Qué ver y hacer en Islandia: los imprescindibles

qué hacer en Islandia

Son muchas cosas las que ver y hacer en Islandia: géiseres activos, parques naturales, cascadas, cañones, lagunas, volcanes y glaciares. Este país es una explosión de naturaleza allí donde vayas, además de tener preciosos pueblos de cuento donde perder la noción del tiempo.

Qué ver en Islandia

La buena noticia es que todo, o casi todo lo más importante que ver en Islandia, es cómodamente alcanzable si haces la ruta circular Ring Road 1, que bordea todo el país. Saliendo desde Reykjavik puedes dar la vuelta completa a Islandia. Los principales lugares de interés son accesibles desde esta sencilla carretera de dos carriles.

Veamos cuáles son los lugares que no te puedes perder durante tu visita a Islandia, toma nota de las siguientes recomendaciones:

El Gran Geysir

Sin duda, este géiser, es una de las cosas obligatorias que ver en Islandia, de hecho, es el más grande de todo el mundo. Ahora bien, debido a la estupidez humana, esta increíble obra de la naturaleza ha dejado de manar agua. Los turistas, a base de arrojar piedras y objetos lo han colapsado.

No obstante, si quieres ver un géiser en acción, puedes visitar el Strokkur, éste de momento se mantiene activo, y su chorro de agua hirviendo puede alcanzar los 20 metros de altura. Para llegar hasta ambos géiseres tienes que ir a la colina Laugarfjall en el valle de Haukadalur.

Landmannalaugar

Dentro del Parque Natural de Fjallbak, está esta increíble ruta de trekking, considerada una de las más bellas del mundo. Puedes hacerla en una excursión de un día, o tomártelo con calma y emplear de 3 a 4 días. El recorrido va desde Landmannalaugar hasta el glaciar Borsmork, a lo largo de 55 kilómetros.

Esta excursión es una de las cosas que hay que hacer en Islandia al menos una vez, eso sí, ten en cuenta que sólo podrás acceder durante el verano.

Cascada Seljalandfoss

qué ver en Islandia

Esta famosísima cascada es tan impresionante que no podrás dejar de fotografiarla. Además de la caída de agua, si la bordeas podrás ver una increíble cueva. Si subes a la cima de la cascada, las vistas son realmente apabullantes.

Otras cascadas que también puedes ver aprovechando la visita a la anterior, son las de Skógafoss, con más de 60 metros de altura. Y también la de Gljufurarfosss, más desconocida pero también digna de descubrir.

Arco de Dyrholaey

El arco de piedra de Dyrhólaey lo puedes contemplar durante tu visita a la playa de Reynisfjöru. Desde allí también puedes subir al acantilado del cabo de Reynisfjall, hogar de miles de frailecillos, unas bonitas aves que viven en Islandia durante la primavera y el verano.

Puedes aprovechar la excursión para visitar el precioso pueblo de Vik y contemplar toda la zona, que es reserva natural protegida. Si vas en mayo y junio, además de los frailecillos, podrás avistar gaviotas árticas, fulnares y otras aves propias de la zona.

NO TE PIERDAS NADA
Suscríbete a nuestra Newsletter
Recibe ofertas de nuestros mejores viajes con descuentos hasta -50% en tu email
Invalid email address
Pruébalo. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Cañón de Fjadrárgljúfur

De todo lo que ver y hacer en Islandia, bordear el cañón de Fjadrárgljúfur es obligatorio. Durante dos kilómetros puedes caminar por el flanco izquierdo de este cañón de cien metros de profundidad cubierto de un verde intenso.

Al final del sendero, podrás ver cómo varias cascadas vierten sus aguas en el fondo del gran coloso. Para disfrutar de todo su esplendor, te recomendamos visitarlo durante la primavera y el otoño.

Glaciar Vatnajökull

Este glaciar es el más grande de Islandia y ocupa el segundo lugar en tamaño de toda Europa. Sus 8.100 kilómetros cuadrados albergan un promedio de hielo de 400 metros, pudiendo llegar incluso a los 1000 metros, por lo que te puedes hacer una idea de la magnitud.

En la misma visita, puedes ver también las tres lagunas glaciares de Jökulsárlón, Breidárlón y Fjallsárlón. Las tres lagunas son realmente espectaculares, y albergan colonias de focas que, aunque no suelen estar visibles, igual tienes suerte y puedes fotografiarlas. Eso sí, siempre desde el respeto a su hábitat natural y sin contribuir al deterioro del paisaje.

Seydisfjördur

Un lugar imprescindible que ver en Islandia es este pueblito pesquero, que posee uno de los puertos más famosos del país. Aquí podrás probar las especialidades culinarias islandesas, sobre todo las de pescado como era de esperar.

Su situación en los fiordos orientales del país, y sus apenas 676 habitantes, hacen de este pueblo un lugar realmente entrañable. Sus casitas de colores le dan un aire bohemio de lo más encantador.

Zona volcánica de Hverir

Seguimos con los lugares obligatorios que ver en Islandia y nos encontramos con esta zona volcánica junto a la colina de Námafjall. Ante tus ojos se desplegará una sucesión de colores imposibles, enormes cráteres, fumarolas y grandes nubes de azufre.

Para disfrutar de todo el espectáculo, te aconsejamos seguir el sendero que asciende a lo alto de la colina, para luego bajar hasta el punto de partida y que toma hacerlo unas dos horas. Las vistas desde lo alto de la montaña abarcan toda el área volcánica además del lago Myvatn.

Y para terminar con todo lo que ver y hacer en Islandia, que mejor que sumergirte en las relajantes y curativas aguas del Blue Lagoon. Este balneario geotermal, situado en la península de Reykjanes, está a tanto sólo 39 km. de Reykjavik. Un fin de viaje sin duda espectacular para un país que jamás olvidarás.