas, rodeadas de glamour y lujo, eventos, moda y hombres, también tienen que hacer frente a problemas, como el resto de los mortales. Cuestiones como la rutina en el matrimonio, la menopausia, el paro o “los terribles dos años” de un niño, amenazan a nuestras cuatro amigas.

En una ocasión, las chicas deciden poner en marcha un plan alternativo, acudiendo al estreno de la nueva película de Smith Jerrod, expareja de Samantha. Una vez allí ella, como relaciones públicas del protagonista, conoce al productor de la película, un rico Jeque. Todo parece ir sobre ruedas y el poderoso Jeque acaba invitándola a Abu Dhabi para que se encargue de gestionar las relaciones públicas de sus negocios. Una oferta como ésta resulta irrechazable, pero Samantha pone una condición, llevarse a sus chicas. Resultado: Una semana a todo lujo en Abu Dhabi con los gastos pagados para las cuatro.

Llegados a este punto ya disponemos de todos los ingredientes para hacer del film un éxito rotundo, aquí empiezan a desplegarse las maravillas del cine… De inicio, la principal opción para grabar el largometraje fue Dubai, destino que conjugaba lujo y tradición, pero se consideró que su contenido era demasiado subido de tono para el Emirato, por eso se escogió Abu Dhabi. Sin embargo en el segundo Emirato, tampoco se contempló con buenos ojos, así que como alternativa se terminó rodando en Marruecos.

Marrakech recibió a Sexo en Nueva York con los brazos abiertos, ofreciendo todos sus mágicos rincones para que formaran parte del mito americano. Así que mientras el espectador se traslada a la fascinante Abu Dhabi todo el reparto se encuentra en el norte de África.

Marrakech  y paralelismos

Su viaje empieza embarcando en la línea aérea privada del Jeque, en el cada una tiene su propio compartimento. Trasladándolo a la vida real el avión equivaldría  a la primera clase de líneas aéreas como Emirates, ya que la película se inspiró directamente en ésta.

sex-and-city2

a380-emirates-dual-cabin

Para seguir con el máximo confort durante toda su estancia en los Emiratos Árabes se les dispone de 4 coches, uno para cada una, pero no cualquier modelo sino de 4 Daimler AG Maybach del 62.

Cuando llegan a la entrada del hotel, este se les presenta como un palacio de Medio Oriente ante sus ojos. Un precioso edificio tradicional pero a la vez lujoso e imponente. Se trata del Hotel Mandarin Oriental en Marrakech, en el cual nuestras protagonistas tienen una planta entera para ellas y un mayordomo 24h para cada una.

Taj_Marrakech_1
Dos hoteles que harían un paralelismo en los Emiratos Árabes serían en primer lugar el Emirates Palace, en Abu Dhabi con un marcado estilo oriental y sin duda con un lujo exquisito. En segundo lugar estaría el hotel más caro del mundo, el hotel Atlantis The Palm en Dubai, sueño de cualquiera que le guste el lujo al más puro estilo oriental.

Emirates-Palace-T

shutterstock_154503155

 

En una de las salidas que hacen por Abu Dhabi Miranda y Carrie se van de paseo por el zoco, un mercado típico de Oriente con muchos puestos que se venden desde especias y comida, hasta alfombras, y por supuesto, zapatos, debilidad de la protagonista. En la película se encuentran en el zoco de Marrakech, uno de los más famosos.

zoco 1[3]

Otra de las actividades que destacan del Oriente Próximo es descubrir el desierto de distintas maneras. En la película las chicas se suben a lomos de un camello, pero con un estilo inigualable para llegar a una Jaima a hacer un descanso. Una Jaima es una tienda en medio del desierto donde se suele tomar el té o pasar la noche para contemplar el mágico cielo estrellado. Mientras Carrie y sus amigas disfrutan de una preciosa tarde aparece otro huésped del hotel. Es un arquitecto danés que desde el primer momento tiene una conexión con Samantha. Él muestra la otra manera de pasear por las dunas, en 4×4.

sex_and_the_city_2_19

sex_and_the_city_2_12

Sin duda es una película que hará vivir el sueño de las mil y una noches muy de cerca y con mucho estilo.

Esperamos que próximamente haya más aventuras de estas 4 amigas, ya que en distintas ocasiones más de una persona del reparto de Sexo en Nueva York afirmó que no tendría ningún problema en realizar una tercera parte y que aún quedan muchas historias sobre Carrie Bradshaw por contar…

¡Hasta el próximo destino!

Sexo en Nueva York 2
5 (100%) 1 vote

Comments are closed.