Mejor época para viajar a Austria

¿Cuál es la mejor época para viajar a Austria? Cuando uno piensa en este país, en seguida se vienen a la cabeza imágenes de prados de verde intenso entre colinas exuberantes. Austria tiene mucho de eso, ciertamente, pero también es una región llena de maravillosa arquitectura medieval, museos modernos y una gran oferta de ocio, cultura y gastronomía. Por eso, si queremos disfrutar de todos lo que nos ofrece el país, es importante saber en qué momento viajar a Austria, dependiendo de que el tipo de turismo que estemos buscando.

cuándo viajar a Austria

Mejor época para viajar a Austria

Debido a su ubicación geográfica y a la topografía, el clima del país es muy estacional y varía bastante de unos meses a otros. Esta variación de las condiciones climáticas es importante en el tipo de vacaciones que estemos planeando. Aquí te dejamos algunas pistas que te ayudarán a decidir en qué momento viajar a Austria.

Viajar a Austria en Primavera

Durante esta estación la temperatura oscila entre los 9 y los 15ºC por lo que es un clima excelente para recorrer el país. Los días son templados, pero no tanto como para que prefieras cobijarte en el interior. La nieve está empezando a derretirse y los árboles ya se están llenado de hojas nuevas. Es la mejor época para visitar Estiria, ya que en abril se celebra un peculiar festival cultural. También es época de festividades de Pascua, muy importantes para los vieneses.

Los amantes de la gastronomía, disfrutarán del Genussfestival, en mayo. En primavera hay poca afluencia turística, lo que ofrece la oportunidad de interactuar más estrechamente con los lugareños y conectar mejor con la cultura del lugar. En primavera, aún no estamos en temporada alta, por lo que los precios son más económicos. Es un buen momento para visitar la ciudad de Hofburg, donde se ubican algunos de los palacios y monumentos más majestuosos del país. También es el tiempo ideal para salir de excursión a la naturaleza y recorrer los frondosos senderos alpinos.

Verano

Austria en verano

La temperatura fluctúa entre los 17 °C y los 22 °C, así que las temperaturas son muy estables a lo largo del día, algo que resulta muy agradable. En verano se celebran multitud de festivales y grandes eventos. Por ejemplo, se puede disfrutar delFestival de Salzburgo, el de Viena o el del Arco Iris. Puede ser la época del año favorita para los amantes de la música, sobre todo si visitan Viena donde se organizan múltiples festivales de música de todo tipo como el Jazz de Viena, el Festival de Música Antigua o el Verano de Música de Viena. Los días de verano son muy largos y en una sola jornada se pueden visitar varios lugares. Podría decirse que es la mejor época para viajar a Austria si solo puedes estar unos pocos días y quieres aprovechar muy bien el tiempo. Por supuesto, el verano es perfecto para el turismo de naturaleza y los deportes acuáticos.

Otoño en Austria

Viajar a Austria en otoño

Con temperaturas de entre 10 °C y 15ºC, el otoño es una estación realmente idílica. No hace ni mucho calor y ni demasiado frío y hay alguna lluvia pasajera.  En esta estación se celebra la Viennale, un festival de cine de renombre internacional que hará las delicias de los amantes del séptimo arte. Noviembre es temporada de bailes en Austria. Los más famosos y concurridos son el Philarmonic Ball y el Bonbon Ball. Si te preguntas en qué momento viajar a Austria, los meses de septiembre a noviembre son perfectos ya que podemos realizar actividades al aire libre sin riesgos climáticos y a la vez conseguir un recorrido más económico. Además, los bosques se convierten en una auténtica paleta de colores que merece mucho la pena visitar.

Invierno

La temperatura desciende y oscila entre -7 °C y 5 °C y comienzan a caer nevadas en todo el país. Los Alpes están cerca por lo que el frío puede ser intenso y también hay que tener en cuenta que hay días de niebla espesa. En esta época no hay demasiados festivales culturales excepto el famoso concierto de Año Nuevo en Viena.

Sin embargo, las festividades navideñas en Austria son de una belleza insuperable. La localidad de Alpbach, ofrece una estampa idílica para visitar en Navidad. El pueblo medieval de Feldkirch, también es un punto que se recomienda añadir al itinerario de visitas. Los viajeros más románticos pueden disfrutar del mes del amor en una ciudad tan especial como Viena, un escenario perfecto para las parejas de enamorados. Y por supuesto, Austria en invierno es el destino perfecto para los amantes de los deportes de nieve.  El apacible y pintoresco pueblo de St. Anton am Arlberg se ha convertido en la capital del esquí del país. Sus resorts se remontan a 1901, pero tiene el toque de modernidad necesario para ofrecer todas las comodidades que uno busca en una escapada de invierno.