Sexo en Nueva York, la película

“Nadie desayuna con diamantes y nadie vive romances inolvidables”. Con esta frase comenzaba en 1998 uno de los mayores éxitos televisivos de la historia. La frase continuaba: “…más bien desayunamos a las 7 de la mañana y tenemos líos que procuramos olvidar cuanto antes…”.
Unos “manolos” en los pies. Algún que otro Cosmopolitan. Cuarentonas promiscuas de clase alta. Fiestas, coffee shops, apartamentos de lujo en Manhattan, vacaciones en los Hamptons… ¿Banal? ¿Glamuroso?
¿Cúal es el truco de Carrie Bradshaw para camelar al espectador? Todos queremos vivir como estas chicas: sus trabajos como galerista de arte, organizadora de eventos, abogada de un bufete de prestigio o columnista del “New York Star”, su azarosa vida social entre exposiciones, presentaciones de libros, estrenos de películas o entregas de premios…

 

cuatro-amigas
¿Quién protagoniza esta película? Nueva York, la ciudad de las ciudades, la capital del mundo contemporáneo, una ciudad que encierra muchas ciudades: Manhattan, Brooklyn, Queens, Staten Island, El Bronx, Wall Street…
Es el Nueva York de “Desayuno con Diamantes” de Audrey Hepburn, “Manhattan” de Woody Allen, del “Alfie” de Jude Law, de “Otoño en Nueva York” de Richard Gere, del “Wall Street” de Michael Douglas… Posiblemente la ciudad más cinéfila del planeta.
Hoy hablaremos del Nueva York de “Sex and the City”, de Carrie y sus amigas, que principalmente se mueve en Manhattan, el distrito neoyorquino más característico: el Empire State, el edificio Chrysler, el Rockefeller Center, los musicales de Broadway, el centro financiero de Wall Street, la Universidad de Columbia, Harlem, el Museo de Historia Natural, el World Trade Center, Chinatown, el mítico Central Park, Times Square, la Quinta Avenida, el Metropolitan Museum , el MoMA…
¿Quién no ha visto un episodio de las aventuras de estas chicas?

 

La Película
La serie había finalizado en 2004 tras el éxito de 6 temporadas en emisión en la HBO. Muchas incógnitas habían surgido entre los millones de fans de la serie: ¿Se casaría Carrie Bradshaw con Mr. Big? ¿Lograría Charlotte su tan ansiada familia? ¿Sería feliz Miranda por fin junto a Steve? ¿Seguiría Samantha toda su vida siendo una devoradora de hombres o formalizaría su relación con su apolíneo novio 20 años más joven que ella?
En mayo del año 2008 se estrena “Sex and the City: the movie”, curiosamente en Londres. Su director fue el mismo que el de la serie, Michael Patrick King.
Se estrenó a su vez en EEUU, Canadá, llegando a España en junio. Su éxito en taquilla fue instantáneo como cabía esperar.
Como siempre, nuestras protagonistas serían Sarah Jessica Parker como Carrie Bradshaw, Kim Cattrall como Samantha Jones, Cynthia Nixon como Miranda Hobbes y Kristin Davis como Charlotte York Goldenblatt.

 

movie poster
El argumento se basa en la continuación de sus vidas: Carrie, esa treintañera cada vez más cerca de la cuarentena, está muy cerca de casarse con su eterno… ¿Novio?, ¿amor?… ¿Cómo definir a “Big”?
Es el hombre que aparece y desaparece varias veces en la vida de una mujer, aquel que puede parecer que no sabe lo que quiere, o saberlo demasiado bien… Quién sabe…
Carrie sigue con su vida, su columna semanal, sus amigas: Charlotte, la más familiar y tradicional del grupo, condenada a no tener familia; Miranda, la más independiente, condenada a una pareja con mil dudas y a un hijo; Samantha, condenada a pasar por la cama de más de mil hombres… ¿condenada?
Y Nueva York… Siempre Nueva York.

La Ciudad
Existe en Nueva York incluso un recorrido “Sex & the City” que comienza, como no, en el apartamento donde nuestra protagonista reside.
Varias veces se menciona que Carrie vive en Upper East Side, cerca de Madison Avenue, sin embargo la localización donde se rodaron los exteriores de su apartamento en realidad estaba en el West Village (66, Perry Street).
La fachada de su casa está en la mente de todos: allí aparece siempre Big con su chofer, allí besó tantas veces a Aidan al despedirse… Desde esa ventana mira a la ciudad cuando delante de su portátil le falla la inspiración.
Otro de los espacios más recurridos en la serie y que tiene especial relevancia en la peli es el Coffee Shop del Soho. Aquí las chicas suelen mantener esas conversaciones tan animadas en las que se mezclan temas tan variados como moda, sexo o gastronomía, junto a charlas más íntimas en las que intentan solucionar sus problemas amorosos.
El local utilizado en el film era en realidad una antigua galería de arte reconvertida a día de hoy en una franquicia de una famosa marca de moda con un amplio escaparate. La magia del cine es así, y puede hacernos ver aquello que soñamos.
Cuando Carrie desea hablar de forma más íntima suele hacerlo con Miranda comiendo un delicioso pastel en Magnolia Bakery, la pastelería más famosa de Manhattan. Dicen que sus cupcakes pecan de dulzones, y que no son los mejores de Manhattan, no obstante os invitamos a probarlos. Está en 401 Bleecker Street.
No podríamos seguir hablando de Nueva York sin mencionar Central Park, uno de los parques urbanos públicos más grandes del mundo, con cerca de 4 kilómetros de extensión y 340 hectáreas, donde podemos encontrar praderas, lagos artificiales, cascadas y zonas que parecen un auténtico bosque. Dentro del propio parque también se encuentra el Zoo de Central Park.
Con unos 25 millones de visitantes al año, Central Park es el parque más visitado de los Estados Unidos.
Aunque pueda parecer un pulmón verde natural, varios de sus lagos son artificiales y tiene además dos pistas de patinaje sobre hielo. Alberga además varias construcciones interesantes entre las que destaca el Castillo Belvedere. Se trata de un auténtico castillo de estilo victoriano diseñado en 1865.

central park def

El edificio es en la actualidad la sede del observatorio meteorológico de Nueva York, pero es también es muy apreciado por los turistas debido a la panorámica que ofrece del parque y de sus alrededores.

Una de las escenas más famosas de “Sex & the City” se desarrolla en una de sus numerosas fuentes: Columbus Circle Fountains en Central Park West con Brodway. Allí Carrie rompió su compromiso con Aidan ya que aún no estaba preparada para el matrimonio.
Sin esta ruptura no se habría llevado a cabo el reencuentro con “Big”, y sin éste no habría existido el nuevo compromiso que da lugar a esta película. La historia de Carrie con Big es tortuosa, se desarrolla durante las seis temporadas que duró la serie y, como no, es motivo esencial de la película.
Una de las escenas más glamurosas del filme se desarrolla en el impresionante restaurante Buddakan, dónde se celebra la cena previa a la boda de Carrie y Mr. Big. Está en el 75 de la 9ª Avenida.
La decoración del local es una mezcla entre barroco, minimalista y oriental, con una luz muy íntima que da lugar a un espacio óptimo para cenas románticas, así como para cenas de carácter colectivo a lo largo de sus mesas. La gastronomía exquisita, en sintonía con su arquitectura.

Hablando de arquitectura, destacaremos otro espacio que bajo nuestro punto de vista es esencial en la película: la Biblioteca Pública, donde acude Carrie por casualidad a devolver unos libros y decide que es el lugar dónde desea llevar a cabo la ceremonia nupcial. Está en el 476 de la 5th Av.

public library
Esta espectacular construcción ha sido utilizada en múltiples películas de Hollywood, destacando entre ellas “Los Cazafantasmas” de 1984, donde Bill Murray y Dan Aykroyd perseguían a un fantasma guasón, o “El día de mañana” de 2004, protagonizada por Dennis Quaid.
Allí Carrie recibe el mayor varapalo de su vida: con su impresionante vestido de Vivianne Westwood, tocado de pluma incluido, sube la escalera de la espectacular biblioteca para descubrir que allí no la espera su amado Big.
A modo de anécdota un secreto: ¡¡Sarah Jessica Parker se casó en la vida real vestida de negro!! En la ceremonia llevada a cabo en 1997, la actriz decidió optar por la discreción más absoluta para su boda con el actor Matthew Broderick. Llegó a declarar mucho después en una entrevista que se arrepentía de aquella decisión, y que hoy hubiera optado por el tradicional blanco.
No os desvelaremos como continúa la historia, para aquellos que no hayáis tenido el placer de disfrutar de esta divertida película. Sólo os comentaremos que hay una luna de miel por medio en un país exótico muy recomendable.

Quizá en un próximo circuito por EEUU pases por allí en otra visita cinéfila, ¡hasta pronto viajeros!

Sexo en Nueva York, la película
Puntúa este post

Comments are closed.